Ojos blancos en los perros: causas y tratamiento

La presencia de cualquier anormalidad en el ojo de los perros debe considerarse una señal de alarma para su salud. Aunque el perro no muestre señales de dolor o incomodidad, siempre es bueno acudir a un veterinario para asegurarse de que se encuentra bien.
Ojos blancos en los perros: causas y tratamiento
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 17 febrero, 2022

Los ojos de los perros son uno de los órganos más sensibles que tienen, pues cualquier herida o patología podría repercutir bastante en su capacidad visual. Por ello, es muy importante que los tutores estén atentos a cualquier anomalía que pueda comprometer su salud. Aunque en muchas ocasiones los problemas de la vista no son tan evidentes, existen varias señales de alerta que se deben tomar en cuenta.

Cualquier cambio en los ojos de la mascota tanto en los contornos como en el globo ocular, constituyen un claro signo de emergencia. Entre las afecciones más habituales se encuentran la aparición de nubosidades o “manchas”, las cuales hacen parecer que los ojos de los perros son blancos. Sigue leyendo este espacio y conoce más acerca de esta patología.

¿Cómo funcionan los ojos de los perros?

Aunque a simple vista los ojos de los perros se asemejan demasiado a los del humano, poseen una funcionalidad distinta. Mientras que la vista de las personas es capaz de detectar una gran variedad de colores, los canes solo perciben tonos azules, amarillos y grises. Esto último es en realidad una adaptación para la cacería, pues gracias a ello son más sensibles a la iluminación y tienen la habilidad de ver en la oscuridad.

El tercer párpado

Los ojos de los perros también poseen un tercer parpado que les sirve para proteger el globo ocular. Su nombre formal es membrana nictitante y se mantiene oculta en la esquina inferior justo en donde se encuentran los lagrimales. Suele tener un color blanco o rosado, aunque solamente es visible cuando existe algún problema que lo obliga a salirse de su lugar (prolapso).

Tapetum lucidum

Seguro te has dado cuenta de que, al exponer una luz directa a los ojos de tu perro, estos se iluminan y “brillan” de algún color. Sin embargo, lo que sucede en realidad es que la iluminación “choca” con un tapiz en el fondo de la retina, el cual refleja el brillo y produce este efecto. A este “tapiz” se le denomina tapetum lucidum y se encarga de aprovechar la iluminación para mejorar la visión nocturna del can.

Como te puedes dar cuenta, los ojos de los perros están más adaptados a los ambientes oscuros. Por el contrario, la visión de los humanos se encuentra mejor preparada para desenvolverse en zonas con mayor iluminación.

Ojos de un Husky Siberiano

Problemas oculares

Los problemas oculares en los perros son uno de los más difíciles de remediar, pues las molestias se hacen evidentes solo cuando ya se han agravado demasiado. Esto se debe a la incapacidad que tiene el perro para demostrar sus síntomas. En consecuencia, soporta durante mucho tiempo las molestias e incluso trata de solventar la pérdida gradual de su visión.

Una forma de evitar que los perros tengan complicaciones es aprender a reconocer las señales de alerta. Cuando los ojos no se encuentran en óptimas condiciones se pueden llegar a observar algunos de los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento.
  • Lagrimeo excesivo.
  • Formación de costras (similar a lagañas).
  • Nubosidades o manchas blancas.
  • Inflamación (en cualquier borde del ojo).
  • Dolor.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Problemas para caminar.
  • Masas anormales en el ojo.
  • Proptosis ocular (ojos que sobresalen de la cuenca ocular).
patologías oculares en mascotas
La visita regular al veterinario es primordial para mantener la salud de tu perro.

En caso de que detectes alguno de los anteriores, acude de inmediato con tu veterinario. Evita a toda costa automedicar o utilizar medicina alternativa antes de que lo vea un profesional, ya que podrías complicar su situación. Recuerda que los ojos de los perros no son iguales a los del humano. Así que cualquier tipo de remedio puede tener un efecto diferente al esperado.

¿Por qué se les ponen los ojos blancos a los perros?

Uno de los signos más evidentes de que el ojo tiene problemas es cuando se le observa una zona blanca. Esto significa que existe una herida o un cuerpo extraño que afecta la visibilidad y la funcionalidad ocular. Dicha mancha puede tener distintos orígenes y cada uno implica consecuencias diferentes. Entre las causas más frecuentes de este síntoma se encuentran los siguientes.

