¿Sabías que existen helados para perros?

Seguro que más de una vez te habrás visto tentado por darle un poco de postre a tu mascota al verle esa carita tan linda que tiene. Sin embargo, te has abstenido para evitarle algún problema de salud. La buena noticia es que puedes preparar helados para perros con ingredientes aptos para el animal. ¡Así todos disfrutaréis de algo dulce tras la comida!

¿Helados para perros? ¿Están permitidos?

El problema de los helados “para humanos” es que contienen muchos ingredientes que no son buenos para la salud del perro. Y como a los peludos les encanta comer lo que consumen sus dueños, muchas veces nos vemos en una encrucijada sin saber si es bueno para ellos o no.

Los helados para perros están permitidos en la medida en la que estén pensados especialmente para ellos. Los postres comerciales que comemos las personas no son sanos para las mascotas (y tampoco para nosotros, pero ese es otro tema).

Si compramos un helado y lo compartimos con nuestro perro, puede sufrir diarrea, vómito o un aumento en los niveles de glucosa en sangre. Aunque sea una cucharada pequeña, no es recomendable por la cantidad de azúcar y grasa que contiene.

Por el contrario, los helados aptos para perros no sólo son un deleite para su paladar, sino también un excelente premio cuando se portan bien o incluso un refresco natural durante los días calurosos de verano. Los ayuda a mantenerse frescos, entretenidos y felices. ¿Qué más podíamos pedir?

Recetas de helados para perros

La mejor opción que tenemos como dueños es fabricar un postre especial para nuestro mejor amigo. Incluso son tan sanos que los podemos consumir sin problemas. Igualmente debes tener en cuenta las cantidades, y que al ser un alimento muy frío, le puede caer mal si come en exceso o demasiado rápido.

Dale un poco y enséñale a comer con calma, que lo vaya lamiendo poco a poco. Las siguientes recetas de helados para perros son deliciosas:

Helado de yogur

Debe contener yogur natural sin azúcar ni ningún otro añadido. Es tan simple como colocar un bote de yogur en la nevera o congelador, esperar dos horas y luego quitar el envoltorio. Se lo damos para que lo disfrute como más le guste.

Si no quieres que tu perro coma tanto yogur, puedes primero diluirlo con agua (en partes iguales) y procesarlo en el vaso de la licuadora. El proceso de refrigeración es el mismo. Si tu peludo no es alérgico, puedes añadirle una pizca de canela para que tenga más sabor.

Helado de frutas

Las frutas son muy buenas para los perros, aunque no muchos las consuman. Para preparar este helado, necesitas medio b,ote de yogur natural y alguna fruta saludable y apta para mascotas como por ejemplo manzana, pera, fresa, melocotón o mora.

Puedes usar el yogur completo o la versión diluida con agua. Corta la fruta en rebanadas y mezcla todo muy bien antes de poner en la nevera.

Helado con galletas

En este caso no podremos compartir el postre con nuestra mascota, ya que te recomendamos que uses galletas aptas para perros. No están permitidas las galletas industriales o aquellas que tengan muchos conservantes o azúcares. Córtalas en trocitos muy pequeños y mézclalas con el yogur (entero o diluido).

Helado de pollo

¿Quién dice que el helado siempre tiene que ser dulce? A tu perro le encantará esta receta porque los canes aman el pollo. Necesitas caldo de pollo y trocitos de pollo (sólo la carne, no incluyas los huesos). Cocina bien para que los trozos se desmenucen y luego procesa. Deja que se enfríe y lleva a la nevera unas horas.

Si no te animas a darle helado a tu perro aunque lo prepares en casa y hace mucho calor, te recomendamos que le llenes el bebedero con agua bien fresca, pero sin cubos de hielo, porque puede provocarle anginas o alguna enfermedad similar.

Guardar

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar