Parque Nacional de Groenlandia: el más grande del mundo

Yamila · 31 mayo, 2018
La única reserva natural de esta gran isla fue creada en 1974 y en ella los animales son capaces de aguantar temperaturas invernales de -20ºC

Quizás sepas que el primer parque nacional del mundo es el Yellowstone de Estados Unidos, pero no tenías conocimiento de cuál es el más grande del planeta. Te lo presentamos, se trata del Parque Nacional de Groenlandia, que ocupa casi el 40% del territorio de la isla. Aprende sobre él a continuación.

Características del Parque Nacional de Groenlandia

Con un área de 972 000 km², el Parque Nacional de Groenlandia, única reserva natural de la isla, abarca todo el litoral noreste y varias secciones internas. Fue creado en 1974 y expandido en 1988. No hay asentamientos humanos en todo el parque, aunque existen dos bases militares, una estación climatológica civil y un cuartel general donde trabajan los guardaparques.

La unidad de fuerzas especiales encargada de cuidar y proteger al Parque Nacional de Groenlandia se mueven en trineos de perros y tiene su base en Daneborg. Esta patrulla está formada por 12 personas, quienes rotan según la época del año, y alrededor de 15 caninos. En invierno aquí hay -20°C de temperatura y fuertes vientos, así como también nieve que no permite casi el crecimiento de vegetación.

¿Qué animales viven en el Parque Nacional de Groenlandia?

Los mamíferos –tanto terrestres como marinos– son los principales habitantes de este parque. Entre ellos podemos destacar:

1. Buey almizclero

Se calcula una población de alrededor de 15 000 ejemplares (casi la mitad de los que habitan el planeta) de este bóvido, famoso por sus cuernos en forma curva y hacia los laterales y por su pelaje largo y abundante.

El buey almizclero –foto que abre este artículo– puede pesar 400 kilos, tiene patas cortas y vive en grupos de hasta 100 individuos, cantidad que puede aumentar cuando llega el invierno. En verano los machos compiten por las hembras, quienes dan a luz una única cría nueve meses después del apareamiento.

2. Foca anillada

Son cuatro las especies de focas que viven en el Parque Nacional de Groenlandia: de casco, pía, barbuda y anillada. Esta última es la más famosa debido a su cuerpo gris con manchas oscuras.

Foca anillada: características

De pequeño tamaño, se la puede encontrar en todo el Ártico y los mares Báltico y Bering. La temporada de cría es en la primavera; las hembras construyen guaridas entre el hielo para dar a luz tras nueve meses de embarazo. De esta manera, protegen a sus crías de su principal depredador: el oso polar.

3. Oso polar

No podemos dejar de lado a uno de los principales habitantes del parque nacional más grande del mundo. Se trata del gran depredador del Ártico, conocido por su pelaje completamente blanco a excepción de la nariz, los ojos y las garras.

Cómo es la vida del oso polar.

El oso polar es un carnívoro estricto que puede nadar muy bien, tanto sus orejas como su cola son pequeñas para evitar la pérdida de calor y no forma grupos ni familias; únicamente cuando la hembra cría a sus cachorros está acompañada.

4. Narval

Este mamífero marino, que se puede ver en las costas del Parque Nacional de Groenlandia, es familiar directo de la beluga –otra de las habitantes de la zona– y su principal característica es el largo colmillo presente solo en los machos. De forma retorcida, dos metros de largo y hasta diez kilos de peso, es un receptor sensorial muy potente.

Curiosidades del narval

El narval está adaptado para vivir en las aguas congeladas, donde se alimenta de peces y crustáceos. Para conseguir comida debe sumergirse a unos 800 metros y mantenerse en las profundidades por hasta media hora.

5. Morsa

Conocido por sus largos colmillos y sus ‘bigotes’ poblados, este mamífero pinnípedo semiacuático y de gran tamaño se encuentra en los mares árticos y,, por supuesto la costas del Parque Nacional de Groenlandia.

Morsa del Ártico

Se alimenta en el agua, ya que puede bucear a poca profundidad y su dieta está compuesta por moluscos y almejas. También se aparean en el mar y el periodo de gestación dura 11 meses. Al nacer, las crías pesan unos 75 kilos y son amamantadas hasta dos años. Las madres son muy protectoras con ellas, incluso de otras hembras o miembros de la manada.