Perro lhasa apso: características y fotos

Camila O.Thomas · 11 noviembre, 2018
Descubre las sorprendentes características de el lhasa apso, un perro tibetano muy antiguo.

El lhasa apso es una raza de origen tibetano especialmente reconocida por su aspecto. De pelo largo y abundante, el lhasa apso es en la actualidad un perro de compañía. Descubre las características de este can tan singular.

Proveniente de la ciudad de lhasa en el Tíbet, los perros lhasa apso fueron criados como perros guardianes. A pesar de ser un perro pequeño, su labor era proteger los templos tibetanos de intrusos.

Su denso y largo pelaje fueron las cualidades que permitieron a un perro pequeño como el lhasa apso sobrevivir. Su pelaje es ideal para mantener el calor y por supuesto, evitar la sobreexposición solar. Sin lugar a dudas, este es su mayor atractivo en la actualidad.

El lhasa apso siempre fue valorado por su belleza estética. Por esta razón, canes de esta raza solían ser objetos de regalo a visitantes extranjeros.

En el Tíbet, esta clase de animales aún son conocidos como Abso Seng Kye, o “perros-leones- centinela”. Un nombre bastante intimidante, ¿verdad? Algunos amantes de los animales explican que el atributo de “león” sea una referencia a la melena de los lhasa apso.

Lhasa apso.

Características físicas del lhasa apso

La cabeza del lhasa apso es estrecha, aunque no demasiado aplanada. A diferencia de otras razas pequeñas de pelo largo, esta no tiene su cráneo en forma de manzana. Debido a sus orígenes como perro guardián, este can tiene un cuello fuerte.

Los ojos de esta raza son ovalados, de tamaño medio con respecto a su cráneo, y oscuros. Las orejas son colgantes y, así como el resto de su cara, están cubiertas de largos flecos. El hocico es recto y más bien corto en relación con el resto de su cabeza.

Los perros lhasa apso tienen cuerpos pequeños, y más largos que altos. Además, tienen lomos fuertes y su línea superior es recta. Sus extremidades delanteras son rectas, mientras que las de atrás son adecuadamente curvadas.

Su cabello es abundante, grueso y largo. Esta es quizás, su más distinguible característica. Su pelaje cae hasta el suelo, y cubre todo su cuerpo. Los colores más usuales entre los lhasa son dorado, blanco y miel. Sin embargo, existen algunos canes de esta raza con pelajes color humo, gris oscuro, multicolor, negro o marrón.

Curiosamente, las colas de los lhasa apso son de inserción alta. Esto significa que los perros la llevan sobre la espalda. A pesar de esta cualidad, sus colas no son en forma de asa. Al igual que el resto de sus cuerpos, las colas son de pelaje abundante formando flecos.

Son una raza pequeña, de machos ligeramente más grandes que las hembras. La altura promedio de la cruz de los machos es de 23 cm a 25 cm y el peso aproximado de estos canes es de 6 Kg a 7 Kg.

Pelaje lhasa apso.

Un perro de personalidad fuerte

A pesar de ser un perro pequeño, el lhasa apso no debe confundirse con un perro faldero. En sus orígenes, el lhasa fue un perro guardián. De esta manera, ha evolucionado como un can de mucho carácter, fuerte, activo y seguro de sí mismo.

A diferencia de otras razas pequeñas, el lhasa requiere mucho ejercicio físico y mental. Son animales independientes y muy inteligentes. Por esta razón, es importante que sea socializado constantemente desde temprana edad. Solo de esta manera podrá acostumbrarse al contacto con humanos y otros animales.

A pesar de su pequeño tamaño, esta raza no es la ideal para familias con hijos pequeños. Cuando ha sido correctamente socializado,  puede ser una buena compañía para cualquier familia. Sin embargo, es importante tener en cuenta que debido a su carácter e inteligencia los lhasas tienden a ser impacientes.

En consecuencia, un lhasa será una buena compañía para familias con hijos adolescentes o niños lo suficientemente maduros para cuidar y respetar a un perro.

Cuidados adicionales

Los lhasas son canes que requieren mucho cuidado en su pelaje. Si su pelaje no es cepillado frecuentemente, el largo cabello se enredará y se formarán nudos. Aunque unos pocos nudos son inevitables, cuando hay demasiado el cabello se apelmaza y se crean desagradables mechones.

Por esta razón,  requieren dueños con bastante tiempo libre que dediquen al cuidado de su pelaje.

Lhasa Apso - Wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/Lhasa_Apso