¿Qué hay que hacer si somos testigos de un maltrato animal?

El maltrato animal es un tema delicado, en especial porque involucra la salud y estabilidad de un ser vivo, sin embargo las políticas y legislación sobre este aspecto aún son muy endebles en muchos países, aunque la mayoría tiene códigos que regulan la tenencia apropiada de animales domésticos, así como la prohibición de tenencia de algunas especies exóticas. En este artículo te daremos algunas indicaciones sobre qué hay que hacer si somos testigos de un maltrato animal.

En primer lugar hagamos algunas especificaciones sobre qué se considera maltrato animal exactamente. Cuando nos referimos a maltrato animal estamos hablando sobre actitudes o acciones que, por exceso u omisión, terminan arriesgando la integridad, salud física y psicológica de un animal y atentan contra su vida y normal desarrollo.

Actos o actitudes por exceso

maltrato animales 2

Son toda clase de acciones u actitudes que se cometen sobre un animal y son consideradas excesivas. Por ejemplo, castigos violentos, golpes o agresiones, aislamiento, cohibición de conductas, entre otras, que terminan afectando al animal tanto en su integridad física como psicológica, impidiendo su normal desarrollo y generando en ellos problemas de tipo conductual que requerirá tratamiento y terapia.

Recuerden que la sobreprotección o la sobrealimentación son otras formas de maltrato, pues desencadenan en los animales conductas similares (Nerviosismo, estrés, agresividad, enfermedad) que los actos realizados con violencia.

Actos o actitudes por omisión

Son toda clase de acciones o actitudes que se realizan con respecto a la omisión de atención frente a una necesidad de un animal. Estas incluyen la falta de alimento, de refugio, atención médica, ejercicio, entre otras. Corresponden a comportamientos sistemáticos y se encuentran, al igual que los actos por exceso, bajo la denominación de tortura.

Necesidades básicas de un animal

El proceso para determinar legalmente si un animal ha sido maltratado se basa en la violación a las necesidades básicas de los animales. En general estas son:

  • Respeto por su integridad física
  • Atención y cuidados veterinarios regulares
  • Alimento
  • Ejercicio e higiene
  • Refugio

Los semovientes

maltrato animales 3

Posiblemente uno de los casos mejor legislados es el de los semovientes (vehículos de tracción animal) y el de los animales domésticos para el consumo humano. Infortunadamente esto no se hace por el beneficio del animal, sino para evitar situaciones que puedan afectar la movilidad del tráfico o la salud humana.

En muchos países se encuentra prohibido el uso de vehículos de tracción animal, sin embargo en algunos se permiten aún bajo restricciones que tienen que ver con la cantidad de peso que estos pueden cargar, golpes o laceraciones evidentes en el cuerpo del animal o desnutrición (que se puede apreciar en el costillar y huesos de la cadera prominentes de animales como caballos, burros o bueyes).

En caso de que observe un caso de maltrato a un semoviente puede comunicarse con la oficina del tránsito y explicar la situación, si puede tome videos o fotos, estos servirán de evidencia para que la policía pueda retirar al animal de su propietario.

Animales domésticos

 

Los animales domésticos se definen entre los que se crían para el consumo humano y los de compañía. En caso de que observe vulneraciones a animales domésticos será mucho más fácil la intervención de la policía para los casos de animales de consumo humano.

Esto se debe a que  para su tenencia los dueños deben garantizar ciertas condiciones de higiene, vacunación, alimentación, para que el producto resultante sea de optima calidad y no atente contra la salud de las personas. Así que una simple llamada a sanidad bastará para resolver el problema (Esto siendo optimistas).

Infortunadamente para el caso de los animales de compañía, en algunos países existe una carencia casi absoluta de regulación sobre maltrato a esta clase de animales. Así que usted deberá informarse hasta donde es permisiva la norma y cómo usarla a su favor, por ejemplo, en la mayoría de países existen códigos que regulan la tenencia apropiada de mascota, que se encarga de delinear básicamente aspectos relacionados con la convivencia.

Por ejemplo, esta norma dice que se debe hacer un control sobre los excrementos de las mascotas para evitar la propagación de enfermedades o los malos olores, así que si usted observa un animal viviendo en condiciones insalubres puede llamar a la policía. Un fenómeno que ha resultado sumamente benéfico para los animales son las denuncias a través de redes sociales, estas ejercen presión sobre las autoridades y las obligan a actuar.

Usted puede intervenir personalmente, aunque no es muy recomendable, porque si bien muchos maltratadores de animales evitan las confrontaciones con otras personas, podría verse involucrado en una situación de agresión. Sin embargo, en caso de que el maltratador se muestre receptivo, trate de abordarlo de una buena forma, muchos de los casos de maltrato a mascotas no se deben a maldad sino a ignorancia, o bien puede llevar la queja a una entidad de protección animal, estas se encargan de recibir la mayoría de esta clase de denuncias.

Así que las recomendaciones son básicamente informarse, denunciar, acumule pruebas (videos, fotos, testimonios) tratar de educar y de buscar apoyo de las autoridades y de las entidades de protección que tengan presencia en su ciudad.

Categorías: ¡NO al maltrato animal! Etiquetas:
Te puede gustar