Tiburón peregrino: hábitat y características

Virginia Duque Mirón · 15 noviembre, 2018
¿Quieres adentrarte con nosotros en el mar y conocer al tiburón peregrino? Te garantizamos que será un viaje interesante. ¡Vamos a conocerlo más!

Cuanto más profundo nos metamos en el mar, más especies nuevas y sorprendentes encontraremos. Hoy nos hemos topado con el tiburón peregrino, del cual queremos hablarte. Seguro que será una especie que te sorprenderá.

El tiburón peregrino, una especie interesante

Su nombre científico es Cetorhinus maximus y se considera uno de los peces marinos más grandes del océano. Esto es todo lo que tienes que saber de él.

Características del tiburón peregrino

A pesar de los estudios realizados a tiburones, el peregrino parece el gran olvidado, ya que no han sido muchos los estudios que se han hecho sobre él, por lo que no hay muchos datos probados que nos permitan conocerlo más a fondo.

Lo que resalta de él sin ninguna duda es su boca abierta de forma cónica y que puede llegar a medir un metro de diámetro. En ella hay más de cien dientes puntiagudos en cada parte de su mandíbula. Desde su boca se pueden ver sus branquiespinas, como si fuera un esqueleto viviente. Sin duda es un ejemplar bastante extraño.

Tiburón peregrino en el mar.

Su piel es de color chocolate, aunque como la mayoría de tiburones, su vientre es blanco. Se cree que su hígado cumple funciones vitales en su organismo, tales como regular su flotación y almacenar energía. Se estima esto dado que el tamaño de este es de, al menos, el 25 % de su peso.

Sus medidas van desde los seis metros de largo hasta más de doce metros, y puede pesar entre 3900 y 6000 kilogramos.

Su hábitat

Habita en el Océano Atlántico y Pacífico, aunque siempre busca la temperatura más elevada de sus aguas, pues necesita que esta sea templada y no baje de los ocho grados ni suba de los 15. Es por ello que no vive en las profundidades si no más cerca de las superficies y las costas.

Su dieta se basa en zooplancton y en algunos peces pequeños. Muchos se preguntarán cómo come este tiburón si su hocico siempre está abierto. Pues bien, con una estrategia bien pensada. Sube hasta la superficie y filtra la comida a través de sus hendiduras branquiales, las cuales están a ambos lados de su cabeza.

Comportamiento

Curiosamente, aunque si lo viéramos en el agua pensaríamos que nos va a comer, este es un tiburón muy amigable y para nada es peligroso ni agresivo. Su nombre en inglés nos da a entender un poco de su comportamiento. Este es basking shark, que literalmente se traduce como ‘tiburón tomando el sol’. Esto se atribuye a su costumbre de salir a la superficie en busca de comida.

Tiburón peregrino en el mar.

Como su nombre en español también indica, es un animal migratorio, aunque no se sabe con certeza qué tipo de viajes hace. Lo que sí se tiene claro es que los hace siempre buscando aguas más templadas en las que refugiarse. Por ejemplo, en verano se ha visto en aguas del norte, mientras que en invierno se han encontrado ejemplares en zonas como Ecuador.

Curiosamente, este animal no es solitario, sino que viajan en grupo, aunque hacen dos subgrupos de distintos sexos. Es decir, para el tiburón peregrino parece importante aquello de ‘las chicas con las chicas y los chicos con los chicos’.

Su madurez sexual llega entre los seis y los trece años de edad, y no es un mamífero sino que es una especie ovovivípara. El apareamiento siempre ocurre en verano y la gestión dura más o menos un año, así que los bebés peregrinos nacerán en verano también. Se cree que algunos ejemplares han tenido embarazos más largos de dos o tres años, aunque no hay seguridad en esto.

Ya ves que el océano está lleno de sorpresas, y este ejemplar es, cuando menos, curioso. Esperamos que te haya gustado tanto como a nosotros conocerlo un poco mejor.

  1. Noble LR, Jones CS, Sarginson J, Metcalfe JD, Sims DW, Pawson MG. Conservation Genetics of Basking Sharks. DEFRA. 2006.
  2. Skomal GB, Zeeman SI, Chisholm JH, Summers EL, Walsh HJ, McMahon KW, et al. Transequatorial Migrations by Basking Sharks in the Western Atlantic Ocean. Curr Biol. 2009;