¿Por qué a tu gato le gusta la caja de cartón?

Francisco María García · 22 noviembre, 2018
¿De dónde viene esa predilección de los gatos por las cajas de cartón? ¡Descúbrelo con nosotros, a continuación!

No importa la cantidad y variedad de juguetes que tenga un gato, siempre se verá atraído por una simple caja de cartón. Pero ¿por qué a tu gato le gusta la caja de cartón? La respuesta radica principalmente en un comportamiento instintivo desarrollado a través de los años para ocultarse de los depredadores en la naturaleza.

¿A tu gato le gusta la caja de cartón?

Estas son algunas razones que explican el amor de tu pequeño felino por su caja de madera:

Comportamiento instintivo

Tal y como hemos visto, una de las razones por la cual a tu gato le gusta la caja de cartón radica en un comportamiento completamente instintivo que estos animales han desarrollado a través de los años.

Este comportamiento de ocultarse en lugares pequeños les ha permitido a los gatos pasar desapercibidos ante los depredadores que se encuentran en la naturaleza.

Las cajas de cartón o lugares pequeños ofrecen a los gatos una sensación de seguridad. En este sentido, al esconderse sienten que no pueden ser atacados; por ello, ese pequeño lugar se convierte en un oasis de tranquilidad. Además, tienen más control del campo de visión, y podrán ver con anticipación lo que se acerque.

Gatito en una caja

Curiosidad

La curiosidad es una de las características más distintivas de la personalidad de los gatos, independientemente de la raza. Esa curiosidad natural, combinada con la necesidad de esconderse, hace que se sientan irremediablemente atraídos por las cajas de cartón.

Cabe resaltar que esa curiosidad no solo se limita a las cajas, sino también a todo objeto, persona u animal que llegue por primera vez al hogar. El minino se acercará a olisquear y a comprobar de qué se trata y, en el caso de que sea una caja, entrará en su interior.

Frío

El frío es otra de las razones por las cuales a tu gato le gusta la caja de cartón. En este sentido, la temperatura ideal para los mininos está entre 30 y 36 grados; si la temperatura es inferior buscarán un lugar más cálido, como lo son las cajas de cartón. Es importante recordar que el cartón es uno de los mejores materiales aislantes térmicos.

Saltar

Las cajas también sirven como un espacio ideal desde el cual saltar. Desde el interior de la misma, el gato podrá observar a todo el que pase por delante, y si algo le despierta su curiosidad, saltará sobre ello. En la naturaleza, los gatos saltan para agarrar a su presa, pero en la comodidad del hogar lo hacen simplemente para jugar y sorprender.

Escondite perfecto

Los gatos son animales a los que por naturaleza les gusta la soledad. Por ello, las cajas de cartón resultan ideales para aislarse de los demás, ya sean humanos u otros animales.

Además, estas cajas son especialmente prácticas cuando el minino se mete en un problema del cual desea huir; en estos casos, qué mejor lugar que su escondite predilecto y donde siente que tiene todo el control: la caja de cartón.

Menos estrés

En los últimos años se ha demostrado que otra de las razones de más peso por las cuales los gatos prefieren las cajas de cartón es el estrés. En este aspecto, los gatos que tienen acceso a las cajas tienen considerablemente menos estrés que los que no.

Por otra parte, las cajas no solo hacen sentir más seguros a los gatitos, sino que también mejoran su vínculo con el entorno y les permite relacionarse de una forma más positiva con otros animales y con los humanos.

Gato en la caja

Cartón: material para jugar

El cartón es un material que no solo ofrece calidez a los gatos, sino que también les permite jugar, rasgar y morder; estas acciones resultan sumamente entretenidas para los mininos. De igual forma, es el lugar ideal para afilar sus uñas y estirar sus músculos.

En la práctica, existen muchas razones por las cuales los gatos prefieren una sencilla caja de cartón a otro tipo de juguetes. El instinto y el comportamiento, junto a practicidades como la calidez, son algunos de los motivos por los cuales los mininos adoran estas cajas.

Desde el material, pasando por la curiosidad y la seguridad, las cajas de cartón constituyen el escondite ideal para los gatos, y es ese lugar donde se sienten protegidos ante cualquier amenaza del mundo exterior.