El caballo en África

29 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
El caballo en África ha pasado por diferentes etapas a lo largo de la historia; actualmente se la considera una especie de 'raza invasora', pero que cada vez tiene más admiradores

Por lo general, tendemos a conectar la fauna del continente africano a animales exóticos, como leones, rinocerontes y jirafas. No obstante, el caballo en África también es poseedor de una historia admirable.

En la práctica, los rasgos típicos de las razas africanas de caballos son una demostración del largo proceso evolutivo que estos equinos han experimentado para adaptarse al continente.

A continuación, hablaremos un poco sobre la historia del caballo en África, con énfasis en el bereber, también conocido como ‘la joya de África del Norte’.

El bereber: una clave para comprender la historia de caballo en África

El bereber o berberisco es la raza de caballo africano más emblemática. Es una raza que se expandió por el Magreb gracias a su notable resistencia y capacidad de adaptación. Muchos ejemplares fueron amansados por las tribus magrebíes que habitaban mayormente en el interior de África del Norte.

En la mitología africana, existen historias y creencias muy interesantes respecto al nacimiento de los caballos berberiscos. No obstante, poco se sabe con precisión sobre sus orígenes; algunos investigadores llegan a suponer que sus antepasados podrían ser los equinos salvajes que sobrevivieron a la última glaciación.

Según cuentan las tradicionales leyendas, los conquistadores árabes quedaron fascinados al encontrar a estos equinos en estado ‘semisalvaje’. Todo sucedió en la antigua región de Barbaria, que se extendía desde el territorio que hoy pertenece a Argelia y Marruecos, hasta la frontera con Libia.

Encantados con su fuerza, elegancia, agilidad y resistencia, los conquistadores del Oriente Medio decidieron llevar algunos ejemplares junto a su ejército. No pasó mucho tiempo para que estos equinos salvajes se cruzaron con los caballos árabes; se fue generando una primera generación ‘mestiza’, que podría haber influenciado en las actuales razas de caballos árabes.

Caballos berberiscos en la guerra

La historia de los caballos berberiscos en las guerras

África del Norte ha protagonizado numerosos conflictos bélicos a lo largo de su historia por su localización estratégica en relación con el continente europeo. Por ello, el caballo bereber ha sido utilizado ampliamente en el campo de batalla hasta la década del 50.

Cuando los conflictos en suelo norteafricano empezaron a cesar, entre los años 50 y 60, estos equinos estuvieron al borde de la extinción. Como no solían ser utilizados para fines de movilidad, y considerando que la actividad agrícola era muy limitada por las características del suelo y por las constantes batallas, la población de berberiscos se fue reduciendo radicalmente.

La situación solo se empieza revertir por la iniciativa de unos criadores argelinos que, en 1987, fundan la Organisation Mondiale du Cheval Barbe. Sin embargo, el actual caballo bereber se diferencia morfológicamente del original, y es que es más robusto y alto.

Los caballos africanos de Namibia y su extraordinaria evolución adaptativa

En un principio, los caballos africanos en Namibia fueron vistos como una especie invasora, que podría conllevar desequilibrios en las escasas fauna y flora locales. Incluso tuvo lugar un intenso debate sobre si era o no necesario exterminarlos.

No obstante, la capacidad adaptativa del caballo a este nuevo y desafiante ecosistema fue captando la atención de los pobladores y de la comunidad científica. Estos caballos ‘invasores’ son unos de los pocos equinos que lograron sobrevivir en un medio desértico.

Caballo de Namibia

Tras realizar una serie de estudios y pruebas, los científicos fueron observando que esta adaptación era posible por algunos cambios morfológicos y fisiológicos en el organismo de los caballos.

Diferencias físicas

Si analizamos su morfología, estos ejemplares son más pequeños que el ‘caballo africano estándar’; además, sus funciones renales lo llevan a orinar menos y necesitar beber menos agua que los equinos en otros ecosistemas.

Esta asombrosa transformación adaptativa lleva a los expertos a preguntarse sobre cómo los cambios climáticos afectarán los animales, y especialmente a los mamíferos.

¿Podrían los caballos sobrevivir en un entorno hostil y muy difícil para su constitución física? Aún no existen respuestas para estas preguntas tan complejas. Pero la historia y la capacidad de adaptación constante del caballo en África es una evidencia imposible de ignorar.

Mientras tanto, los caballos ‘invasores’ se han convertido en una atracción turística muy popular en la región de Namibia y sus alrededores. Actualmente, su población sigue creciendo y ya cuenta con más de 300 ejemplares. Estos equinos parecen haberse adaptado también a la curiosidad de los espectadores humanos.