Shiba Inu: cuidados y alimentación

Eva Maria · 4 diciembre, 2018
El Shiba Inu es una raza de perro que en sus orígenes se crio en Japón para ahuyentar aves y otros animales de caza pequeños, aunque también se empleó para ayudar a cazar jabalíes; actualmente los Shiba Inu son perros de compañía

Por lo general, el Shiba Inu es un perro muy bondadoso. Son perros audaces que suelen estar alerta, de voluntad fuerte y gran confianza. Esto que significa que suelen tener su propia idea sobre qué hacer y cómo hacerlo.

Esta raza es una de las seis razas nativas de Japón, conocida por ser una raza enérgica, de actitud alegre, con orejas erguidas y una agilidad casi felina. También destaca por considerarse una raza hipoalergénica.

Los Shiba Inu son perros increíblemente leales y cariñosos con la familia. Sin embargo, sospechan de los extraños y a menudo desconfían de ellos. Además, no es demasiado aficionado a compartir, lo que le lleva a mantener una actitud vigilante.

Ocasionalmente, esto puede hacer que sea agresivo al proteger a la familia, los alimentos, los juguetes o el territorio. En cualquier caso, el entrenamiento puede mejorar esta tendencia.

Cuidados del Shiba Inu

El Shiba Inu es una raza de perro de abrigo grueso, y en consecuencia, desprende mucho pelo. Muchísimo. Debido a ello, durante la época de muda es necesario cepillarle varias veces por semana, incluso a diario. Si no, suele bastar con uno o dos cepillados por semana.

Pero, a pesar del problema del desprendimiento de pelo, se trata de un perro fácil de asear, ya que es perro naturalmente limpio y que apenas huele. El cepillado, además de ayudarle a eliminar el pelo desprendido, contribuirá a distribuir sus aceites naturales.

En cuanto al baño, el Shiba Inu necesita un baño de vez en cuando, cada tres o cuatro meses, cuando se observe que el perro lo necesita. Bañarlo en exceso le secará la piel y el pelaje, por lo que que no conviene abusar.

Como todos los perros, el Shiba Inu también requiere el aseo de uñas y dientes. Así, es recomendable cepillar los dientes del Shiba Inu dos o tres veces por semana para prevenir  enfermedades de las encías y el mal aliento. Las uñas del Shiba Inu deben recortarse una o dos veces al mes para prevenir lesiones en los pies.

Shiba Inu: cuidados

Como el Shiba Inu puede ser un perro tremendamente obstinado, es recomendable comenzar una rutina regular de aseo lo antes posible y convertir la experiencia en un evento lo más placentero posible. Por eso, hay que enseñar al Shiba Inu qué esperar y cómo comportarse desde el principio, para así corregir adecuadamente cualquier comportamiento no deseado, lo que facilitará el proceso de aseo cara al futuro.

Además, es muy importante propocionar al Shiba Inu oportunidades de actividad física a diario, tan a menudo como sea posible. Los perros de esta raza necesitan correr, jugar y estar activos para tener una buena salud.

También es clave empezar con su entrenamiento de manera temprana. Los cachorros de Shiba Inu, por lo general, necesitan disciplina. De hecho, los Shiba Inu son notoriamente tercos y testarudos, y se considera que suelen ser difíciles de entrenar.

Alimentación del Shiba Inu

El Shiba Inu requiere una dieta nutricionalmente balanceada para vivir una vida larga y saludable. Como ocurre con otros perros, los alimentos naturales crudos siempre son los  más saludables.

Los alimentos procesados ​​hacen mucho más daño que bien a largo plazo, por lo que elegir una dieta más saludable significa mejorar la salud de su sistema digestivo. Dándole comida cruda para perros tendrás un can más feliz, con pelaje más brillante, y piel y órganos más sanos.

Shiba Inu: alimentación

Pero esto no significa que no le puedas dar alimento seco al Shiba Inu. Solo hay que tener en cuenta una serie de características que el alimento seco debe tener:

  • El alimento debe tener la carne como su principal fuente de proteína.
  • Evitar alimentos con trigo, maíz o soja como ingredientes principales (muchos perros son alérgicos al trigo y al maíz). Para las fuentes de carbohidratos, las patatas y el arroz son más fáciles de digerir.
  • Evita los alimentos con demasiados ‘subproductos’ en la lista de ingredientes (harina, concentrados…).
  • Evita los alimentos con colorantes y conservantes artificiales.
  • Evita los alimentos con demasiados productos de relleno.

Los cachorros de Shiba Inu necesitan comer muchas veces durante el día. Hay que darles de comer de cuatro a cinco comidas pequeñas por día. Dependiendo del tipo de comida, el valor nutricional y las calorías incluidas, un cachorro de Shiba Inu debe comer al menos una taza de comida al día, distribuida a lo largo de la jornada. También hay que proporcionarle suficiente agua para que permanezca adecuadamente hidratado.

A partir del año de edad, debe comer solo dos veces al día. Suele necesitar alrededor de una taza de comida diaria, aunque la cantidad depende del tamaño, el nivel de actividad y la edad de cada perro. Lo mejor es consultar con el veterinario.