5 problemas veterinarios más comunes

Perro en el veterinario

Vacunas, control de rutina y desparasitación. Esos serían los únicos temas que nos gustaría tratar cuando llevamos a nuestros peludos a un consultorio. Sin embargo, las mascotas también enferman. Aquí te contamos algunos de los problemas veterinarios más comunes, que los profesionales relacionados con la salud animal deben resolver a diario.

1. Inconvenientes gastrointestinales

Es bastante habitual ver perros o gatos que son llevados a consulta por presentar vómitos o diarrea. Si bien las causas que desencadenan estas situaciones pueden ser variadas, por lo general suelen deberse a bacterias, parásitos u hongos protozoarios que los animales adquieren por vía oral.

Y es que los peludos, ya sabes, se llevan cualquier cosa a la boca, dentro o fuera de la casa. Por eso es importante que controles, en la medida de las posibilidades, que el animal no entre en contacto con cosas que puedan terminar provocando un episodio gastrointestinal.

Conoce cuáles son los problemas veterinarios más comunes. Y recuerda que, en relación a las mascotas, siempre es mejor prevenir que curar.

Perro rascandose

2. Afecciones en la piel

Otro de los problemas veterinarios más comunes son los que se presentan en la piel de las mascotas.

Es usual que un animal llegue al consultorio porque está padeciendo:

  • Dermatitis
  • Alopecia
  • Prurito

En estos casos, los motivos son también diversos. Entre ellos:

  • Hongos
  • Bacterias
  • Ácaros
  • Deficiencia en la nutrición
  • Desequilibrio hormonal
  • Alergia a algunos productos utilizados en la higiene de la mascota

3. Claudicaciones, entre los problemas veterinarios más comunes

También es frecuente que los dueños lleven a sus mascotas a la consulta porque tienen alguna de sus extremidades inmovilizadas debido al dolor que están padeciendo. Un animal cojea por causas variadas:

  • Golpes
  • Traumas
  • Articulaciones inflamadas
  • Degeneración de los ligamentos

Ten en cuenta que, además de los accidentes que puede sufrir un peludo tanto dentro como fuera de la casa, el sobrepeso también contribuye a causarle inconvenientes en sus patas.

4. Desequilibrios hormonales

Cuando hay un trastorno endocrino, lo más probable es que tu mascota se vea demasiado gorda o demasiado flaca a pesar de llevar adelante una dieta adecuada.

Entre los problemas veterinarios más comunes en este rubro están:

Además, si el animal es anciano, puede presentar deterioro en el hígado o en el riñón.

5. Enfermedades zoonóticas

Las afecciones que pueden transmitirse entre humanos y animales también ocupan los primeros lugares de consulta al veterinario. Algunas de ellas son:

  • Brucelosis
  • Toxoplasmosis
  • Leptospirosis
  • Leishmaniosis
  • Hidatidosis

La buena alimentación de tu mascota contribuye a cuidar su salud

Como siempre es mejor prevenir que curar, lo ideal es que sigas todos los consejos del veterinario para evitar que tu mascota enferme. Más allá de las vacunas, la desparasitación y el control periódico que ya mencionamos, la alimentación también juega un papel fundamental.

Ya sea comercial o casera, la comida de tu mascota debe ser de calidad y cumplir con los requisitos nutricionales de acuerdo a las características de tu peludo. Aquí juegan factores como la edad, el tamaño, la actividad física que despliega, etc.

Pero también debes tener en cuenta que debes evitar sobrealimentar a tu perro o a tu gato. La obesidad puede traerle, más temprano que tarde, distintos inconvenientes de salud, como ya hemos indicado. Así que asegúrate de darle la cantidad correcta de alimento. Porque tampoco es bueno que le estés proporcionando una ración insuficiente. Así que presta mucha atención a este tema.

Perro y gato en el veterinario

Otras consultas habituales en el consultorio del veterinario

No es extraño que los problemas de comportamiento de tu minino o de tu can formen parte también de la consulta al profesional. Ansiedad, destrozos de objetos varios, ladridos o maullidos excesivos….

Los hay de mayor o menor gravedad. En casos más complicados, el veterinario puede recomendarte un especialista en conducta animal.

Además, no dejes de preguntar sobre un tema fundamental para tu amigo de cuatro patas como es la castración. Si no quieres que tu animalito tenga descendencia, una decisión responsable es evitar que vengan al mundo camadas no deseadas.