Mi pájaro me muerde: causas y soluciones

Algunos pájaros domésticos pueden tener un comportamiento bastante temperamental. La convivencia se complica si, por ejemplo, tu ave te muerde o pica cada vez que intentas acercarte a ella.
Mi pájaro me muerde: causas y soluciones
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 07 diciembre, 2021

Muchas especies de aves son cada vez más comunes en el ámbito doméstico. Desde canarios hasta loros, pasando por periquitos, agapornis, cotorras, cacatúas y ninfas (entre otros muchos más), estos animales emplumados se presentan en variedades para todos los gustos y los colores. Por desgracia, a veces la convivencia tutor-mascota se ve truncada y la experiencia empeora mucho.

Si tu pájaro te muerde, te animamos a que continúes leyendo. Aquí te contaremos a qué se debe esta conducta y, sobre todo, cómo actuar para cortarla de raíz antes de que se fije en el comportamiento general del animal. ¡No te lo pierdas!

¿Por qué muerde un pájaro?

Casi todos los pájaros utilizan su pico para morder (o mejor dicho, picar) cuando todas sus estrategias de supervivencia han fallado y se encuentran en una situación límite. Hasta el más indefenso (como un canario) tratará de usar su pico para herirte si lo tienes agarrado entre tus manos. Huelga decir que, por esta y otras muchas razones, no debes manipular de manera agresiva nunca a tus aves.

De todas formas, cabe destacar que las aves pertenecientes al orden Passeriformes (pájaros cantores, con más de 6500 especies) rara vez usan su pico más allá del canto y la disgregación de semillas. Un canario o un diamante mandarín no va a intentar picarte en casi ninguna situación. Aunque se dé este raro escenario, no llegarán a hacerte daño.

Algo diferente ocurre con las aves del orden Psittaciformes, que incluye a loros, cotorras, periquitos y otros muchos pájaros famosos por su inteligencia y personalidad. La mayoría de las especies pertenecientes a este grupo presentan picos curvos y fuertes para romper las cáscaras de las frutas en su ambiente natural, así que pueden hacer bastante daño.

Por otro lado, muchos loros y aves grandes tienen las alas “cortadas” (clipped en inglés) y no pueden huir de un contacto hostil volando tal y como lo haría un canario. Esto, sumado a su carácter y personalidad, hará que la psitácida no dude en utilizar su pico y sus garras para hacerte daño si te ve como un enemigo.

Las psitácidas son mucho más proclives a morder al tutor que los pájaros cantores. Estos últimos optan siempre por huir.

¿Pueden los loros comer tomate?

Motivos por los que los pájaros lastiman a sus tutores

Ahora que ya sabes que los loros y afines son mucho más proclives a morder a su tutor que otras aves, estamos preparados para disgregar las causas de esta conducta. Las tienes en los siguientes apartados.

1. Cansancio e interrupción del sueño

La mayoría de los pájaros domésticos descansan un total de 12 horas ininterrumpidas, casi siempre durante la noche. Es posible que tu ave te muerda porque no ha podido descansar bien en los últimos días, lo cual le crea malestar e irritación. Si este es el caso, prueba a colocar un trapo encima de la jaula y ponla en un lugar sin luz o ruidos fuertes.

Al igual que los humanos, los pájaros se ponen de mal humor si se les despierta de forma constante mientras intentan descansar.

2. Hambre y sed

Los pájaros deben tener a su disposición comida y agua dentro de la jaula de manera constante. De todas maneras, a veces pasan bastante rato fuera de la instalación investigando el entorno y pueden ponerse de mal humor si no ingieren nada. El picotazo por hambre o sed es especialmente común en loros y otras psitácidas que caminan libres por la casa.

Si el pájaro muerde por hambre, la solución es fácil: dale de comer o colócalo de nuevo en su jaula.

