¿Qué comen los hámsters?

Antonia Tapia · 5 agosto, 2015

Si estás pensando en sumar una pequeña mascota a tu hogar… ¿nunca te has planteado tener un hámster? Estos pequeños roedores son fáciles de cuidar, se adaptan sin inconvenientes a su entorno y no ocupan demasiado espacio. En definitiva, los hámsters son las mascotas perfectas para niños y para adultos.

Populares en Estados Unidos y Europa después de la Segunda Guerra Mundial, en la actualidad se han convertido en animales muy frecuentes en los hogares.

Aunque existe una gran variedad de hámsters, en total 19 especies, el sirio es uno de los ejemplares más famosos. Tiene el aspecto de un oso de peluche en miniatura y su color es dorado. Sin embargo, también existen otras especies bastante conocidas como el Hámster Roborovski, el Hámster chino o el Hámster de campo europeo, además de las especies de hámster enanas.

Los ejemplares de la variedad siria probablemente son las mejores mascotas para los niños, en parte porque son más grandes y se pueden mantener y manejar de forma fácil. Sin embargo, te avisamos ya: la amabilidad del hámster es relativa. No esperes la misma devoción de un perro que de un roedor.

¿Qué comen los hámsters?

La palabra hámster proviene del alemán hamstern , que significa tesoro. Esta es una manera muy apropiada para describir cómo se alimentan estas mascotas. Cuando lo hacen llenan las bolsas que tienen en las mejillas con los alimentos.

Los hámsters deben tener comida y agua disponible todo el día. Y aunque es cierto que se puede alimentar a estos pequeños con alimento comercial, no tiene que ser la única opción.

Los hámsters son animales nocturnos.

Estas pequeñas mascotas comen verduras y frutas dulces como manzanas, lechuga, zanahorias, coliflor o peras. Si no utilizas herbicidas en el césped, también puedes cortar un par de hojas y dárselas durante la noche, para ellos son una verdadera delicia.

Además, también le gusta comer semillas, granos, nueces y maíz partido. En cuanto a los hámsters salvajes, también comen insectos, ranas, lagartijas y otros animales pequeños.

La dieta de un ejemplar de este tipo en cautiverio debe ser de al menos el 16 por ciento de proteína y el 5 por ciento de grasa

¿Qué otras características tiene un hámster?

Los hámsters suelen tener un período de vida muy breve. Si bien, existen diferencias entre las razas. Por ejemplo, el hámster sirio vive entre dos y tres años, mientras que las variedades enanas tienen una vida de entre un año o dos.

Eso sí, son roedores que tiene gran vitalidad. Como en el desierto tienen que buscar muy lejos su comida, están preparados para que sus movimientos se adapten a todas las circunstancias del terreno.

Estos pequeños animales, capaces de almacenar gran cantidad de energía, necesitan hacer bastante ejercicio. Es por eso que tu mascota va a pasar mucho tiempo jugando en su rueda. En ese sentido, es recomendable que en su jaula también haya túneles, juguetes y otros accesorios para preservar su salud física y mental.

Por otra parte, son animales nocturnos. Un consejo es que no coloques su jaula en un lugar donde sus actividades y movimientos te puedan despertar. El sonido que hacen cuando juegan no es, desde luego, propicio para conciliar el sueño. Durante el día, estos pequeños roedores duermen y suelen tener mal humor. De hecho, un hámster cansado es propenso a morder a los niños que quieren jugar con él o lo incomodan.

Los hámsters comen semillas y maíz partido.

Si quieres tener más de uno, lo mejor es que compres dos jaulas y que cada roedor tenga su hogar por separado. ¿Por qué? Porque son bastantes agresivos entre sí. Especialmente si se trata de dos hámsters de distinta raza. No obstante, existen excepciones. Por ejemplo, que convivan dos ejemplares sirios en la misma jaula es imposible. En cambio, sí puedes mantener juntos aquellos que pertenecen a la variedad china o rusa.

Recuerda: no mezcles diferentes razas para que habiten en la misma jaula.

El cuidado de un hámster

Los hámsters son criaturas muy limpias. No debes colocar su plato de agua y comida cerca del área en la que hacen sus necesidades ya que se sentirá incómodo.

Además, es recomendable que adecentes su jaula a fondo al menos dos veces a la semana. Recuerda que los hámsters son bastante acaparadores, así que asegúrate de retirar todos los alimentos sobrantes durante la limpieza ya que pueden haber guardado y acumulado parte bajo su “ropa de cama” que ya no se encuentre en buen estado.

Finalmente, proporciona a tu hámster juguetes seguros con los que pueda entretenerse, preferiblemente que estén hechos de madera, y no olvides colocar en la jaula un refugio a modo de casita, para que pueda esconderse allí durante el día.