Todo sobre el olde english bulldogge: ¿es esta raza de perro adecuada para usted?

El oIde english bulldogge es una raza que comenzó su crianza en 1970, por parte del criador David Leavitt. Este can recordaba mucho al bulldog de los años 1800, los cuales fueron populares por las conocidas peleas con toros o "bull-baiting".
Todo sobre el olde english bulldogge: ¿es esta raza de perro adecuada para usted?
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 21 septiembre, 2022

La domesticación de los perros ha ocasionado que se generen diversas razas a lo largo del tiempo. Este sistema de crianza se basa en la selección de las características más atractivas de los perros, lo que cambia su apariencia y genera nuevos linajes únicos. Aunque no lo parezca, dicho proceso aún continua activo y cada cierto tiempo genera una nueva raza de perro, como el olde english bulldogge.

El olde english bulldogge es un perro de reciente creación originaria de Norteamérica. Como su nombre lo indica, comparte ciertos aspectos físicos con los bulldogs, pero resalta por presentar menos problemas de salud que estos últimos. Sigue leyendo este espacio y descubre todo acerca de esta peculiar raza.

El origen de la raza

La raza olde english bulldogge fue originada con la idea de recrear al extinto old english bulldog. Para ello, se cruzó al english bulldog actual con varias razas conocidas por presentar un cuerpo musculoso y fornido, como el bullmastiff, el american pitbull terrier y el american bulldog.

Si bien es cierto que el olde english bulldogge logró su cometido y se parece bastante al old english bulldog, también es cierto que el temperamento de ambos es diferente. Mientras que el primero es una raza cariñosa, atractiva, leal y excelente compañía, el segundo fue conocido por ser un perro bravo capaz de incluso luchar con los toros.

En un principio, el old english bulldog fue utilizado como un medio de entretenimiento en un deporte popular denominado “bullbaiting“. Este sangriento y desagradable evento consistía en incentivar la lucha entre un perro y un toro, lo que en muchas ocasiones provocaba finales letales para ambos organismos. Es más, esta es la razón de que los perros sean llamados “bull-dog” (palabras toro y perro en inglés).

De manera afortunada, este deporte fue prohibido en el año 1800, lo que ocasiono que el old english bulldog dejara de criarse y comenzara su extinción. Claro está, muchos criadores de perros intentaron rescatar la raza y los cruzaron con otros canes como los pugs o carlinos. Esto fue lo que dio origen al actual english bulldog, pero sentenció al old english bulldog a su desaparición.

Old English Bulldog foto antigua

Características del olde english bulldogge

A simple vista, el cuerpo de esta raza resalta por lucir fuerte y bastante musculoso. Aunque comparte varias características con su pariente cercano, el english bulldog, tiene muchas diferencias que lo distinguen. Para empezar, su nariz es notablemente más larga y su cabeza es más grande y cuadrada. Esto ocasiona que su rostro pierda el aspecto achatado que es tan común en el bulldog.

En promedio, mide entre 40 y 55 centímetros de altura hasta la cruz. La mayor parte de su cuerpo carece de las arrugas típicas del bulldog, pero su cuello aún tiene ciertos rastros de este rasgo. Además, pesan alrededor de 35 kilos, lo que supera con creces el peso de su pariente cercano. Por otro lado, su pelaje es corto, liso y puede presentar casi cualquier color, con excepción del azul, el negro y el lila.

Comportamiento de la raza

Como se mencionaba más arriba, el olde english bulldogge es un perro bastante amistoso, enérgico y alegre. Si bien es cierto que esto la convierte en una mascota excelente, también propicia que sea un poco terco y tienda a ignorar las órdenes de su tutor.

Lo anterior no significa que el can sea muy conflictivo, sino que necesita un buen adiestramiento y un tutor experimentado que lo guie bien en todo momento. Es importante tener en cuenta que las intenciones del perro siempre suelen ser amistosas, pero su cuerpo musculoso ocasiona que resulte ser tosco al expresar su amor. No obstante, con una buena educación es fácil que aprenda a controlarse.

¿Cómo es tener a un olde english bulldogge?

Aunque el olde english bulldogge no es una mala mascota, lo cierto es que no es adecuada para cualquier persona. En primer lugar, su cuerpo musculoso precisa de mucho ejercicio diario para mantenerse en forma, lo cual no se ajusta bien a los tutores ocupados o con poco espacio en casa.

