Beneficios que obtienes si compartes tu vida con una mascota

Cristina · 7 junio, 2015

Una de las decisiones más importantes que tomamos es con quién deseamos compartir nuestra vida. Una buena elección nos reportará felicidad mientras que, en el caso contrario, sabemos las consecuencias que tendrá. A la hora de dar el paso pensamos en lo que podemos aportar a esa persona, pero también en lo que ella nos dará a nosotros. Algo parecido sucede cuando pensamos en adoptar un animal. Tú le puedes entregar mucho de ti, pero en este artículo veremos los beneficios que obtienes si compartes tu vida con una mascota.

Pasar tu vida con una mascota una gran decisión

abrazo persona perro

Los perros son, sin duda, la primera opción a la hora de compartir la vida con una mascota, debido a la facilidad que tienen para adaptarse a la convivencia y la fidelidad que demuestran hacia sus dueños. Otro de los animales que ocupa un lugar destacado es el gato, un ser más independiente y que no requiere tantos cuidados como el can.

Pero el mundo de las mascotas es infinito y en los hogares podemos encontrar peces, loros, canarios o periquitos, alguna clase de reptil como las tortugas, roedores como el conejo, la cobaya o el hámster y, en fin, casi cualquier tipo de animalito. Dejando a un margen por cuál te decantes, no cabe duda de que será una gran decisión, como comprobaremos en los párrafos siguientes.

Beneficios que conseguirás si compartes tu vida con una mascota

A continuación te mostramos 5 beneficios de vivir con una mascota:

1. Estado de ánimo

Está comprobado que cuando compartimos nuestra vida con una mascota disminuye la ansiedad que podamos sentir. Además, reduce los síntomas de la depresión. Cuidar de alguien hace que nos sintamos mejor, puesto que ayuda a combatir sentimientos de inutilidad.

Está claro que, para quienes se sienten solos, será un apoyo fundamental. Incluso hay estudios que demuestran como acariciar durante unos minutos un animal, sobre todo si es un cachorro, hace que nuestro cuerpo produzca endorfinas, la llamada hormona de la felicidad.

2. Mejoran la salud física

No solo benefician nuestra salud emocional, sino también la física. Las personas que conviven con cierto tipo de mascotas tienen el colesterol más bajo y sufren menos obesidad.

Asimismo, ciertas investigaciones avalan que quienes tienen en su casa un animal desde niños desarrollan un sistema inmunológico más fuerte, lo que les llevará a que tanto en la infancia como en la edad adulta sufran menos alergia.

3. Hace más responsables a nuestros hijos

gato niño

Cuando un niño o un adolescente se hace cargo, en la medida de sus posibilidades, del cuidado de una mascota, le ayuda a madurar. Aprenden la importancia de no olvidar las cosas, les ayuda a anteponer los sentimientos de otros a los suyo propios y aprenden que hay límites dentro de la convivencia. También aprenden a aceptar las responsabilidades y a cumplir con los compromisos previamente establecidos.

Para que esto sea así, antes de la llegada del animal a la familia hay que establecer de qué tendrá que ocuparse en relación a su cuidado. Por supuesto no caer en la tentación de, ante su negativa o desidia, encargarnos nosotros. Nuestro hijo tiene que cumplir con lo acordado.

4. Te cuidan

Aunque es cierto lo comentado hasta ahora en cuanto a que los animales son una gran responsabilidad, no lo es menos que ellos también se preocupan por ti. Pocos amigos encontrarás que te protejan y cuiden como lo haría un perro, por ejemplo. No olvidemos que este tipo de mascotas pueden entrenarse para convivir con personas que tengan una necesidad especial  y para ayudarlas. En el caso de las personas que están enfermas pueden incluso detectar un agravamiento de la dolencia. Recordemos la multitud de estos leales amigos que han alertado a sus dueños de alguna clase de peligro, como un incendio.

5. Más diversión

Si ponemos una mascota en nuestra vida los días serán más entretenidos. Tendremos un compañero de juegos inmejorable. Nos ayudará a ser personas más sociables, ya que conoceremos a los dueños de otras mascotas y, además, tendremos un tema en común del que hablar. Lo más importante: como estar con ellos produce endorfinas, seremos personas felices.

Como hemos visto, si compartes tu vida con una mascota obtendrás muchos beneficios.