¿Qué hacer si me encuentro un pollito recién caído del nido?

27 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Natalia Laguna
Estás de paseo y te encuentras un pollito recién caído del nido. Instintivamente quieres ayudarlo, pero no cualquier tipo de ayuda bastará para protegerlo. Aquí te mostramos qué hacer.

Estamos en primavera, y la vida resurge después del frío y estático invierno. Paseas por el campo y ves toda una explosión de biodiversidad animal y vegetal. Durante el paseo encuentras un pollito recién caído del nido, y decides que lo más adecuado es llevarlo a casa y cuidarlo. En principio, esta no es la mejor opción, mejor no lo cojas.

¿Peligro o elección?

En esta época del año es frecuente ver pollitos de vencejos, gorriones, golondrinas o aviones entre otras especies de aves, que han caído del nido. El primer impulso es recogerlos y protegerlos. Es normal sentir que el pollito está temblando y que hay que cuidarlo, pero seguramente no está temblando porque esté desatendido, sino por el miedo que le provoca la presencia humana.

Es normal que los pollitos quieran salir del nido y empezar a aprender a volar e intentar saltar, y con estos movimientos caen del nido. No creas que el animal está sólo y desatendido: seguramente sus padres están cerca vigilando, pero al estar los humanos en la zona, no se acercan.

Existen excepciones a esta regla. Por ejemplo, los vencejos se encuentran en grave peligro al caer del nido ya que no pueden emprender el vuelo por sí mismos. Aquí si es necesaria la actuación humana.

También es posible encontrarse pollitos de aves como patos, alcaravanes, avutardas o perdices. Estos pollitos tampoco se han perdido ni acaban de caer del nido

Concretamente estas especies son aves nidífugas, abandonan el nido mucho antes de poder volar, y sus padres siempre suelen estar cerca.

Pájaro alimentando a su cría.

Consejos de cómo actuar si encuentras un pollito recién caído del nido

Muchas veces se cree que se está rescatando un animal desvalido, y realmente no se hace más que empeorar la situación. Al fin y al cabo, se está sacando el animal de su hábitat, y aunque se piense que se está dando lo mejor de uno mismo para ayudarlo, es contrario a la naturaleza del animal.

En muchas ocasiones el animal no sobrevive aún con todos los cuidados ofrecidos. Y en otros casos, aunque el animal rescatado sobreviva, luego no puede adaptarse a su hábitat natural por acostumbrarse a la vida humana y no haber desarrollado sus propios instintos animales.

Entonces ¿qué debes hacer si te encuentras un pollito recién caído del nido?

Intentar devolverlo a su lugar de origen

Seguramente el nido esté cerca. Solo hay que mirar hacia la vegetación de alrededor y probablemente encuentres su nido muy cerca. Es difícil que un animal tan pequeño se haya movido lejos, pues seguramente esté comenzando a conocer el medio que le rodea y a dar sus primeros y torpes pasos.

Si no encuentras el nido, puedes colocarlo en una caja y colgarlo de un árbol, de modo que sus padres puedan encontrarlo de nuevo. De esta manera también se evita que los depredadores lleguen hasta el polluelo.

Avisar a los expertos

En caso de que el nido del pollito recién caído no se muestre a tu alrededor, hay que contactar con los expertos.

Estos expertos suelen ser los responsables del parque natural o urbano en el que se está paseando; agentes rurales o medioambientales. Son personal que conoce las especies que habitan en ese lugar y sabe los requerimientos de las mismas y cómo aplicar el protocolo de actuación adecuado.

Además, estos expertos acostumbran a tener su propia enfermería o centro de recuperación para cuidar a todos los animales con problemas que se encuentran en la zona.

Si no es posible contactar con los responsables de la zona en la que se está paseando, siempre existe la posibilidad de llamar al 112.

Una cría de una especie de falconiforme.

Qué no se debe hacer nunca con un pollito caído del nido

Hay veces que resulta inevitable llevarse el polluelo a casa e intentar ayudarlo, aun conociendo lo anteriormente mencionado. Y aunque la idea sea siempre la de ayudar, hay cosas que siempre se deben evitar.

  • La costumbre de alimentar a la cría con miga de pan, leche o galletas es totalmente errónea. Además no se puede esperar que el polluelo coma de un cuenco. El pollo es generalmente insectívoro, y come del pico de sus padres. Todas las especies necesitan proteínas para desarrollarse adecuadamente. Y la leche puede ser perjudicial y causar la muerte del pequeño animal.
  • No se recomienda mojar los orificios del pico al intentar darle de beber al ave. Por estos orificios son por los que respira.
  • No es necesario cubrir al animal con un chaqueta, como hemos comentado anteriormente, no tiembla de frío sino de miedo.
  • No se debe tocar el plumaje más de lo imprescindible. Esta acción estropeará las plumas del ave e incapacitará al joven para la vida en libertad.
  • Nunca introducir a un ave en una caja de cartón o madera completamente cerradas. Se deberá realizar orificios en la caja y cubrir la base con papel absorbente.

Cuidar a un ave recién nacida no es tan fácil como se cree. Aun con todos estos consejos, contactar con un experto siempre será la mejor de las opciones.

Mejor no lo cojas, SEO Bird Life. Recogido a 22 de Mayo en https://www.seo.org/no-cojas-pollitos-huerfanos/ Nidífugas, Wikipedia. Recogido a 22 de Mayo en https://es.wikipedia.org/wiki/Nid%C3%ADfuga