Reservas naturales para ver primates

Gracias a estas, son salvados de la extinción, del maltrato o del tráfico ilegal; se pueden observar en su hábitat especies tales como monos, gorilas, orangutanes, chimpancés e incluso lémures

Si quieres observar a nuestros parientes más cercanos en su propio hábitat, puedes viajar a diferentes puntos del planeta y visitarlos mientras comen, duermen o juegan. En este artículo te contaremos sobre algunas de las reservas naturales para ver primates.

Dónde hay reservas naturales para ver primates

Estos mamíferos con muchas características en común con los seres humanos aún se pueden encontrar en diversas reservas y parques nacionales. En muchos casos fueron trasladados a áreas fuera de peligro para evitar su desaparición; afortunadamente han logrado sobrevivir y conservar su libertad.

A diferencia de lo que sucede en los zoológicos, en las siguientes reservas naturales para ver primates tendrás la posibilidad de estar en contacto con estos seres mientras se alimentan, crían a sus cachorros o hacen ejercicio.

1. Bosque impenetrable de Bwindi (Uganda)

En este lugar podrás estar cara a cara con los primates más grandes del mundo: los gorilas. Además en esta zona de África los podrás encontrar en otros parques nacionales como el Mgahinga, el Virunga y Los Volcanes.

Gorila

En el caso particular de Bwindi, se trata de un enclave entre montañas y laderas donde vive casi la mitad de los gorilas que quedan en el mundo (cerca de 900 ejemplares). Para poder ingresar a la reserva se debe conseguir un permiso y tras una caminata de cierta dificultad nos toparemos con toda una familia de primates.

2. Isla de los monos (Perú)

Esta reserva ubicada en pleno Amazonas es especial porque se trata de un santuario al que llegan primates víctimas del comercio ilegal –muy frecuente en la selva tropical– y los malos tratos.

Mono verde, comunicación animal

Con más de 20 años de trabajo arduo, esta isla situada en el curso del río se convirtió en una reserva para monos gracias a aportes privados; en la actualidad recibe cientos de turistas cada año.

Para acceder es necesario navegar en lancha cuando las corrientes del río lo permiten. Los animales están acostumbrados a los visitantes y se acercan sin miedo para pedir comida, jugar, recibir mimos y dejarse fotografiar. Una vez que los primates se recuperan son liberados en la isla, y en algunos casos, devueltos a la selva.

3. Isla de Borneo

Las dos especies de primates que habitan la isla de Borneo son el ‘narigudo’ y el orangután. Estos últimos, llamados ‘los hombres de la selva’, se pueden ver en el centro de rehabilitación de Sepilok siempre con un guía durante el recorrido.

Orangután

Son un poco esquivos con las personas, pero si tenemos suerte los podemos encontrar mientras comen, se balancean con sus largos brazos entre los árboles o cuidan a sus bebés.

4. Gombe (Tanzania)

Para conocer la vida de los chimpancés podemos ir a diferentes países de África: Ruanda, Uganda, Congo, Gambia… Pero en Tanzania, y más concretamente en Gombe, hallaremos un sitio especial.

Chimpancé

Este pequeño parque nacional se hizo ‘famoso’ gracias a la primatóloga inglesa Jane Goodall, quien es experta en esta especie y durante la mayor parte de su vida estuvo en el lugar.

A orillas del lago Tanganika, en un enclave realmente hermoso, también podemos encontrar otros primates como los monos azules, los de cola roja o los colobos rojos.

5. La Cumbre (Argentina)

En las sierras de Córdoba, en el centro del país, existe un área de 300 hectáreas a 1 400 metros sobre el nivel del mar donde habitan más de 150 monos carayá. Es una de las reservas naturales para ver primates en Sudamérica donde se acogen a ejemplares enfermos o heridos, y se los cura para que puedan regresar a su hábitat natural.

Mono aullador: características

Los carayá son una especie de monos aulladores cuyas largas colas les permiten hacer acrobacias entre las ramas de los árboles. ¡Son los más ruidosos y atléticos del planeta!

6. Madagascar

Seguro que conoces a los lémures, esos primates de cola larga a rayas y enormes ojos que viven en esta isla. Junto a los loris –de la misma familia– viven en Madagascar, frente a las costas del sureste de África (es su único hábitat natural) y se los puede visitar para aprender sus costumbres y hábitos.

Primate: comportamiento del lemur

Te puede gustar