Problemas comunes de salud de los gatos mayores

20 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Es común que existan varias enfermedades –simultáneamente– afectando la salud de los gatos mayores. Esta situación puede dificultar el diagnóstico y su tratamiento adecuado.

La salud de los gatos mayores puede verse afectada por varias enfermedades diferentes, por lo que cobra mucha importancia la atención veterinaria regular.

Todos los gatos deben ser examinados por un veterinario al menos una vez al año, pero en el caso de los gatos mayores, lo recomendables es dos veces al año. De esta manera, es posible prevenir o tratar cualquier inconveniente con suficiente tiempo. No hay que olvidar la mayoría de las enfermedades son más fáciles de tratar si se diagnostican temprano.

Los gatos mayores pueden ocultar sus problemas de salud

Los gatos mayores pueden enmascarar muy bien una enfermedad. Por ello, no solo hay que llevarlo al veterinario para realizarle chequeos, también es necesario prestar atención a los posibles cambios en su comportamiento.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que un gato mayor no solo puede sufrir enfermedades físicas, sino también afecciones mentales.

Veamos a continuación algunas de las enfermedades más comunes que pueden padecer los gatos mayores.

Enfermedad dental

Caída de dientes en gatos

Aunque la enfermedad periodental no es específica de los gatos mayores, sí existe una mayor incidencia a medida que pasan los años. De hecho, se estima que al menos 2/3 de los gatos mayores de tres años padecen problemas en los dientes y el resto de la cavidad oral.

La enfermedad dental puede ser un problema grave para los gatos mayores. Afecta los dientes, las encías, los, ligamentos, la raíz e incluso el hueso mandibular o maxilar. Además, puede ser muy dolorosa.

Hipertiroidismo

El hipertiroidismo es una afección de la glándula tiroides en la que se producen cantidades excesivas de hormona tiroidea. Y este exceso hormonal tiene diferentes efectos en su organismo.

Muchos gatos hipertiroideos muestran pérdida de peso y, simultáneamente, aumento del apetito. Otros síntomas pueden ser: vómitos, diarrea, sed y aumento del volumen de orina.

Enfermedad renal crónica

Los riñones actúan como un sistema de filtro de la sangre. Cuando funcionan con normalidad, eliminan a través de la orina los desechos producidos por el metabolismo felino.

Sin embargo, cuando los riñones están dañados, ya sea cuestión de envejecimiento o por cualquier otro proceso físico, los productos de desecho ya no se filtran de manera efectiva, lo que lleva a su acumulación en el torrente sanguíneo del gato.

Algunos de los síntomas observados en la enfermedad renal crónica incluyen: aumento de la sed, aumento del volumen de orina, pérdida de peso, falta de apetito y vómitos.

La enfermedad renal crónica es una afección común en los gatos mayores.

Enfermedad del corazón

Gato va al veterinario

Es importante tener presente que existen diferentes tipos de enfermedades del corazón. Una de las más frecuentes en los gatos mayores es la miocardiopatía, otras son las enfermedades valvulares degenerativas.

Independientemente de la causa subyacente, el resultado final de la enfermedad cardíaca es la insuficiencia cardíaca congestiva. En esta condición la capacidad del corazón para bombear sangre de manera efectiva y eficiente se ve comprometida.

Artritis

Desafortunadamente, es común que los gatos padezcan de artritis y que sus dueños no se den cuenta. Esta situación suele darse a menudo porque los síntomas de la artritis se confunden fácilmente con cambios de envejecimiento «normales».

Comúnmente, los gatos artríticos a menudo se vuelven menos activos, duermen más y es posible les cueste acceder a las superficies elevadas.

Diabetes mellitus

Gato con obesidad por diabetes mellitus.

La diabetes produce un aumento en el nivel de azúcar en la sangre. Es importante resaltar, que los factores de riesgo para la diabetes felina incluyen el sobrepeso y llevar un estilo de vida sedentario, afecta la salud de los gatos mayores.

Mayoritariamente, los gatos diagnosticados con diabetes requerirán inyecciones de insulina. La remisión es posible cuando se inicia un tratamiento agresivo temprano en la enfermedad. Si se produce la remisión, la insulina ya no será necesaria.

Cáncer

El cáncer de distintos orígenes también es una afección común en los gatos mayores. Por supuesto, existen muchos tipos de cáncer que pueden afectar a los gatos. Así, los síntomas dependen del tipo de cáncer involucrado.

Nota final

En vista de que existen varias enfermedades que puedes afectar a los gatos mayores, es importante no saltarse ninguno de sus chequeos veterinarios y prestar atención a los cambios de comportamiento que pueda tener. Mientras más pronto se detecte un problema, más probabilidades habrán de que el tratamiento resulte exitoso.

  • Paepe, D., Verjans, G., Duchateau, L., Piron, K., Ghys, L., & Daminet, S. (2013). Routine health screening: findings in apparently healthy middle-aged and old cats. Journal of feline medicine and surgery, 15(1), 8-19.
  • Landsberg, G., & Araujo, J. A. (2005). Behavior problems in geriatric pets. Veterinary Clinics: Small Animal Practice35(3), 675-698.