Señales de que tu gato se está haciendo mayor

Más allá de los signos evidentes a nivel físico, también hay que prestar atención al comportamiento del felino, que a su vez puede estar influenciado por alguna dolencia o la progresiva aparición de enfermedades

La longevidad de un gato doméstico depende principalmente de los cuidados que reciba durante su vida. La perspectiva de vida de un gato suele ser de 12 años, pero se pueden incluso llegar a los 20 si este ha sido bien cuidado.

En comparación con los seres humanos, los dos primeros años de vida felinos son el periodo en que más envejece un gato. Se dice que el primer año de vida del gato equivale a 15 años humanos, el segundo a 24 y, de ahí en adelante, cada año gatuno equivale a 4 años.

 ¿Cómo es el envejecimiento en el gato?

El envejecimiento es un proceso natural, gradual e irreversible que le ocurre a todos los seres vivos; este proceso implica cambios moleculares y funcionales del organismo. Además, es individual y no sigue un patrón establecido: afecta de una forma distinta a cada ser, en este caso a tu gato.

Con el envejecimiento viene el debilitamiento o deterioro general del animal, que culmina con la muerte. Los gatos se consideran mayores a la edad de 10 años aproximadamente; si tu gato ronda esa edad, es importante poner atención a su comportamiento, para hacer de esta etapa final de su vida un periodo agradable y lleno de cariño humano.

En la práctica, cuando los felinos caseros llegan a esta edad avanzada, suelen aparecer nuevas conductas y patologías; van a necesitar de nuestros mimos, paciencia y comprensión.

Gato mayor

Señales de que tu gato se está haciendo mayor

  1. Juega menos y descansa más

Cuando el gato se está haciendo mayor, disminuye su nivel de actividad general; esto significa que pasa cada vez más tiempo descansando y durmiendo, en vez de jugando y explorando. Este cambio de comportamiento es gradual; el animal se mueve menos, salta menos, se acicala menos y duerme más.

  1. Come menos

Debido a que su metabolismo se hace más lento, el gato se alimenta en menor cantidad y con más calma, no con la ansiedad y ganas de antes. Además, también es posible que sienta dolor al comer y masticar, a causa de la acumulación de sarro en sus dientes.

Una alimentación a base de productos demasiado blandos produce inflamación de las encías del gato. En este sentido, se recomienda ofrecerle alimentos más duros y varias porciones pequeñas durante el día.

  1. Deposiciones fuera de su caja de arena

Muchas veces los gatos, al hacerse mayores, comienzan a hacer sus necesidades al lado de su caja de arena; la explicación a esta conducta es que disminuye la capacidad de controlar sus heces y orina. Esta anomalía también puede producirse por el dolor que sienten en la cadera y patas traseras, producto de la edad.

Cómo recoger heces del gato

  1. Disminuye la agudeza de sus sentidos

Al igual que en los humanos, este deterioro se produce mayormente a nivel de vista, olfato y oído. Por esta razón, pueden volverse un poco torpes en la vida diaria o perder interés en cosas que antes les gustaban.

  1. Cambios en el carácter

En este periodo, los dueños deben poner más cuidado y atención al entorno de sus mascotas; con los años, los gatos se van poniendo más irritables e hipersensibles. Se estresan fácilmente y se adaptan menos a los cambios, de ahí que busquen más la soledad y la tranquilidad, para alejarse del ruido y alboroto.

  1. Disminución de la higiene

Al hacerse mayores, los gatos dedican menos tiempo a limpiarse a sí mismosentre otras cosas por la falta de energía o por dolores corporales al realizar estos movimientos. Como consecuencia de ello, su pelaje también cambia, y es que se vuelve más áspero y opaco.

  1. Subida de peso

A causa de la disminución del ejercicio y ralentización del metabolismo, el gato aumenta su peso. Es importante realizar una visita al veterinario, para la revisión de su tipo de alimento y dieta en general.

  1. Enfermedades

Hay algunas patologías características de la vejez en los felinos:

  • Diabetes, debido al aumento de peso. Es muy común en gatos con sobrepeso y mayores.
  • Insuficiencia renal. Esta es la principal causa de muerte de estos animales.
  • Tumores, sobre todo en gatos no esterilizados. Estos tumores pueden desarrollarse a nivel de mamas o próstata.

Todos estos cambios se van dando poco a poco, de manera gradual. Si alguno de estos síntomas aparece de manera brusca, podría tratarse mas bien de una patología, y no de algo natural producto del envejecimiento.

Te puede gustar