¿Cómo la temperatura determina el sexo de algunas tortugas?

La primera vez que se detectó la determinación del sexo por la temperatura fue en 1966, durante un estudio realizado en un reptil africano denominado lagarto de fuego. ¿Quieres saber más sobre este proceso?

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 28 noviembre, 2021

Las tortugas son organismos ovíparos que acuden a las playas o las zonas cercanas a ellas para desovar. Durante este proceso, los huevos se quedan guardados dentro de pequeñas cuevas en la arena. Gracias a esto, se forma una especie de incubadora natural que permite el desarrollo de los bebés. Sin embargo, la temperatura hace más que solo incubar los huevos: determina el sexo de algunas tortugas.

Este fenómeno no es nada nuevo dentro del grupo de los reptiles, ya que los cocodrilos también exhiben este rasgo peculiar. Además, esto ha tomado mucha importancia por la situación climática global, pues el cambio en la temperatura del planeta podría terminar afectando a las especies. Descubre cómo la temperatura determina el sexo de algunas tortugas en este artículo.

¿Cómo se determina el sexo en los mamíferos?

En los mamíferos, las características femeninas o masculinas se encuentran determinadas por una gran cantidad de genes. Todos ellos se agrupan en unas estructuras conocidas como cromosomas, que en el caso de la determinación sexual humana se conocen como XY. El cromosoma Y es el que otorga las características masculinas al individuo, mientras que el X hace lo mismo con los rasgos femeninos.

Dicho de manera simple, la presencia de estos cromosomas es lo que define si un mamífero es macho o hembra. Sin embargo, algunos reptiles rompen con esta regla, ya que la temperatura es la que determina su sexo.

¿La temperatura puede definir el sexo?

Los reptiles son un grupo de animales que se encuentran muy relacionados con su ambiente. Esto se observa con facilidad por su condición ectotérmica, lo cual significa que necesitan calor del exterior para regular su temperatura corporal. Por esta razón, no es extraño que este rasgo afecte otras características, como la determinación del sexo.

De manera resumida, los reptiles definen si sus hijos son machos o hembras según la cantidad de calor que reciban los huevos. Durante este proceso los genes también están implicados, solo que de una manera diferente. El papel de la temperatura es el de “prender” y “apagar” dichos genes, los cuales se encargan de otorgar las características femeninas y masculinas.

En consecuencia, el ambiente elige el sexo de cada cría.

¿Cómo se define el sexo en las tortugas?

El sexo de las crías de algunas tortugas (como Chelydra serpentina) se determina gracias a la temperatura, ya que la arena en la que entierran sus huevos es capaz de mantener el calor. En consecuencia, dependen por completo de las condiciones ambientales para definir si sus hijos serán machos o hembras.

Si las tortugas se incuban a una temperatura menor de 26 grados centígrados serán machos. Por el contrario, para que se desarrolle una hembra tienen que exponerse a una temperatura mayor a los 31 grados centígrados. De esta forma, el sexo de las tortugas se encuentra controlado por el calor que exista en ese momento en la arena.

¿Todas las crías de un mismo nido nacen del mismo sexo?

Aunque la temperatura es el factor más importante para la determinación del sexo, no es el único aspecto que impacta en esta característica. Para empezar, los huecos que cavan las tortugas son bastante amplios, por lo que cada huevo queda disperso en diferentes partes del nido. Esto es lo que permite que nazcan machos y hembras en un mismo sitio, pues las condiciones son diferentes según la posición del huevo.

En otras palabras, el tamaño del hueco permite que la cantidad de calor brindada a los huevos no sea igual para todos. Por lo tanto, en un mismo nido eclosionan crías de ambos sexos. A pesar de esto, la temperatura del ambiente define si salen más machos que hembras o viceversa.

El cambio climático como una amenaza de extinción

El planeta tiene una manera increíble de distribuir el calor por todas las regiones del mundo. Sin embargo, la temperatura ha comenzado a incrementarse en los últimos años, algo que se ha reflejado en cambios sutiles y progresivos en el clima. Por esta razón, a dicho proceso se le ha denominado como cambio climático.

Para algunas especies un incremento en la cantidad de calor es un problema. No obstante, para las tortugas resulta una grave amenaza, ya que dependen de la temperatura para definir el sexo de sus crías. De hecho, conforme aumenta el calentamiento global existe una mayor probabilidad de que los hijos sean todas hembras.

Debido a esto, en algún punto el cambio climático podría provocar que los machos de algunas especies desapareciesen por completo. 

Un problema ya vigente

Es normal pensar que este efecto de sobrepoblación de hembras no sucederá hasta dentro de muchos años. No obstante, algunos reportes científicos ya han encontrado los primeros casos. Según una investigación realizada por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, algunas poblaciones de la tortuga verde producen un 99,1 % de hembras.

Las tortugas no solo se encuentran amenazadas por factores externos, sino que los cambios ambientales también son un riesgo para ellas. Por si fuera poco, el cambio climático es probablemente una consecuencia más del consumismo humano y no deja de mermar sus poblaciones. El hombre podría ser culpable de la extinción de varias especies, pero ahora de manera indirecta.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
El primer mamífero extinto por el cambio climático

Melomys rubicola es el primer mamífero extinto por el cambio climático. La subida del nivel del mar causó, en parte, su desaparición.



  • Jensen, M. P., Allen, C. D., Eguchi, T., Bell, I. P., LaCasella, E. L., Hilton, W. A., Hof, C. A. M. & Dutton, P. H. (2018). Environmental warming and feminization of one of the largest sea turtle populations in the world. Current Biology, 28(1), 154-159.
  • Herrera, C., Guerra, E., Penalver, V., Rosas, A., Wei, Y., Pringle, J., ... & Song, B. (2020). The Impact of Temperature-Dependent Sex Determination on the Population Dynamics of Green Sea Turtles (Chelonia mydas). Revista Bionatura, 5(1), 1029-1038.
  • Ewert, M. A., & Nelson, C. E. (1991). Sex determination in turtles: diverse patterns and some possible adaptive values. Copeia, 50-69.
  • Escobedo-Galván, A. H. (2013). Temperature-dependent sex determination in an uncertain world: advances and perspectives. Revista mexicana de biodiversidad, 84(2), 727-730.
  • Maldonado, L. C. T., & Larios, H. M. (2006). Aspectos moleculares de la determinación del sexo en tortugas. CIENCIA ergo-sum, Revista Científica Multidisciplinaria de Prospectiva, 13(2), 176-182.
  • Díaz Cordero, G. (2012). El cambio climático. Ciencia y sociedad.