Tengo un perro posesivo: ¿qué hacer?

Aunque es normal que los canes protejan sus recursos, en la agresión por posesión, los comportamientos defensivos exceden en límite, por lo que la respuesta es más fuerte. Aprende qué hacer en estos casos.
Tengo un perro posesivo: ¿qué hacer?
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 14 octubre, 2022

Las mascotas son criaturas adorables que nos brindan muchas alegrías y compañía. Sin embargo, no todo es color de rosa, y en ciertas circunstancias pueden existir comportamientos indeseados, que debemos aprender a manejar. Así, podemos tener un perro posesivo que amerite atención especial.

La posesión es un tipo de comportamiento agresivo que manifiestan los canes. Si tienes algún perro con estas conductas, este artículo es para ti, ya que te traemos todos los detalles relacionados con el problema y te brindamos las orientaciones que debes seguir al respecto, no te lo pierdas.

La agresión por posesión y protección de recursos

Perro recoge sus juguetes

Existen diferentes tipos de comportamiento agresivos en los perros, uno de ellos, es la agresión por posesión. Esta se refiere a toda conducta de defensa por parte de un can ante cualquier recurso o artículo, es decir, la respuesta se produce para proteger algo valioso para él, bien sea ante los humanos o cualquier otro animal (puede ser un can o no).

Es común que se empleen de manera indistinta los términos agresión por posesión y protección de recursos. Sin embargo, para algunos especialistas, la expresión protección es más amplia e incluye comportamientos, entre ellos el bloqueo de cuerpo, hacer guardia mirando o huir con el artículo. Por su parte, otros refieren que como su nombre lo indica, la agresión por posesión es la forma más severa en estas conductas.

¿Cómo es un perro posesivo?

El perro es posesivo con diversos artículos, por ejemplo, con su comida, un hueso, un juguete, su cama y también muy celoso con su dueño. El can gruñe, enseña los dientes, chasquea y muerde cuando posee ese objeto preciado y alguna persona se acerca o quiere tomarlo. También puede comportarse de manera hostil hacia extraños que se aproximan a su amo.

El diagnóstico no es tan sencillo, requiere la descripción del comportamiento, especificación de estímulos, así como el historial médico. En muchos casos, para un análisis preciso, se requiere observar o simular en problema en el entorno natural de la mascota, es decir, en el hogar. También puede ser necesario realizar algunos exámenes para descartar cualquier problema de salud que suscite la conducta problemática (como un dolor).

Los comportamientos de agresión son variados, involucran desde ladrar y gruñir, gruñir y morder, hasta morder y atacar.

El desarrollo de este tipo de conductas puede deberse a una alteración de la jerarquía del perro y el dueño, generando un comportamiento problemático y peligroso. En especial, hacia los niños.

Razas de perros posesivos

Cualquier perro, sin importar su tamaño o raza, puede resultar posesivo. No obstante, es cierto que existe predisposición genética para algunos tipos de canes. Así, se encuentra más frecuente esta conducta en los siguientes:

  • Cocker spaniel.
  • Border collie.
  • Rottweiler.
  • Jack russell.
  • Golden retriever.

En un estudio realizado en el Área Metropolitana de New York, se evaluaron 245 casos de problemas de conductas en perros mantenidos como animales de compañía, en los que se presentaron 65 con agresión por posesión. De ellos, 43 correspondían a machos, 34 intactos y 9 castrados. Por su parte, solo 22 hembras, 2 intactas y 20 esterilizadas. Además, la mayoría de la raza cocker spaniel .

Sin embargo, esto no significa que todos los perros de dichas razas resultan con estos problemas de conductas, ya que, aparte del ADN, hay otros factores que influyen en el comportamiento, uno muy importante es la crianza.

Además, existe variación individual en las conductas de los perros. Algunos presentan respuesta agresiva con poca estimulación, mientras que en otros, es todo lo contrario y nunca intentan morder.

¿Cómo se debe corregir a un perro posesivo?

Lo primero que debes tener en cuenta es que los casos de agresión no se pueden resolver castigando al animal, ya que con esta actitud se fomenta el comportamiento violento. Aquí te presentamos algunas recomendaciones generales de lo que puedes hacer ante un perro posesivo:

  • Tratar de trabajar la obediencia básica en el can en cualquier escenario, lo que incluye enseñarlos a seguir órdenes (ven, siéntate o a comer). Estos ejercicios contribuyen a que te visualice como su líder.
  • Otras opciones incluyen darle de comer en la mano, en diferentes lugares, lo que también ayuda a reafirmar tu posición de dominancia sobre él.
  • De igual manera, no debes dejar que tu perro duerma en tu cama sobre ti o de algún integrante de tu familia, ya que esta práctica es una forma de dominación para los canes. Es aconsejable que tenga su propio espacio y su cama.
  • Si el perro presenta comportamiento posesivo ante los juguetes u otros objetos, debes enseñarlo a que los suelte y te los dé cuando se los pidas. Al principio es más difícil, puedes comenzar intercambiando el objeto por una chuchería de su agrado.
  • También es aconsejable practicar la obediencia, iniciando con exposición a cosas que le son indiferentes e ir avanzando poco a poco hasta llegar a los más preciados para el can y con los cuales tiene la conducta posesiva.

Consulta a un experto

Mi perro no me entrega la pelota

Controlar a un perro posesivo requiere mucho cuidado y paciencia, incluso puede ser necesaria la intervención de un especialista en conducta canina. Por ello, conversa con tu veterinario de confianza para que te establezca un programa de trabajo para ti y tu mascota o si lo cree necesario te refiera a un etólogo.

El pronóstico puede ser variable, algunos mejoran de forma significativa y con rapidez, mientras otros requieren más tiempo (semanas o meses). No te desanimes y sigue siempre las instrucciones dadas para que consigas resultados satisfactorios.

Te podría interesar...
Cómo lograr que tu perro te obedezca sin gritos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Cómo lograr que tu perro te obedezca sin gritos

El entrenamiento de tu perro es fundamental para lograr un buena convivencia en tu hogar. Conoce los aspectos básicos de su educación.



  • Brochelt, P. (1983). Aggressive behavior of dogs kept as companion animals: classification and influence of sex, reproductive status and breed. Applied Animal Ethology, 10, 45-61.
  • Jacobs, J., Coe, J., Widowski, T., Pearl, D., Niel, L. (2018). Defining and clarifying the terms canine possessive aggression and resource guarding: a study of expert opinion. Frontiers in Veterinary Science, 5,115.
  • Morgan, R. (2011). Possessive and territorial aggression in dogs. Recuperado el 09 de octubre de 2022, disponible en: https://www.saintfrancis.org/wp-content/uploads/Possessive-and-Territorial-Aggression-in-Dogs.pdf
  • Vega, C. (2004). Estudio clínico prospectivo de las principales anormalidades de la conducta de perros en el hospital de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la Universidad San Carlos de Guatemala y una clínica veterinaria privada. [Tesis de grado, Universidad de San Carlos de Guatemala]. http://www.repositorio.usac.edu.gt/7383/1/Tesis%20Med%20Vet%20Claudia%20Vega%20Ruiz.pdf

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.