Tips para tener una tortuga de mascota

Yamila 20 julio, 2018
Hay que tener en cuenta que estos reptiles tendrán una alimentación diferente si son terrestres o acuáticos; los primeros son herbívoros, mientras que los segundos son carnívoros

Además de un perro y un gato, podemos tener otros animales en casa. Una tortuga de mascota puede ser una buena opción en el caso de que esté permitido en la ciudad o país donde vivimos. En ese caso, te recomendamos que leas el siguiente artículo, en el que te daremos algunos consejos.

Cómo tener una tortuga de mascota

Los testudos son reptiles conocidos por su gran caparazón. Las tortugas más elegidas como mascota son las de tierra, aunque también hay de agua dulce o salada. Presta atención a estos consejos si quieres adoptar una:

1. Acude a una tienda de mascotas

Si estás seguro de que la legislación local permite tener una tortuga de mascota, entonces no tendrás problemas de comprar una en una tienda especializada. No la adquieras por internet y verifica que se trate de una operación legal, que no provenga del tráfico de animales salvajes.

2. Compra todo lo que necesite

Tener una tortuga de mascota no es muy costoso, pero sí deberás comprar algunos elementos necesarios. Todo depende del tipo de quelonio que se trate. Por ejemplo, los terrestres precisan un refugio para hibernar en invierno y un sitio donde puedan excavar.

Los de agua necesitan una pecera grande; la regla indica que el acuario ha de tener 40 litros por cada 2,5 centímetros del animal. Por ejemplo, si mide 12,5 centímetros, precisa una pecera de 200 litros.

3. Determina en qué ambientes de la casa estará

Si tendrás a tu tortuga siempre dentro del hogar, es fundamental que le armes un refugio con suelo de tierra o arena, plantas, piedras para que pueda echarse al sol –recuerda que tienen sangre fría– y áreas diferenciadas: de comida, para dormir y pata hacer sus necesidades.

Jugar con mi tortuga

En el caso de que tu mascota también tenga acceso al exterior, necesitará un espacio con césped natural y bastante sol. Coloca una cerca para que no se aleje demasiado de tu vista y presta atención a los pozos que cave… ¡Puede hacer hoyos de más de medio metro!

4. Aliméntala correctamente

Otro de los tips para tener una tortuga de mascota está relacionado con su dieta. Tienes que consultar con el veterinario –algunos se especializan en este animal– para saber qué es lo mejor para ella.

Las terrestres son herbívoras, por lo que comen follaje, lechuga, pasto, coles y también algunas frutas como tomate, manzana, pera o fresa. Las acuáticas suelen ser carnívoras: comen gusanos de tierra, grillos, langostas, caracoles y también carne cruda.

Alimentación de las tortugas africanas

En cualquiera de los casos, ten presente que las tortugas no comen a diario como un perro o gato. Quizás pasen tres días sin requerir alimento. Si a los dos días no ha probado bocado, retira la comida y pon nueva. Lo mismo con el agua para beber.

Y algo más: aunque parezcan inofensivas, una mordida de tortuga puede lastimarte bastante. Por lo tanto, déjale la comida a cierta distancia y que se acerque a buscarla.

5. Mantén la higiene y el aseo

Es muy importante que limpies el hogar de tu mascota. En el caso de las tortugas, su orina tiene un olor muy fuerte y desagradable. La materia fecal se puede quitar con una pala pequeña, como la que se usa para el arenero de los gatos. Limpia por completo cualquier área de su refugio que puede haberse ensuciado, también con comida.

6. Pasa tiempo con tu tortuga

Tras el primer mes ya se habrá aclimatado y acostumbrado a su nuevo hogar… ¡Son muy tímidas y temerosas! Luego confiará en ti y te reconocerá como el encargado de alimentarla.

Si te muerde quizás sea porque se siente en peligro. En ese caso, déjala sola una semana más y evita el acercamiento a menos que sea para darle comida. No te olvides de desinfectar bien la herida.

Por último, al tener una tortuga de mascota procura que sea feliz: ofrécele una casa amplia y comida de calidad, búscale un sitio con sol directo y evita que otros animales la molesten.

Te puede gustar