3. Enfermedad

Existen diversas enfermedades que pueden afectar a tu pájaro doméstico. Los problemas respiratorios, la candidiasis, la psitacosis, la depresión y otras muchas condiciones son relativamente comunes en las aves que se mantienen en entornos deficientes. El estrés y la ansiedad favorecen la inmunosupresión y, por ende, que las infecciones se instauren más rápido.

Un pájaro que antes no era agresivo y de repente empieza a morder está mostrando signos de que algo no va bien en su interior, ya sea a nivel físico o psicológico. Acude con él a un veterinario cuanto antes si este es el caso.

4. Miedo

Los pájaros que no han sido socializados en su etapa vital temprana son más proclives a mostrar hostilidad hacia sus tutores. Esto es aún más evidente en los loros y otras psitácidas que han sido sustraídos de su medio natural para el comercio de mascotas. Aunque parezca mentira, estos animales son muy inteligentes y recuerdan que sus captores son humanos. 

También es posible que tu pájaro te tenga miedo por una experiencia previa o un error durante su educación si ha sido criado en cautiverio. El mejor abordaje posible en estos casos es manejar al animal poco a poco, mejor si es con la asistencia de un educador animal.

5. Cambios hormonales y época de apareamiento

Algunas aves se vuelven más agresivos durante la época de apareamiento, sobre todo si tienen un nido que custodiar. Si tu pájaro te muerde al intentar acercarte a sus huevos o a él, lo mejor es que le dejes tranquilo. Respeta su tiempo de incubación y no lo interrumpas a menos que aparezca un problema médico.

6. No pretende morderte

Algunos pájaros, sobre todo las psitácidas, tienen tendencia a usar su pico para moverse, agarrar objetos e interactuar con el entorno. Esta conducta se conoce como beaking en inglés y no tiene un fundamento violento u hostil. En realidad, el ave está intentando escalar el cuerpo de su tutor o reconocerlo a nivel gustativo (pues su lengua contiene muchísimas terminaciones nerviosas).

El beaking es suave y superficial, mientras que una mordida intencional atraviesa la carne y hace sangre.

¿Cómo actuar si tu pájaro te muerde?

Tu pájaro te puede morder por muchos motivos, pero debes tener en cuenta que en la mayoría de casos se tratará de un acto accidental. Solo supondrá un ejemplo de agresividad real cuando el animal emita sonidos estridentes, ahueque sus plumas y muestre otras señales de violencia explícita. Este acto es exclusivo de psitácidas y no lo verás en un canario u otro paseriforme.

En caso de que la mordida sea malintencionada, sigue los pasos que te mostramos a continuación:

  1. No emitas sonidos: los pájaros suelen interpretar los sonidos como refuerzo positivo, aunque estos sean gritos o quejas. Si hablas o vocalizas después de la mordida, puede que el ave piense que estás fomentando su conducta.
  2. No metas al pájaro en la jaula: si estás manejando al animal con gentileza, y tal y como te lo indicó un profesional, no debes devolver al pájaro a su instalación tras el picotazo. Si lo haces, interpretará que será liberado cada vez que te haga daño. No entres en pánico y distánciate de él.
  3. Aprende a manipularlo con delicadeza y de forma paulatina: algunos pájaros son hostiles por su personalidad, mientras que otros han vivido experiencias traumáticas y asocian a los humanos con peligros. Sea como fuere, cambiar esta conducta es posible con tiempo y perseverancia, sobre todo si cuentas con ayuda de un profesional en la materia.
Un agapornis en picaje.

Como puedes ver, tu pájaro muerde por muchos motivos y casi todos derivan de un problema fisiológico o de conducta. De todas maneras, y si nada de lo citado funciona, te recomendamos acudir al veterinario con tu mascota cuanto antes. Puede que presente una enfermedad y requiera atención inmediata.

Te podría interesar...
Enfermedades más comunes del agapornis
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Enfermedades más comunes del agapornis

Existen muchas enfermedades comunes en los agapornis domésticos. Por ejemplo, son bastante proclives a desarrollar enfermedades infecciosas.