7 consejos para refrescar a tu perro

Manuela Herrera Montoya · 12 mayo, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 11 mayo, 2021
Los caninos son mucho más sensibles al calor que los humanos y su exceso puede traer riesgos vitales para ellos. Afortunadamente, estos peligros se pueden evitar si sabes cómo refrescar a tu perro en el verano.

El calor afecta mucho más a los perros que a los humanos. Por eso, en primavera y verano es normal que los canes pierdan el apetito o que su ritmo sea más lento. Saber cómo refrescar a tu perro en los momentos más calientes del año es algo que, como tutor, deberías conocer. 

En casos extremos, las altas temperaturas pueden convertirse en un golpe de calor y, por ende, en una emergencia veterinaria. Para evitar esta situación límite, aquí te damos 7 consejos para refrescar a tu perro. No te los pierdas.

El calor en los perros

Los perros son mucho más sensibles al calor que al frío, pues son animales capaces de regular la temperatura corporal al alza cuando el ambiente está más frío de lo normal (homeotermia). Como los mecanismos de disipación de calor en cánidos son más escasos, en días de temperaturas altas es importante ayudarlos a mantenerse frescos. 

Según la revista Muy Interesante, los caninos no transpiran del mismo modo que nosotros. Estos mamíferos lo consiguen a través de las almohadillas de sus patas y, de forma accesoria, regulan su temperatura por medio del jadeo.

Cuenta la Revista Frisona que, cuando un organismo detecta una elevación en la temperatura, la frecuencia respiratoria aumenta, con el fin de enfriar el cuerpo con el aire inspirado. Los vasos sanguíneos se dilatan para disipar el calor y la frecuencia e intensidad de los latidos cardiacos se incrementan, para mantener la presión sanguínea.

Un golpe de calor comienza precisamente con un aumento de la temperatura corporal de forma repentina, cuya sintomatología aparece en forma de respiración rápida y la boca abierta. Según la Fundación Affinity, la lengua del can en riesgo puede volverse color rojo intenso, tendrá tendencia a vomitar, experimentará temblores e incluso perderá la consciencia. 

Para evitar que la mascota sufra un golpe de calor, hay que entender su fisiología y necesidades. Sigue estos consejos para mantener refrescado a tu perro en los momentos más calurosos del año.

Un perro en verano con mosquitos.

1. No le cortes su pelo, cepíllalo

Cortarle el pelo al can o raparlo no le dará más frescura. En realidad, ocurre todo lo contrario: lo dejarás más expuesto, pues el pelo le sirve al can como protección del sol o de los insectos. 

Cuando llegan las altas temperaturas, el perro se deshace del subpelo o pelo de muda por sí solo —el cual le da calor en invierno—. Cepillarlo es una buena opción para ayudarle a eliminar ese tipo de pelaje y así poder refrescar a tu perro de la manera adecuada.

2. Agua, el elemento primordial para refrescar a tu perro

Mantén el bebedero a la sombra con agua limpia y fresca. Este consejo aplica no solo para el verano, sino para todo el año. Toda mascota debe disponer de una fuente de agua purificada cada día, pues este líquido es básico para el mantenimiento de la vida.

Cada cierto tiempo, asegúrate de que el bebedero esté lleno de agua. Además, siempre es positivo colocar más de un bebedero alrededor de tu casa, especialmente cerca del lugar donde descansa tu perro. Si ves que tiene mucho calor, también puedes refrescarlo con una esponja empapada de agua en la cabeza y el tronco.

3. Juguetes para refrescar a tu perro

Este tipo de juguetes no solo sirven para refrescar a tu perro, sino que también le divierten. Dentro de este grupo, existen pequeñas piscinas, pelotas que expulsan agua o huesos masticables que se guardan en la nevera para enfriarse. Además, en el mercado puedes encontrar otros accesorios, como fuentes de agua fresca, mantas, chalecos y camas refrescantes.

4. No saques a pasear a tu perro en las horas más calurosas

Evita hacer ejercicio, jugar o pasear con tu canino aproximadamente desde las 12 del medio día hasta las 4 de la tarde. Por otro lado, ten cuidado —a cualquier hora— de no ponerle un bozal que no le permita jadear. Como ya hemos dicho, este es el mecanismo principal de disipación de calor en cánidos.

Si sales de la casa con tu mascota en las horas más aconsejables y menos calurosas, llévale de igual manera un bebedero portátil y evita que haga ejercicio intenso. Si a tu perro le gusta nadar, no pierdas la oportunidad, pues es uno de los pocos deportes que no reportan ningún riesgo de golpe de calor.

Además, nunca dejes al perro encerrado en el coche. Durante los viajes, haz paradas donde lo puedas hidratar y verificar que esté bien.

5. Prepara helados caseros para refrescar a tu perro

En el bebedero también puedes poner cubitos de hielo. El hielo es apto para los perros, pero el agua demasiado fría no. También puedes utilizar un molde para helado o un contenedor de plástico y poner a congelar agua con unos granos de concentrado. Sumerge el helado en agua antes de dárselo a tu perro, para que su lengua no se quede pegada.

6. Protégelo del sol directo

Además de no salir a pasear durante las horas más calurosas, también es importante que tu perro cuente con un lugar fresco y a la sombra donde pueda descansar. Un ventilador o aire acondicionado también ayudarán al can a sobrellevar el calor dentro de la casa. 

Si tu perro está expuesto al sol a la hora que sea, aplícale protector solar en la nariz, orejas, cola y otras zonas del cuerpo que no tengan pelo. Así evitarás que aparezcan quemaduras y lesiones a largo plazo en el cuerpo del can.

7. Dale de comer a la hora adecuada

Con el calor, los perros disminuyen su apetito, así que dale a tu mascota la comida en los momentos más frescos del día, como a primera hora en la mañana o en la noche. También puedes aprovechar esta época para añadir frutas y vegetales ricos en agua en el menú.

Un perro comiendo sandía.

Cuidar de tu perro y conocer lo mejor para él es muy importante para su bienestar. Seguir estos consejos te ayudará a ti y tu perro a tener un verano agradable, fresco y fuera de peligros por golpes de calor.

Aquilar, M. (2020, 21 mayo). Consejos para que el perro no lo pase mal con el calor. Muy Interesante. https://www.muyinteresante.es/mascotas/fotos/llega-el-calor-consejos-para-que-el-perro-no-lo-pase-mal/agua-limpia-y-fresca Fundación Affinity. (s. f.). Fundación Affinity. Recuperado 10 de mayo de 2021, de https://www.fundacion-affinity.org/ González, J. (s.f.). El calor también mata. Revista Frisona, 184, 104–106. https://www.revistafrisona.com/portals/0/articulos/n184/a18402.pdf