Razones por las que roncan los perros

28 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Cuando roncan los perros, ¿qué significa realmente? ¿Es siempre normal el ronquido? ¿Y por qué algunos perros roncan mientras que otros nunca lo hacen? Entérate de todo esto en este artículo.

Es importante entender por qué roncan los perros. Primeramente, debemos saber que, en muchos casos, el ronquido es perfectamente normal e inofensivo.

Los dueños, a veces, pueden pensar que es divertido escuchar roncar a su perro. En otras ocasiones, les puede resultar molesto, ¡especialmente si comparten la habitación! Ten presente que si un perro ronca mientras está despierto o empieza a roncar durante el sueño, sin tener precedente de ser roncador, deberías consultar con tu veterinario.

¿Por qué roncan los perros?

Básicamente, los perros roncan cuando el aire no fluye libremente a través de los conductos nasales o la garganta. Esto puede ocurrir ocasionalmente, por ejemplo, cuando tu perro duerme boca arriba. En esta posición la lengua puede caer hacia la garganta, lo que impedirá que la respiración fluya.

¡Atención! no te apresures a reírte al oír cómo roncan los perros porque su causa no siempre es tan inocente.

¿Roncan los perros de algunas razas más que otras?

Sí. Ciertas razas son más propensas a roncar. Las razas de cara plana son comprensiblemente propensas a roncar, ya que sus vías respiratorias son más cortas y pueden tener más problemas para mover el aire.

Estas razas son denominadas braquicefálicas e incluyen pugs, bulldogs, boxers, shih tzu o boston terrier. En estos casos, los ronquidos pueden considerarse ‘normales’. Cabe señalar que, incluso si tienes un tipo diferente de raza, no braquicefálica, no está garantizada la ausencia de ronquidos.

Debemos tener en cuenta que la posición que adopta el perro a la hora de dormir cuenta igual que la forma del cuello y la longitud de su nariz: todo puede contribuir a los ronquidos. Así, intenta cambiarlo de posición y ver si mejora. Además, una cabeza elevada puede reducir los ronquidos, por lo que puede ser útil darle una almohada a tu perro.

Otra sugerencia que parece ser efectiva es usar un humidificador, que aumenta la humedad en el aire y puede ayudarlos a dormir mejor. Si el ronquido de tu perro llega a ser una situación preocupante, puedes consultar con tu veterinario sobre una posible intervención quirúrgica.

Una razón de peso por la que roncan los perros

Otra causa común de ronquidos en los perros es la obesidad. Es importante conocer que, cuando un perro tiene sobrepeso o es obeso mórbido, puede acumular grasa extra en la garganta. Este tejido extra puede bloquear las vías respiratorias y causar ronquidos.

Esta situación puede ser extremadamente peligrosa, pues los anillos en su tráquea pueden colapsarse o cerrarse cuando está dormido. Recordemos, además, que la obesidad causa otros muchos problemas, lo cual es razón suficiente para que cualquier perro pierda el exceso de peso.

Perro durmiendo

Las alergias pueden causar el ronquido

Al igual que las personas, las alergias al polvo, el polen, los perfumes y la caspa de otras mascotas pueden dificultar la respiración y favorecer los ronquidos.

Si los ronquidos de tu perro son causados por alérgenos, limpia su ropa de cama todos los días. Dedica el tiempo de caminatas al aire libre para cuando los niveles de polen y el tráfico de automóviles sean bajos. Pasa la aspiradora de forma regular y cambia el filtro de aire en tu casa.

Ronquidos y problemas dentales

Es importante conocer que un absceso o cualquier crecimiento o masa en la cavidad oral o senos paranasales pueden causar ronquidos. Si una infección no recibe tratamiento, puede propagarse por el cuerpo de la mascota y causar problemas mucho más graves. Es importante revisar regularmente la boca de tu perro y mantenerse alerta a señales de infección en dientes y encías.

Perro descansando

Obstrucciones nasales y de vías respiratorias

Puede ocurrir que tu perro tenga un cuerpo extraño en la nariz. Estas podrían ser, por ejemplo, parte de su juguete favorito o semillas de hierba u otros materiales vegetales que haya recogido en su caminata.

Si tu perro estornuda mucho o se frota la nariz con molestia, podría tener algo atascado allí. También, un bloqueo puede ir acompañado de secreción nasal. Por tanto, echa un vistazo y, si hay algo atrapado en su nariz, tal vez sea hora de ver al veterinario para que lo retire.

  • Lafrentz, J. R., Brietzke, S. E., & Mair, E. A. (2003). Evaluation of palatal snoring surgery in an animal model. Otolaryngology—Head and Neck Surgery, 129(4), 343-352.
  • Riecks, T. W., Birchard, S. J., & Stephens, J. A. (2007). Surgical correction of brachycephalic syndrome in dogs: 62 cases (1991–2004). Journal of the American Veterinary Medical Association, 230(9), 1324-1328.
  • Bach, J. F., Rozanski, E. A., Bedenice, D., Chan, D. L., Freeman, L. M., Lofgren, J. L., ... & Hoffman, A. M. (2007). Association of expiratory airway dysfunction with marked obesity in healthy adult dogs. American journal of veterinary research, 68(6), 670-675.