Todo lo que debes saber sobre el spitz visigodo

Yamila · 14 abril, 2019
Originario de tierras suecas, el vallhund o spitz visigodo es un perro de pequeño tamaño y pelaje corto y duro; se trata de un compañero excepcional para todas las edades y también un guardián muy eficaz

El spitz visigodo o vallhund sueco es un perro bastante ‘moderno’, conocido por sus cortas patas y su cuerpo alargado. En este artículo te contaremos todo lo que debes saber sobre esta fabulosa raza.

Historia del spitz visigodo

Los orígenes del spitz visigodo es bastante nueva, al menos como lo conocemos hoy. El vallhund sueco tiene una historia extensa, quizás entre los siglos VIII y IX. Es oriundo del condado de Vastergotland, al sur del lago Vanern, en Suecia.

Este pequeño perro también tiene relación con los vikingos que se asentaron en Inglaterra. Se dice que jugó un papel más que importante en la creación de otras razas como el corgi galés.

En su país natal casi estuvo por extinguirse en los años 40. Gracias a un grupo de criadores que dejaron de lado la práctica de endogamia –reproducción entre miembros de la misma familia– lograron aumentar la población.

En 1943 se reconoció a la raza en el Kennel Club sueco y 10 años más tarde cambió de nombre a como se la conoce hoy: Vallhund –que quiere decir pastor– o spitz visigodo. En la actualidad sigue siendo un perro bastante extraño fuera de su país. Por ello, fue admitido como raza en el AKC en el año 2007.

Características físicas

El spitz visigodo es un perro pequeño, ya que apenas supera los 30 centímetros de altura. Se trata de una raza fuerte, con cuerpo alargado y robusto, cabeza triangular y hocico largo. Los ojos son marrones oscuro y las orejas puntiagudas y erguidas.

Vallhund sueco

El tamaño de la cola varía según cada ejemplar; algunos incluso nacen sin ella. Muchos creen que es amputada, pero esta práctica está prohibida en Suecia.

En cuanto a su pelaje, es áspero y corto con dos capas: una interior densa y suave, y una exterior más gruesa. Es más largo en la parte del pecho y en las patas traseras. Los colores del manto pueden ser gris, marrón, rojizo y blanco. En el cuello, pecho y vientre suele ser más claro.

Temperamento del spitz visigodo

El spitz visigodo es un gran compañero, adora estar rodeado por sus dueños y se dedica mucho a ellos. En la vida de campo se emplea para el pastoreo y para cazar roedores. Es bastante activo, valiente y siempre en estado de alerta, con sus orejas erguidas.

No es muy amable con las personas que no conoce y requiere de cierta socialización y enseñanza para no atacar a los extraños… ¡Es muy hábil mordiendo los talones! Este hábito lo ha adquirido tras tantos años de estar rodeado de ganado, sobre todo ovino.

Salud y cuidados del spitz visigodo

El vallhund es un perro bastante sano y suele elegirse para ciertas actividades físicas tales como el agility, flyball, obediencia, rastreo y pastoreo.

Vallhund sueco vikingo

Se trata, además, de un perro longevo –que puede superar los 15 años de vida– y muy sano, sin enfermedades genéticas de consideración, a excepción de la atrofia retinatiana progesiva, que aparece como ceguera nocturna a los 10 años.

Debido a su doble capa de pelo puede resistir bajas temperaturas, aunque no es recomendable en zonas con nieve, debido a que sus patas cortas no le permiten caminar correctamente (se hunde).

El spitz visigodo no necesita demasiados cuidados específicos. Deberás cepillarle el pelo una vez por semana, revisar sus orejas para eliminar suciedad y quitar algún objeto que se le adhiera en el vientre, que está muy cerca del suelo.

Más allá de eso, no es una raza muy complicada de cuidar ni de entrenar. Recuerda que al tratarse de un perro de pastoreo requiere de cierto nivel de ejercicio físico diario. Pero con un paseo por la mañana o la tarde es suficiente.

  • Bell, J., Cavanagh, K., Tilley, L., & Smith, F. (2014). Swedish Vallhund. In Veterinary Medical Guide to Dog and Cat Breeds. https://doi.org/10.1201/b16185-160