Chinche asesino (Platymeris biguttatus): cuidados en cautiverio

10 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
Platymeris biguttatus es una especie de hemíptero curiosa y apta como mascota. Aun así, ten cuidado: presenta una picadura que te puede hacer pasar un mal rato.

El chinche asesino (Platymeris biguttatus), a pesar de su apodo intimidante, puede ser un gran animal exótico de compañía si se mantiene con las condiciones adecuadas. Estos invertebrados forman colonias, se reproducen muy fácilmente y tienen comportamientos verdaderamente fascinantes a la hora de cazar a sus presas.

Si te interesa el mundo de las tarántulas y los insectos como animales de compañía, seguramente estés ante la mascota perfecta. Aun así, debemos enunciar ciertas consideraciones antes de presentar sus cuidados en cautiverio. Si te gustaría mantener una colonia de estos fascinantes hemípteros en casa, continúa leyendo.

Consideraciones iniciales

Platymeris biguttatus es una especie de hemíptero originaria del oeste de África. Este simpático insecto se ha popularizado últimamente en el mercado de animales exóticos, ya que presenta una capacidad reproductiva en cautiverio sorprendentemente alta.

Esta especie aún no ha sido evaluada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) y, por ello, no sabemos cuál es la situación actual de sus poblaciones salvajes. De todas formas, por una vez este hecho no es muy relevante: te aseguramos que prácticamente todos los especímenes en venta provienen de la cría en cautiverio.

Algo que sí que hay que tener en cuenta a la hora de adquirir una colonia de ejemplares es que los chinches asesinos son venenosos. Estos insectos presentan una probóscide afilada, con la cual inyectan su saliva llena de toxinas sobre sus presas. Esto convierte los tejidos de la víctima en una papilla fácil de succionar.

Si te ha sonado desagradable este método de caza, imagina cómo es que te pique uno de estos insectos. Si bien su veneno no es ni mucho menos letal, algunos cuidadores lo describen como «si te hubieras golpeado muy fuerte con un martillo en la zona de la picadura». Desde luego, hay que extremar las precauciones a la hora de manejar a esta especie.

Un ejemplar de chinche asesino sobre un fondo blanco.

Cuidados en cautiverio de Platymeris biguttatus

Ya te hemos avisado de que la picadura de este insecto no es una tontería. Aun así, estos animales no son agresivos, así que solo pican por error o por falta de cuidado por parte del tutor. Si quieres mantener a una colonia de estos simpáticos hemípteros, continúa leyendo.

Terrario

Como hemos dicho anteriormente, estos animales lucen mucho más si se mantienen en colonias. Con un terrario de plástico o cristal de 30x20x20 centímetros de largo, ancho y alto podrás mantener a múltiples ejemplares en diferentes estadios.

En lo que al sustrato se refiere, la mejor opción siempre suele ser la fibra de coco. Esta capa será de un grosor considerable —unos 5 o 6 centímetros—, para que las hembras puedan poner los huevos a gusto. También debes colocar en la instalación una gran cantidad de escondrijos y refugios con cortezas de corcho y otros elementos, pues así evitarás el canibalismo.

Recuerda que toda instalación para animales exóticos debe tener una buena ventilación. Por ello, si construyes el terrario tú mismo o eliges un contenedor de plástico, no olvides hacer múltiples agujeros de diámetro muy pequeño en las paredes para promover el flujo de aire.

Ten cuidado con el diámetro de estos agujeros de ventilación, pues las ninfas se pueden escapar por ellos.

Condiciones climáticas

Al ser originarios de África, estos animales están acostumbrados a unos intervalos de temperatura muy amplios. Te mostramos los parámetros más importantes para su mantenimiento en las siguientes líneas:

  • Temperatura: la temperatura ideal es entre 24 y 30ºC, pero estos insectos aguantan bien el frío. Es mejor que te quedes corto a que te pases, así que mejor no coloques mantas calefactoras ni fuentes de calor en el terrario.
  • Humedad: la humedad relativa debe oscilar entre el 60 % y el 80 %. Para lograr esto, pulveriza el sustrato del terrario con agua un par de veces a la semana.
  • Luz: los invertebrados no necesitan focos para ser mantenidos. Además de esto, mantén siempre la instalación lejos de una fuente de luz directa, pues se podría crear en el terrario un efecto lupa letal para sus integrantes.

Alimentación

Sin duda, la parte más fascinante de mantener a estos invertebrados es ver cómo cazan. Estos hemípteros se abalanzan sobre sus presas y les clavan su probóscide, hecho que acaba con la vida de la víctima de forma rápida. Además, es común ver a varios ejemplares peleándose por una presa o agrediéndose unos a otros.

Al ser exclusivamente una especie depredadora, Platymeris biguttatus se alimenta únicamente de invertebrados vivos, como son los grillos, gusanos y cucarachas. Ofrece las presas con sentido común: cuanto más grande sea la colonia, más insectos deberán tener los integrantes a su disposición.

Es mejor que te pases ofreciendo presas a que te quedes corto, pues estos animales acudirán al canibalismo si les falta comida.

Reproducción

En el mundo de la terrariofilia se ha extendido la idea de que estos animales son partenogenéticos, es decir, que las hembras dan lugar a descendencia sin reproducción sexual. Esto no es así: las hembras ponen huevos aunque no se reproduzcan, pero de ellos no saldrá ninguna cría.

Por lo tanto, para que hayan múltiples generaciones en un terrario debes tener tanto machos como hembras en la colonia. Su reproducción, aún así, es extremadamente sencilla: si mantienes el sustrato con cierta humedad y los adultos están bien alimentados, comenzarán a aparecer crías en uno o dos meses.

Una cría de Platymeris biguttatus.
Una cría de Platymeris biguttatus.

Como habrás podido observar, esta especie es extremadamente fácil de cuidar. Con que otorgues suficiente comida a la colonia y tengas cierta precaución para no llevarte una picadura será más que suficiente para que disfrutes de muchas generaciones de estos insectos sin ningún problema.

  • Platymeris biguttatus, IUCNredlist.org. Recogido a 9 de diciembre en https://www.iucnredlist.org/search?query=platymeris%20biguttatus&searchType=species
  • Walker, A. A., Robinson, S. D., Undheim, E. A., Jin, J., Han, X., Fry, B. G., ... & King, G. F. (2019). Missiles of Mass Disruption: Composition and Glandular Origin of Venom Used as a Projectile Defensive Weapon by the Assassin Bug Platymeris rhadamanthus. Toxins11(11), 673.