¿Pueden los perros tener síndrome de Down?

13 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
El síndrome de Down es exclusivo de la especie humana y se debe a una trisomía del cromosoma 21

El síndrome de Down es un conjunto de síntomas físicos y mentales provocados por un trastorno genético y, aunque es común encontrarlo en la población humana, no es así en otras especies. Si alguna vez te lo has preguntado, no, los perros no pueden tener síndrome de Down.

Aunque algunos perros puedan presentar síntomas parecidos, su causa tiene otra explicación. Humanos y cánidos compartimos muchos trastornos genéticos, pero el síndrome de Down no se encuentra entre ellos.

¿Qué es el síndrome de Down?

Cuando hablamos de cualquier síndrome nos referimos a un conjunto de síntomas característicos de una o varias enfermedades. El síndrome de Down es conocido por una serie de síntomas:

  • Rasgos faciales reconocibles: cara aplanada especialmente en el puente nasal con ojos pequeños en forma almendrada, cuello corto y orejas pequeñas.
  • Diferentes grados de discapacidad cognitiva.
  • Tono muscular débil o ligamentos flojos.
  • Pérdida auditiva y tendencia a las infecciones de oído.
  • Enfermedades en los ojos como cataratas o miopía.
  • Apnea del sueño.
  • Defectos cardíacos.
  • Otros problemas comunes: obstrucciones intestinales, anemia, problemas de tiroides, leucemia, enfermedad de Hirschsprung…
Niño con síndrome de Down al lado de su perro

Pero la causa del síndrome está en los cromosomas: los seres humanos tenemos 46 cromosomas. De esos 46 cromosomas, la mitad los aporta el espermatozoide en el momento de la fecundación, mientras que la otra mitad lo hace el óvulo.

Las células de las personas con síndrome de Down poseen en su núcleo un cromosoma de más, 47 cromosomas en lugar de 46. En concreto, es un cromosoma 21 extra, de ahí que la alteración también se conozca como trisomía 21.

Cada especie, animal o no, tenemos un número específico de cromosomas, que es la forma en la que se condensa el ADN en el interior de las células.

El reparto de los cromosomas ocurre de la misma manera en otros animales, como los perros, así que sí es posible que presenten una trisomía en un par de cromosomas, pero no síndrome de Down.

¿Los perros pueden tener síndrome de Down?

Solamente en primates no humanos, con los que compartimos un 98 % de la información genética, se ha encontrado un síndrome parecido, pero no así en otras especies como los perros o los gatos. Sin embargo, pueden padecer otras anomalías genéticas que compartan algunos de sus síntomas.

Seguro que alguna vez has visto circulando por internet bulos sobre el síndrome de Down en gatos, tigres, perros… acompañados de fotos con facciones que nos recuerdan a las del síndrome. El origen de estos rasgos puede estar en una deformación, una enfermedad o una alteración genética, pero no en el síndrome de Down.

Monty, un gato que parece tener síndrome de Down
Fuente: Facebook de MontyBoyCat

Lo más parecido que se ha llegado a conocer en animales ha sido gracias a una cepa del ratón del laboratorio, el ratón trisómico, que los investigadores han creado para estudiar el síndrome de Down en un modelo animal.

A partir del cromosoma 16 del ratón han conseguido crear una trisomía con genes del cromosoma 21 en humanos. El objetivo es estudiar la expresión de estas copias de genes y su similitud con el síndrome de Down, la interacción entre los genes y la posible futura terapia génica que podría desarrollarse.

Enfermedades genéticas en perros

Es posible que los animales también sufran de discapacidad cognitiva, pero es algo indistinto a la trisomía 21 que puede ocurrir por diferentes factores. Por ejemplo, el síndrome de disfunción cognitiva ocurre en perros mayores –puede ocurrir en gatos, pero es mucho menos evidente– y es debido a la edad avanzada.

Con los canes compartimos otras muchas enfermedades genéticas, algunas resultado de mutaciones en cromosomas específicos, como la ceguera nocturna, las cataratas o incluso la narcolepsia, lo que hace que ciertas razas sean buenos modelos para estudiar la enfermedad en humanos.

  • Down21.org
  • Centro Nacional de Defectos Congénitos y Discapacidades del Desarrollo de los CDC, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
  • Trisomy for the Down syndrome 'critical region' is necessary but not sufficient for brain phenotypes of trisomic mice. Olson L.E., Roper R.J., Sengstaken C.L., Peterson E.A., Aquino V, Galdzicki Z, Siarey R, Pletnikov M, Moran T.H., Reeves R.H. Human Molecular Genetics 16: 774-782, 2007
  • Patologías hereditarias en la especie canina. Universidad Complutense de Madrid.