¿Por qué los perros persiguen su cola?

23 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Paloma de los Milagros
La presencia de parásitos intestinales puede inducir el picor en la parte trasera del can

En algunas ocasiones las mascotas llevan a cabo conductas aparentemente inexplicables, como cuando los perros persiguen su cola. Aunque la mayoría de los dueños las consideran prácticas sin fundamento, estas pueden ser incluso patológicas.

La primera vez que los perros persiguen su cola tienden a provocar la risa de sus propietarios, reacción que torna a preocupación cuando la conducta del can se vuelve obsesiva.

Los motivos que llevan a estos animales a la ejecución continuada de tal movimiento son varios; es importante conocerlos para evitar potenciales problemas físicos y psicológicos.

Razones por las que los perros persiguen su cola

Gran parte de los etólogos coinciden en las siguientes causas:

  • Aburrimiento. Los perros que pasan mucho tiempo solos o que, a pesar de tener compañía no reciben ningún estímulo, tienden a buscar su propio entretenimiento. Realizar un movimiento cíclico, como es el de atrapar su cola, hace que estas mascotas, además de entretenerse, tengan cierto desgaste físico. Para evitarlo, los dueños deben apostar por la actividad aeróbica de sus canes, con carreras y juegos que diviertan y ejerciten al animal.
  • Búsqueda de atención. Está relacionado con el aspecto anterior, pero en este caso es el propio dueño quien incita, involuntariamente, la práctica reiterativa del can. Así, cuando este último observa una actitud de sorpresa y diversión en las personas que presencian su nueva conducta, tiende a repetirla con objeto de mantener dicha alegría.
Perro busca atención de su amo

  • Dolencias o picores. Cuando un perro siente malestar en la cola, ya sea dolor o picor, tiende a mordérsela. Esta conducta debe ser vigilada, puesto que muchas veces es un indicio de parásitos intestinales. Además, el animal puede provocarse lesiones secundarias o irritaciones en su intento de calmar su escozor.
  • Trastornos mentales. En estos casos el origen puede estar en demencias ligadas a la edad o en la presencia de un trastorno obsesivo compulsivo desencadenado por una factor estresante. Algunos de los perros que persiguen su cola consiguen calmar su ansiedad, lo que deriva en que la conducta se convierta en un hábito tranquilizador.

Estrategias para mitigar conductas reiterativas

Cuando los dueños observen este tipo de comportamientos en sus mascotas, deben analizar tanto la frecuencia como el entorno en el que se desarrollan. Descartar problemas físicos es el primer paso, heridas locales u otra sintomatología como diarreas o falta de apetito reafirmarán el malestar del can.

Si no hay afecciones aparentes, los dueños deben intentar evitar reacciones de sorpresa y optar por ignorar la conducta del animal. Si este no desiste, la mejor opción será distraerle con otro tipo de estímulos como puede ser el lanzamiento de una pelota.

Perro con pelota en la boca

Cuando existe una patología mental, es muy difícil que se cure espontáneamente en el entorno doméstico. En este caso, el comportamiento, a pesar de tener una frecuencia de ejecución alta, se realiza de forma involuntaria y automática, de manera que el propio can actúa sin ser consciente. Esto explica que los perros, aun habiéndose irritado la cola, sigan repitiendo la misma operación pudiendo provocarse alopecias o infecciones locales.

Las conductas compulsivas deben ser tratadas por veterinarios, si hay una patología clínica mental, o por adiestradores caninos capaces de erradicar un hábito no deseado.

Cuando los perros persiguen su cola, lanzan mordidas al aire o ladran sin razón aparente, pueden estar ocurriéndole varias cosas. Ignorar en un primer momento y observar y actuar en casos de obsesión evitará la adquisición de comportamientos no deseados en el animal.

  • Buzhardt, L. (2015). VCA Hospitals. Why Do Dogs Chase Their Tails? Recuperado de https://vcahospitals.com/know-your-pet/why-do-dogs-chase-their-tails
  • Cesar's way. Why Do Dogs Chase Their Tails? (2015). Recuperado de https://www.cesarsway.com/why-do-dogs-chase-their-tails/