Trastornos hormonales de los caballos

Los trastornos que producen un exceso de hormonas deben ser removidos de forma quirúrgica, mientras que los problemas en los que no existen las suficientes hormonas son tratados con fármacos de por vida.
Trastornos hormonales de los caballos
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 30 noviembre, 2021

Las hormonas son un tipo de mensajeros metabólicos que regulan muchísimos mecanismos del cuerpo. Gracias a ellas, los diferentes órganos y los sistemas se comunican entre sí para reaccionar de manera adecuada ante el ambiente. En los caballos, estas moléculas son producidas por diferentes glándulas, las cuales pueden sufrir alguna afección que provoque un trastorno hormonal.

Estas moléculas químicas de naturaleza mensajera tienen un gran efecto en el cuerpo. De hecho, complicaciones a nivel de una sola hormona ocasionan patologías, algunas tan graves como la diabetes. Si quieres conocer más sobre los trastornos hormonales que presentan los caballos, sigue leyendo este artículo.

El sistema endocrino del caballo

El sistema endocrino es el encargado de regular y de producir las hormonas que viajan por el cuerpo. Este consiste en una serie de glándulas que se ubican en diferentes partes del equino, con las que se conforman unos “pasos de control” que lidian con los mensajes químicos que se producen. Las estructuras más importantes de este sistema son las siguientes:

  • Glándula pituitaria (hipófisis): ubicada en el cerebro. Se encarga de producir hormonas que controlan gran parte del cuerpo. De hecho, algunos la consideran la glándula maestra por su importancia en el balance hormonal.
  • Glándulas adrenales: se localizan junto a los riñones. Estas estructuras se encargan de regular el balance de los minerales (sodio y potasio) y la producción de hormonas sexuales y metabólicas.
  • Páncreas: algunas regiones de este órgano producen hormonas que están involucradas en el metabolismo del azúcar (como la insulina).
  • Glándula tiroidea: glándula que rodea una parte del cuello y se encarga de producir hormonas que regulan el crecimiento.
  • Glándula paratiroidea: esta se encarga de regular el metabolismo del calcio y la formación de huesos. Produce las hormonas paratiroideas y la calcitonina.
¿Sabes lo que es la estomatitis vesicular equina?

Trastornos hormonales en caballos

Cuando alguna de las glándulas que conforman el sistema endocrino falla, se comienzan a producir hormonas en mayor o menor cantidad de lo necesario. Esto ocasiona que el cuerpo no detecte bien los mensajes y tengan lugar patologías metabólicas complicadas. En algunos casos es suficiente con proveer de manera externa la hormona faltante, pero no siempre es posible detectar el problema a tiempo.

Estos trastornos hormonales provocan signos clínicos muy evidentes en los caballos. De hecho, los problemas con la inestabilidad de las hormonas pueden ser tan grandes que comienza a cambiar el físico del animal. A continuación, se listan algunos de los trastornos más comunes en equinos.

Síndrome de Cushing equino

Esta alteración afecta a la glándula pituitaria y el sistema endocrino se inestabiliza. La causa suele ser un adenoma de pequeñas dimensiones (que no se considera cáncer). En consecuencia, esta estructura pierde su capacidad de controlar hormonas y ocasiona la sobreproducción de cortisol. Algunos de los síntomas del síndrome de Cushing son los siguientes:

  • Hirsutismo: crecimiento en exceso del pelo, el cual se comienza a rizar y se asemeja mucho a la lana de oveja.
  • Sudoración excesiva: en conjunto con el pelo largo ocasiona que se formen nudos difíciles de deshacer.
  • Pérdida de peso.
  • Pérdida de masa muscular.
  • Distribución anormal de la grasa: se forman “bolsas” de grasa en el cuello, sobre los ojos, en la base de la cola o en el prepucio.
  • Laminitis: inflamación de las láminas del casco.
  • Infecciones recurrentes.

