¿Los peces beben agua?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 9 marzo, 2021
El agua es un elemento indispensable en la vida de cualquier organismo y puede que para algunos sea obvio afirmar que los peces beben agua, pues viven en ella. Sin embargo, la realidad es bastante curiosa.

Los peces son unos de los animales que más necesitan del agua para sobrevivir, pues sus movimientos, reproducción y alimentación tienen lugar en este medio fluido. Sin embargo, puede que alguna vez te hayas preguntado si los peces beben agua: te adelantamos que la respuesta no es tan obvia como parece.

En primer lugar, es necesario entender que los peces sí necesitan agua —como cualquier otro ser vivo— para poder sobrevivir, pero no todos beben como tal. A continuación, te explicamos a qué se debe esta curiosa distinción.

¿Cuáles son los peces que beben agua?

Aunque suene algo incoherente —o más bien paradójico—, los peces que beben agua son los de tipo marino. Aunque el agua del mar tiene un contenido salino de 3 gramos de sal por cada litro de agua, los peces suelen tener una concentración más baja de este mineral. Esto genera que el pez busque un equilibrio entre la sal del agua y la que posee su organismo.

Otras especies —como las esponjas o los erizos— no consumen agua, porque sus organismos tienen una cantidad de sal bastante elevada.

Los peces beben el agua constantemente con la finalidad de regular los niveles de salinidad en sus cuerpos y, a través de la ósmosis, logran desarrollar 2 procesos. Primeramente, pueden retener las sales absorbidas que podrían perderse a través de su piel, ya que esta posee una membrana semipermeable que facilita la deshidratación.

En segundo lugar, estos animales orinan para desechar las sales que no necesitan; esto también pueden hacerlo a través de las branquias. Dichos procesos son posibles gracias al corpúsculo renal, que se encuentra en sus riñones y con el que filtran, aprovechan y desechan los componentes que no necesitan.

Los peces del océano orinan en pequeñas cantidades para no eliminar tanta agua de sus cuerpos.

Los peces marinos son los que beben agua.

¿Qué peces no beben agua?

Por otro lado, la paradoja recae en que los peces de agua dulce tienen una mayor concentración salina en sus cuerpos que en el medio que viven. Debido a esto, esta clase de peces recurre a no consumir tanta agua para no morir por exceso de líquido.

Inversamente a los peces de agua salada, los de agua dulce orinan en grandes cantidades, pero sin eliminar las sales necesarias.

Las escamas de los peces de agua dulce cuentan con una membrana —o sustancia mocosa de tipo impermeable— que no permite que entre agua a sus cuerpos. De igual forma, se apoyan en sus riñones para procesar el agua de más que ingresa a su cuerpo, la cual expulsan a través de la orina. Asimismo, algunas especies recurren a no tomar agua en absoluto.

¿Qué pasa con otros animales marinos de mayor tamaño?

Otras especies animales fuera del grupo de los peces —como los delfines o los leones marinos— también beben agua, pero en cantidades mínimas. Sus organismos toleran concentraciones muy bajas de sal, por lo que no abusan del consumo de agua salada. De igual forma, sus alimentos comúnmente ya tienen una cantidad de sal considerable.

Ambas especies cuentan con un riñón reniculado —órgano capaz de procesar la salinidad sobrante— y la eliminan, al igual que los peces, a través de la orina. Por otro lado, animales como los tiburones beben agua moderadamente, pues su organismo sí está nivelado con la sal del mar.

Cuando los tiburones consumen una presa, es seguro que entrará agua en su cuerpo. Debido a esto, los condrictios cuentan con una glándula salina en su recto, con la que eliminan la sal que no necesitan. Esta glándula salina también se encuentra en rayas, algunas aves e incluso ciertas especies de reptiles.

El caso del tiburón toro es especialmente llamativo, pues se trata de un escualo que sobrevive en agua salada y dulce: su organismo evolucionó para filtrar menores cantidades de sal y más de urea. Esta especie de tiburón logra tolerar la baja salinidad del agua dulce y absorbe más líquido sin tener que recuperar las sales.

El tiburón toro es uno de los animales más peligrosos de Australia.

Ya pudiste comprender el comportamiento inverso de los peces de agua dulce y salada. Con base en esta premisa, puedes afirmar que el popular villancico que reza «pero mira como beben los peces en el río» es erróneo, pues aunque lo hacen poco, realmente son los peces del mar los que sí beben agua.

  • ASPECTOS COMPARATIVOS DE LA MORFOLOGÍA DEL RIÑÓN DE LOS PECES. Recogido el 8 de marzo de 2021 de: https://revistas.unlp.edu.ar/Morfol/article/view/900/853