Asimismo, su falta de percepción de sí mismo podría ocasionar varios problemas en casa, como la ruptura de muebles, jarrones, vidrios, etc. Debido a esto, es crucial mantenerlo vigilado, al menos hasta que comprenda la fuerza de su cuerpo y aprenda a convivir mejor.

¿Es difícil adiestrar a esta raza?

En términos generales, el olde english bulldogge no es una raza de perro que implique muchos conflictos en su adiestramiento. Sin embargo, precisa de experiencia o la orientación de un entrenador canino especializado, pues debes ganarte su respeto para que te reconozca como “líder de la manada”.

Cabe resaltar que este proceso tiene mucho que ver con la personalidad del tutor y su seguridad, puesto que los canes se guían por el lenguaje corporal de las personas. En este caso, el olde english bulldogge tiende a comportarse como el “alfa” de la manada, por lo cual se necesita mucha convicción y mano dura para lograr su sumisión.

¿Es una raza peligrosa?

Existe mucha polémica con esta y otras razas sobre su clasificación como perros potencialmente peligrosos (PPP). No obstante, se ha demostrado en reiteradas ocasiones que las conductas agresivas suelen ser resultado de una mala educación. A pesar de ello, algunos países podrían llegar a clasificar al olde english bulldogge como peligroso sin que esto signifique un riesgo inminente para el tutor.

Por el momento, debido a que el olde english bulldogge es una raza nueva que carece de reconocimiento por algunas asociaciones cinológicas, no existe legislación que la proponga como PPP. Sin embargo, las razas de las que se origina este linaje son consideradas peligrosas, así que es probable que se le incluya en este grupo.

Salud del olde english bulldogge

Uno de los objetivos principales al crear esta raza fue la de disminuir las enfermedades hereditarias que padecían los linajes del bulldog. Por ello, se considera que el olde english bulldogge goza de una mejor salud sin los problemas de las razas braquiocefálicas que aquejaban al bulldog. Gracias a ello, sus vías respiratorias son más eficientes e incluso se han disminuido mucho los típicos ronquidos.

Eso sí, esto no lo exenta de presentar diferentes padecimientos típicos de las razas medianas y grandes. Algunos ejemplos de esto son los siguientes:

  • Displasia de cadera: problemas en las articulaciones de la cadera provocada por el peso de la raza. Aparecen en la adultez y en la vejez.
  • Displasia de codo: complicaciones en la articulación del codo ocasionadas por el exceso de esfuerzo debido al ejercicio o al peso del cuerpo. Puede aparecer a cualquier edad.
  • Luxación de rótula: desplazamiento del hueso que protege la articulación de la rodilla. Ocasionada por accidentes, exceso de ejercicio o por la edad.

Como te puedes dar cuenta, el olde english bulldogge es una raza de perro peculiar que no es apto para todos. Si consideras que puedes cumplir con todas sus necesidades y no tienes inconveniente de pasar mucho tiempo con él, ten por seguro que este can es maravilloso. Aun así, recuerda que tener una mascota es una responsabilidad que no se debe tomar a la ligera, así que piénsalo muy bien antes de decidir.

Te podría interesar...
Las enfermedades más comunes del bulldog francés
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Las enfermedades más comunes del bulldog francés

Entre las enfermedades más comunes del bulldog francés se encuentran el síndrome braquicefálico, el entropión y las cataratas.



  • Polo, G., Calderón, N., Clothier, S., & Garcia, R. D. C. M. (2015). Understanding dog aggression: Epidemiologic aspects: In memoriam, Rudy de Meester (1953-2012). Journal of Veterinary Behavior, 10(6), 525-534.
  • Crowell-Davis, S. L. (2008). Aggressive dogs: Assessment and treatment considerations. COMPENDIUM ON CONTINUING EDUCATION FOR THE PRACTISING VETERINARIAN-NORTH AMERICAN EDITION-, 30(5), 274.
  • United Kennel Club. (2018). Olde English Bulldogge, Official UKC Breed Standard. Recuperado el 19 de septiembre de 2022, disponible en: https://www.ukcdogs.com/docs/breeds/olde-english-bulldogge.pdf
  • Pedersen, N. C., Pooch, A. S., & Liu, H. (2016). A genetic assessment of the English bulldog. Canine genetics and epidemiology, 3(1), 1-16.