Hipotiroidismo

Este problema hace referencia a un proceso en el que la glándula tiroides no produce la cantidad de hormonas adecuada. Por lo tanto, los caballos crecen de manera lenta y su físico no se desarrolla bien. Para reconocerlo, los signos clínicos más evidentes del hipotiroidismo equino son los siguientes:

  • Ganancia de peso.
  • Almacenamiento de grasa en cuello y en la base de la cola.
  • Letargia.
  • Intolerancia al ejercicio.
  • Capa de pelo delgada.
  • Infertilidad.
  • Abortos.
  • Gestación complicada.

Síndrome metabólico equino

El síndrome metabólico equino hace referencia a un conjunto de factores de riesgo que inducen problemas metabólicos y hormonales. De hecho, uno de ellos ocasiona que el caballo sea incapaz de disminuir la glucosa en su sangre. Esto es debido a que el cuerpo no “reconoce” a la insulina, la hormona encargada de regular la asimilación de la glucosa a nivel celular.

Debido a que no puede aprovecharse este compuesto, el cuerpo del animal procede a transformarlo en grasas (adipocitos). Sin embargo, estos lípidos secretan sustancias que le impiden al organismo detectar la insulina y agravan la situación. Los síntomas más comunes de este trastorno son los siguientes:

  • Obesidad.
  • Almacenamiento de grasa en cuello y en la base de la cola.
  • Laminitis.
  • Problemas reproductivos.

Hiperlipemia equina

Las hiperlipemias son trastornos que ocasionan la elevación de lípidos en la sangre. Dicho problema es ocasionado porque el cuerpo comienza a degradar grasas para cumplir con su demanda energética. No obstante, las señales hormonales que controlan el proceso hacen que se liberen más ácidos grasos en forma de triglicéridos. Debido a esto, el hígado sufre afecciones por el exceso de grasa.

Este problema suele ser poco común en caballos, pero tiene una prevalencia de entre el 3 y el 11 % en razas pequeñas (ponis) y en burros. Además, la mayoría de estos casos surgen como una consecuencia de enfermedades preexistentes. A continuación se listan algunos de los signos clínicos más evidentes:

  • Anorexia.
  • Letargia.
  • Depresión.
  • Adipsia (falta de sed).
  • Debilidad muscular.
  • Insuficiencia hepática (casos graves).
  • Ictericia.
  • Fiebre.
  • Diarrea.
Un ojo de un caballo blanco.

Los trastornos hormonales en los caballos pueden provocar serias afecciones a largo plazo. Por esta razón, es necesario estar atento a cualquier comportamiento extraño del equino. Ten en cuenta que algunos síndromes no tienen cura, por lo que necesitarán un tratamiento de por vida. Si quieres darle la mejor calidad de vida a tu caballo, sigue las indicaciones de tu veterinario.

Te podría interesar...
10 síntomas de enfermedad en caballos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
10 síntomas de enfermedad en caballos

Existen muchos síntomas de enfermedad en caballos. Aquí te traemos los más comunes y cómo detectarlos antes de que sea tarde.



  • Gómez, E. M. (2017). Respuestas neuroendocrinas inducidas por la acupuntura en el caballo. Universidad Complutense de Madrid.
  • Baker, J. R., & Ritchie, H. E. (1974). Diabetes mellitus in the horse: a case report and review of the literature. Equine veterinary journal, 6(1), 7-11.
  • de Castro, E. D. (2015). Aportaciones al diagnóstico endocrinológico de équidos (Doctoral dissertation, Universidad de Córdoba).
  • del Pino, F. J. G. (2009). Síndrome de Cushing en Equinos. REDVET. Revista Electrónica de Veterinaria, 10(7).
  • Osorio, J. H., & Echeverry, F. R. (2013). Actualizacion hipotiroidismo equino. Revista Luna Azul (On Line), (36), 348-366.
  • Zaldaña Soto, S. P. (2019). Síndrome metabólico equino y laminitis (Tesis de grado, Universidad de Chile).
  • García Atehortúa, E. (2018). Hiperlipemia en neonato mini horse (Doctoral dissertation, Corporación Universitaria Lasallista).