Beneficios de una dieta adecuada para los caballos

Camila O.Thomas · 22 marzo, 2019
Los caballos son animales con necesidades nutricionales específicas; aunque pueden comer alimentos preparados comercialmente, la mayor parte del tiempo un caballo necesita alimentos naturales

Una dieta adecuada es la principal fortaleza de un caballo. Los equinos son animales fuertes y poderosos, pero deben alimentarse de manera adecuada. Solo una alimentación balanceada mantendrá a tu caballo en condiciones óptimas.

La base de cualquier dieta equina debería ser forraje de excelente calidad. Sin embargo, existen diversas maneras de complementar la dieta de un caballo.

Un caballo no necesita complementos químicos como suplementos proteicos. Aunque estos puedan ser beneficiosos, un caballo puede obtener todos los nutrientes necesarios a partir de alimentos naturales.

Particularmente, en los meses de invierno la dieta de los caballos puede verse gravemente afectada. Durante esta temporada, el forraje fresco es escaso. Por esta razón, los dueños de caballos deben estar atentos para cubrir las necesidades nutricionales de sus animales.

Especialmente, un caballo necesita siempre estar adecuadamente hidratado. Sin suficiente agua, la salud de un equino puede sufrir graves consecuencias. Estos animales pueden descompensarse fácilmente y caer enfermos.

Alimentos para mantener una dieta adecuada

1. Pasto y plantas naturales

En una dieta natural, un caballo come principalmente hierba, grama y forraje naturales. El forraje de buena calidad contiene la mayor parte de los nutrientes que un equino necesita para vivir una vida saludable.

Pasto para caballos

Una gran cantidad de forraje es importante, pues mantiene la boca del animal limpia. La salud bucal es necesaria para la calidad de vida del equino, que de otra manera puede comenzar a sufrir enfermedades graves.

En la vida salvaje, los caballos se alimentan casi exclusivamente de forraje y pasto. Por esta razón, no suelen sufrir los problemas habituales en los equinos domésticos.

Muchos equinos bajo el cuidado de humanos suelen padecer problemas metabólicos e incluso obesidad. Aun así, es importante tener en cuenta que una dieta poco balanceada no es la única causa de estos problemas. En general, la falta de ejercicio y las predisposiciones genéticas son factores que influyen en el desarrollo de estas afecciones.

2. Heno

Muchos cuidadores equinos no pueden darse el lujo de alimentar a sus caballos con forraje de alta calidad todo el tiempo. Como muchos sabemos, mantener a un equino en buenas condiciones puede ser bastante costoso.

Heno para caballos

Así, una opción sencilla y adecuada es complementar la dieta de forraje con heno. No a todos los caballos les gusta el heno, así que es buena idea mezclarla con forraje. Esto abarata la alimentación del caballo sin desbalancear una dieta adecuada.

3.      Cereales

El cereal favorito de muchos caballos es la avena. Sin embargo, los equinos pueden comer otra clase de cereales como el maíz.

Es importante que los cuidadores tengan en cuenta que los equinos solo pueden comer cereales no procesados, y jamás en grandes cantidades. Los caballos no pueden comer trigo bajo ninguna circunstancia.

4.      Mezclas preparadas

El alimento para caballo que puedes conseguir en tiendas y cadenas comerciales es una opción apropiada para comidas ocasionales. Estas mezclas contienen una proporción adecuada de cereales, semillas de lino, pulpa de remolacha, melaza para obtener energía y sabor, salvado, vitaminas y minerales.

Las mezclas y los alimentos preparados pueden cubrir las necesidades nutricionales de un caballo. Sin embargo, es necesario que un cuidador no alimente a su caballo con mezclas de manera constante. Hacerlo puede causar desbalances en la dieta de un equino.

5.      Sal y minerales en pequeñas cantidades

Suplementos de sal y minerales pueden estar incluidos en las mezclas de forraje. Sin embargo, si tu caballo consume únicamente forraje o heno naturales, podría ser conveniente que complementes su dieta con suplementos minerales.

Nutrientes que necesita tu caballo

Muchos cuidadores han observado que sus caballos consumen más sal durante los meses calurosos del año que durante el invierno. Es importante que conozcas a tu caballo y entiendas sus necesidades alimenticias particulares antes de darle ningún suplemento.

6.      Premios

Muchos cuidadores premian a sus caballos con pequeños ‘bocaditos’. Los ‘bocaditos’ que más les gustan a los caballos son las manzanas, las zanahorias y otros vegetales.

Por supuesto, a los caballos les encanta comer azúcar, y siempre estarán felices de recibir estos ‘bocaditos’. Debes tener cuidado de no excederte al alimentar a tu caballo con esta clase de premios.

Mientras que los bocadillos de vegetales fibrosos son muy adecuados, el azúcar puede no serlo tanto. Aunque tu caballo se alegre al recibir azúcar, un exceso de glucosa en la sangre puede desencadenar una serie de problemas de salud, incluida diabetes.

Una dieta adecuada para los caballos se basa en forraje y heno. Recuerda que estos alimentos contienen la mayor parte de las vitaminas, minerales y fibra que tu equino necesita para mantenerse sano.

Es muy importante que, además de alimentar a tu caballo de manera equilibrada, lo mantengas siempre correctamente hidratado. Tanto en verano como en invierno, un caballo consume grandes cantidades de agua. La hidratación es un factor clave para la salud de cualquier mascota, pero especialmente para la dieta adecuada de los caballos.

  • Perrone, G. (2012) Prácticas de alimentación en caballos sangre pura de carrera en entrenamiento en la Repúbli-ca Argentina. Revista Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires.
  • Cordona Álvarez, A. (2012) Conceptos generales sobre ulceración gástrica de los caballos. Revista Colombiana de Ciencia Animal, Volumen 4, Número 1.