Cataratas

Las cataratas son de los casos más habituales en la consulta veterinaria, pues la edad es uno de los factores que propician su aparición. Esta patología se caracteriza por la presencia de una especie de tela blanca detrás de la pupila. Al principio parece como una turbidez incolora dentro del ojo, pero se hace más evidente conforme se agrava. Por supuesto, la nubosidad ocasiona una pérdida progresiva de la visión.

Cuando la patología ha avanzado demasiado y el perro ha perdido la visión por completo, el veterinario suele recomendar realizar una operación. Dicho procedimiento consiste en remover y reemplazar el cristalino, el cual es la estructura del ojo en donde se forman las cataratas. La recuperación es rápida y no conlleva muchos riesgos.

Cataratas en perros: causas
Perro con padecimiento de catarata.

Prolapso del tercer párpado

El tercer párpado tiene una función muy importante para el ojo, pues se encarga de proteger su integridad ante cualquier amenaza. Por esta razón, ciertos problemas oculares ocasionan que invada el ojo y cubra gran parte de su estructura. A esto se le llama prolapso y es la razón por la que se ve una ligera tela blanca o rosa encima del globo ocular.

Esta patología está relacionada con otra llamada ojo de cereza, la cual consiste en un desplazamiento de la glándula lacrimal (también forma parte del tercer párpado). En general, el prolapso del tercer párpado precisa de una intervención quirúrgica para reposicionar o remover la parte afectada. Sin embargo, el veterinario puede proponer algunas otras alternativas para cada caso.

Úlceras corneales

Se le denomina córnea a la capa externa del ojo que defiende del exterior a las estructuras más sensibles, como la pupila, el iris y el cristalino. Este escudo impide que cualquier patógeno invada el globo ocular y ocasione estragos. Sin embargo, no es tan resistente como para soportar perforaciones, abrasiones o traumatismos, por lo que es posible que se rompa y se produzcan úlceras corneales.

Las úlceras ocasionan una pequeña inflamación blanquecina, la cual hace ver como si los ojos de los perros fueran blancos. Aunque por sí sola la úlcera no conlleva gran riesgo, el problema es que abre la posibilidad de infecciones agresivas. Por lo tanto, si no se atiende pronto, el can podría llegar a perder la visión por completo.

El tratamiento de las úlceras corneales conlleva eliminar la causa que originó la ruptura de la córnea. Posterior a ello, se hace un análisis de la gravedad del caso, para lo cual se suelen usar colorantes especiales en el ojo. Finalmente, se utilizan antiinflamatorios y antibióticos para procurar la cicatrización corneal. Sin embargo, los casos más serios necesitan una intervención quirúrgica con observación constante.

Cómo te podrás dar cuenta, el que los ojos de los perros se pongan blancos no es una buena señal para su integridad. Así que si detectas este síntoma o cualquier comportamiento extraño en tu mascota, lo mejor es que acudas con el veterinario de inmediato. Recuerda que la vista de tu fiel compañero puede estar en riesgo, por lo que no dudes en pedir ayuda profesional.

Te podría interesar...
10 enfermedades mortales en perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
10 enfermedades mortales en perros

Las enfermedades mortales en perros son múltiples, pero algunas presentan una prevalencia e incidencia más altas que otras.



  • López, Y., Fenollosa-Romero, E., & Costa, D. (2020). Cataratas en pequeños animales: actualización en la anatomía, fisiopatología, clasificación y diagnóstico. lino, 1, 5.
  • Piso, D. T., Guimãraes, P. J., de Andrade, A. L., & Hernandez, F. P. (2017). Manejo de úlceras corneales en animales domésticos: revisión de literatura. REDVET. Revista Electrónica de Veterinaria, 18(12), 1-22.
  • Gallego-Mejía, M., Giraldo-Villegas, J. C., Correa-Salgado, R. A., & Delgado-García, L. M. (2010). Prolapso de glándula del tercer párpado en caninos atendidos en el Hospital Veterinario de la Universidad de Caldas. vet. zootec, 4(1), 36-41.
  • UMV, G. C., Halabí, M. T., & PMV, E. F. (2008). Oftalmología veterinaria II: mirada clara, limpia, transparente y cristalina. TecnoVet, 14(3).