Tu perro imita a los demás

Francisco María García · 10 enero, 2016

Estudios llevados a cabo han llegado a la conclusión de que los perros imitan los gestos y expresiones de la personas, incluso el carácter. Es muy común que las personas que tienen perros en casa o convivan con ellos digan que los canes reproducen no sólo expresiones faciales, sino también detalles de comportamiento.

¿Por qué tu perro imita a los demás?

paseo

Hay que tener en cuenta que la adaptación al entorno es muy importante para la supervivencia de un animal y, como dependen de los humanos para cubrir sus necesidades básicas, tanto en la alimentación, cobijo y afectividad, desarrollan sus habilidades en cuanto a sociabilidad e imitación, con el fin de agradar a sus dueños.

Diferencias con las personas

Si lo pensamos bien, no hay tantas diferencias entre personas y animales. La capacidad de imitación es similar. Ha quedado demostrado por la ciencia que los perros imitan y recuerdan gestos y acciones de sus dueños y las personas que les rodean. Entre otras ventajas, con la imitación los animales pueden realizar sus tareas de una forma más sencilla.

Investigaciones realizadas en todos los países con importante presencia de perros, han arrojado datos muy similares, en el sentido de que los perros tienen una especie de memoria para recordar acciones que han visto, o gestos, y después tienen la capacidad de reproducirlos a su manera.

Pruebas realizadas

Se han hecho muchas pruebas para demostrar esta capacidad de imitación, que los canes poseen un tipo específico de memoria a largo plazo, y que, cuando ven acciones nuevas, pueden emularlas. Si se trata de gestos y acciones familiares, con las que conviven habitualmente, los perros pueden repetirlas hasta diez minutos después desde que las vieron realizar por última vez.

Los perros domésticos tienen más propensión a reproducir gestos y comunicaciones humanas. Ellos asimilan las expresiones y las pueden reproducir. Ello se deriva de la atención continua que tienen sobre los humanos, y la influencia que absorben de ellos. Estos animales tienen una gran capacidad de aprendizaje.

Esta capacidad para codificar, asimilar y recordar una acción humana tras un periodo de tiempo, más corto o más largo, implica que los canes poseen una representación mental de la demostración humana, a la vez que la posibilidad de generar un proceso de imitación emocional, como consecuencia del cual repiten gestos humanos y de otros perros.

Capacidad de aprendizaje

En todo lo anterior influye también el que son los dueños los que eligen una raza o un animal concreto que tenga similitudes con su carácter, y sea más dinámico, pasivo, tranquilo, activo, nervioso, dormilón, sedentario, moderado o tragón, tímido, osado o atrevido. Aunque esta elección tiene su importancia, no es la única causa.

La convivencia con grupos sociales humanos ha potenciado la capacidad de los perros para aprender de los humanos. Se han llevado a cabo estudios en que los perros imitaban acciones humanas con dilaciones de medio minuto a diez minutos, períodos en los que los investigadores distraían la mente de los animales con otras actividades.

Pruebas y vídeos

perro de vacaciones

En una de las pruebas, los propietarios de 8 perros adultos fueron entrenados para repetir lo que sus monitores y cuidadores realizaban. Antes de realizar la imitación, tenían que esperar alrededor de un minuto.

Las acciones eran de todo tipo, saltos, bailes, caminar en torno a un aro, etc. Los resultados de estas pruebas fueron positivos. Los animales repetían tanto las acciones que les resultaban más conocidas y familiares, como aquellas que eran nuevas para ellos.

Un vídeo muy conocido, con mucha demanda en las redes, es el de dos husky siberianos imitando a un bebé que se arrastra por el pasillo; los dos perros imitan a la perfección el gateo del bebé arrastrándose por el pasillo. El vídeo ha tenido tanta fama que cuenta con millones de reproducciones en las redes sociales, además de haberse emitido por televisión.