Por estas razones NO debes rapar a tu perro en verano

Rasurar a tu can en verano puede provocar problemas en la piel y el pelaje. Descubre otras razones que te harán descartar esta opción y explora alternativas para mantenerlo fresco y saludable.
Por estas razones NO debes rapar a tu perro en verano
Georgelin Espinoza Medina

Revisado y aprobado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Escrito por Lucia Di Giacomo

Última actualización: 24 marzo, 2024

Con la llegada del calor, es posible que consideres la idea de rapar a tu perro en verano. Sin embargo, esta práctica puede tener consecuencias negativas para la salud de tu mascota. Entre ellas se distinguen el aumento de la temperatura corporal del can y el riesgo de picaduras, así como la aparición de alopecia y enfermedades de la piel, debido a una mayor a la exposición a los rayos solares.

En este artículo te explicaremos por qué no debes rapar a tu perro en verano y las recomendaciones que debes seguir para ayudarlo a combatir el calor.

Golpe de calor en perros: ¿cómo reconocerlo?

Para prevenir que tu mascota sufra un golpe de calor, es esencial comprender sus necesidades. Un golpe de calor se inicia con un aumento brusco de la temperatura corporal. Este se manifiesta a través de señales claras, como la respiración acelerada y la boca abierta. La Fundación Affinity precisa que un perro en riesgo de sufrir un golpe de calor suele mostrar los siguientes signos:

  • Temblores
  • Lengua bastante roja
  • Propensión a vomitar
  • Pérdida de conciencia

La mayoría de los perros poseen dos capas de pelo que cubren su cuerpo. Cada una de ellas cumple funciones cruciales para su bienestar.

La capa de pelo superficial, que es visible a simple vista, desempeña un papel fundamental para la protección del perro frente a los siguientes factores y agentes:

  • Radiación solar.
  • Inclemencias del clima.
  • Insectos y parásitos, que podrían afectar la piel de la mascota.

Por otro lado, la capa interna o subcapa, situada por debajo de la superficial, se caracteriza por ser más fina y abundante. Su principal función es servir como un aislante térmico. De esta manera, ayuda al perro a regular su temperatura corporal.



Consecuencias de rapar a tu perro en verano

El pelaje protege a tu perro de los rayos solares, capaces de provocar quemaduras, erupciones y hasta cáncer de piel. Crédito: Francesca Leslie/iStockphoto.

Si has pensado rasurar a tu perro o te preocupa que su pelaje le cause dificultades en el calor del verano, es esencial que comprendas las posibles consecuencias negativas de tomar esta decisión. A continuación, detallaremos algunos de los riesgos:

  1. Enfermedades de la piel: el pelaje del perro sirve como defensa natural frente a los factores externos. Al rapar a tu can en verano lo expones a los rayos ultravioleta (UV) y aumenta el riesgo de quemaduras solares, erupciones e, incluso, cáncer de piel, que es la afección más común en los perros.
  2. Desregulación de la temperatura corporal: contrario a la creencia de que el pelaje corto ayuda a mantener a los perros frescos, la exposición los rayos solares puede provocar un aumento descontrolado de la temperatura corporal, capaz de desencadenar sofocos y golpes de calor en tu mascota.
  3. Mayor riesgo de picaduras de insectos y parásitos: el pelaje de tu mascota actúa como una barrera natural que dificulta las picaduras de insectos, como los mosquitos, que pueden transmitir enfermedades graves. Además, contribuye a prevenir parásitos externos y su llegada a la piel.
  4. Problemas de pelaje y piel: rapar a tu perro en verano puede causar alopecia (caída del pelo), debido a que el pelaje interno crece más rápido que el externo e impide un crecimiento adecuado. Esto puede resultar en calvas y en ronchas en la piel, a causa de la exposición al sol.
Pero no te preocupes, también existen alternativas para garantizar su frescura y comodidad durante la temporada de verano. ¡Échale un vistazo a los siguientes consejos!


¿Cómo asegurarme de que mi perro se mantenga fresco en días calurosos?

Mujer cepilla el pelaje de un perro.
El deslanado canino y el cepillado son dos recomendaciones claves, para mantener fresca a tu mascota en los días calurosos. Crédito: Dejan_Dundjerski/iStockphoto.

Para ayudar cuando las temperaturas aumentan demasiado, puedes tener en cuenta las prácticas que te compartimos a continuación y elegir la que mejor se adapte a las necesidades de la raza de tu mascota.

Una técnica beneficiosa consiste en eliminar el exceso de pelaje de su capa interna. Este proceso recibe el nombre de deslanado canino. Para ello, se utilizan tijeras especiales que permiten retirar solo esta capa, sin afectar la parte exterior.

Aunque este proceso puede llevarse a cabo en casa, puede ser un tanto complicado, por lo que se recomienda que, al menos la primera vez, lo realice un profesional. De esta manera, puedes obtener asesoramiento y aprender a hacerlo por ti mismo en el futuro. Además del deslanado, existen otros métodos complementarios para mantener a tu perro fresco:

  • Cepillado: una vez que hayas hecho el deslanado, un cepillado periódico de su pelaje eliminará cualquier pelo suelto —tanto interno como externo—, con el propósito de promover su crecimiento fuerte y saludable. Para saber con qué frecuencia y cómo hacer el cepillado en casa, puedes consultar a tu veterinario o a un peluquero canino.
  • Limpieza e higiene: mantener a tu perro limpio e higienizado no solo contribuirá a mantener su pelaje en óptimas condiciones, sino que también lo refrescará en los días más calurosos.
  • Eliminación del exceso de pelo en las patas del perro: algunas razas pueden tener un pelaje más denso en esta zona, lo que puede contribuir al aumento de la temperatura corporal en días calurosos. Considera recortar con suavidad el pelaje en las patas, para ayudar a tu perro a mantenerse más fresco y cómodo durante el calor. Si no estás seguro de cómo hacerlo de forma correcta, consulta con un profesional de cuidado canino para obtener orientación y consejos.

Mantén a tu perro fresco y saludable durante el verano

En los días de calor, debes asegurarte también de que tus mascotas tengan acceso a suficiente agua fresca, sombra y evitar que hagan ejercicio o paseos durante las horas más calurosas del día.

Siempre consulta con un veterinario o un peluquero canino antes de tomar decisiones drásticas sobre el pelaje de tu mascota. Recuerda que su bienestar y salud son una prioridad, incluso en los días más calurosos del año.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.