¿Por qué mi pájaro se come sus heces?

Los pájaros domésticos son seres aseados y muy escrupulosos con su alimentación. Por ello, no tiene ningún sentido biológico que decidan ingerir sus propias heces.
¿Por qué mi pájaro se come sus heces?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 21 octubre, 2021

Las aves domésticas requieren muchísimos cuidados y atenciones personalizadas, sobre todo si hablamos del grupo de las psitácidas (loros, periquitos, ninfas y cacatúas, entre otros). Cualquier desajuste puede causar problemas psicológicos o físicos en ellas, lo cual deriva en comportamientos difíciles de explicar. ¿Estás aquí porque tu pájaro se come sus heces?

En primer lugar, debes saber que este comportamiento no es normal en las aves, menos aún si son domésticas y tienen comida a su disposición en todo momento. Aquí te contamos a qué se debe la coprofagia en pájaros y cómo evitarla. No te lo pierdas.

El consumo de heces y la coprofagia

A nivel biológico, la ingesta voluntaria de heces se conoce como coprofagiaEn general se consideran coprófagos todos los seres vivos que se alimentan de forma (casi) exclusiva de las deposiciones de animales más grandes. Este régimen es prácticamente único de invertebrados, destacando entre ellos las moscas (Diptera) y algunos escarabajos (Coleoptera).

Muchos invertebrados son coprófagos estrictos, pero algunos animales biológicamente más cercanos al ser humano también pueden ingerir sus heces de vez en cuando. Por ejemplo, las crías de elefantes y koalas consumen las deposiciones de sus parentales para obtener la microbiota bacteriana necesaria para el metabolismo de vegetales. Sin ella, no obtendrían energía al comer hojas y brotes.

Esta conducta es más común en mamíferos herbívoros que no digieren del todo su alimento en la “primera pasada” por el intestino. El ejemplo más claro en este ámbito son los conejos y las cobayas, que producen unas heces parcialmente digeridas conocidas como cecotrofosLos ejemplares se las vuelven a comer y así obtienen toda la energía necesaria de su alimento.

Esta conducta, ya sea obligada o esporádica, está muy extendida en el mundo animal. De todas formas, los reportes de la coprofagia en aves salvajes son escasísimos (o nulos). Es muy extraño que llegues a ver uno de estos animales consumiendo sus deposiciones o las de otra especie. Entonces, ¿por qué tu pájaro se come sus heces?

El picaje en aves es común.

Motivos por los que un pájaro se come sus heces

Como hemos visto en el apartado anterior, la coprofagia obligatoria no existe en aves y la esporádica es muy rara. Que tu pájaro se coma sus heces (más si es una psitácida) es señal de trastorno físico o emocional. A continuación diseccionamos algunas de las causas de esta conducta tan problemática.

1. Deficiencias nutricionales

La mayoría de animales domésticos acuden a comerse sus propias heces cuando padecen deficiencias nutricionales. Esto no quiere decir que el tutor le dé poca comida al animal, sino que la administrada no satisface todas sus necesidades a nivel fisiológico. Debes recordar que los pájaros son voladores y, como tales, pueden acceder a una inmensa cantidad de hábitats y recursos en la naturaleza.

La mayoría de las psitácidas requieren pienso de calidad basado en semillas (50 %), frutas frescas (20 %), verduras crudas o cocidas (20 %) y otros alimentos (10 %), como huevos. Si solo le das pienso a tu animal, seguramente acabe desarrollando una deficiencia a largo plazo.

La caída de plumas y los problemas respiratorios son otros síntomas de deficiencia nutricional en el animal.

2. Falta de estímulos

Los pájaros son animales generalmente diurnos que pasan gran parte del día volando. ¿Imaginas cómo tiene que ser para ellos una vida entera dentro de una jaula? Si no interactúan con sus tutores, no salen a jugar o carecen de la instalación adecuada, puede que desarrollen trastornos derivados de su cautiverio, como la pica.

La pica se define como un trastorno en el que el animal consume elementos no comestibles sin un fin concreto. Siempre es indicio de un trastorno psicológico, más si el animal vive en una jaula carente de estímulos. En este punto es necesario acudir a un profesional en comportamiento animal, pues tratar el desajuste requiere conocimiento y tiempo a partes iguales.

Los juguetes, las salidas controladas fuera de la jaula y un nuevo compañero pueden ayudar al ave dañada a estabilizar su salud mental.

3. Ambiente sucio

La mayoría de pájaros domésticos (quizá exceptuando a los canarios) destacan por su pulcritud y su limpieza. Su jaula es su hogar y, si no la limpias, puede que el animal decida tomar cartas en el asunto y comerse sus heces para higienizarla. Es importantísimo limpiar la bandeja con sustrato del voladero cada 2-3 días y la jaula entera cada 7-14 días para evitar esta conducta.

El ambiente sucio no solo causa que un pájaro llegue a comer heces, sino que se enferme por diversas condiciones infecciosas.

4. Estrés

El estrés crónico fomenta desajustes intestinales en los vertebrados, lo cual puede traducirse en estreñimiento, diarrea, falta de apetito y muchas cosas más. Las aves con ansiedad suelen defecar más de lo normal y esto acarrea pérdida de vitaminas, nutrientes y otros compuestos de valor nutricional. Por ello, es probable que un pájaro estresado se coma sus heces.

El estrés viene derivado de muchas condiciones, desde una colocación inadecuada de la jaula hasta la presencia de ruidos fuertes en el entorno. Analiza todo aquello que pueda molestar a tu pájaro e intenta ponerle fin antes de que la condición se cronifique.

Una ninfa sobre un fondo blanco.

¿Debes ir al veterinario si tu pájaro se come sus heces?

La coprofagia es atípica en pájaros y, por ende, requiere atención veterinaria en todos los casos. Es posible que tu mascota no esté enferma y solo requiera algunos cambios en su entorno, pero siempre es mejor prevenir que curar. La ingesta de heces no tiene por qué provocar problemas de inmediato, pero acabará pasándole factura a tu ave tarde o temprano.

Por ejemplo, si tu ave está siendo desparasitada será muy difícil deshacerse de los patógenos ante una conducta coprófaga. Esta y otras muchas razones justifican la visita al veterinario en cuanto notes algo raro en tu pájaro.

Te podría interesar...
¿Los loros pueden comer tomate?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Los loros pueden comer tomate?

Los loros pueden comer tomate, pero solo de forma ocasional. Nunca se les debe dar verde, pues contiene mucha solanina, que es tóxica.