Normativa básica de las piscinas para perros

21 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
¿Cuál es la normativa básica de las piscinas para perros? Aquí veremos tanto las normativas básicas para llevar a tu mejor amigo a las piscinas para perros, como algunas recomendaciones para que tu mascota disfrute de su diversión acuática con seguridad

Cuando hablamos de las normas vigentes en las piscinas para perros, debemos diferenciar las reglas generales, que suelen estar asociadas a las obligaciones de todos los tutores. Por otro lado, están las reglas u orientaciones específicas de cada establecimiento, como un parque acuático o una piscina dog friendly.

Normas generales que debemos considerar

Lo primero que necesitamos aclarar es que, según el artículo 1905 del Código Civil español, los propietarios son responsables de los daños y perjuicios ocasionados por sus perros. Así, deberán responder y hacerse cargo de cualquier daño material o físico generado a otras personas, a otros perros o a las instalaciones comunes de las piscinas para perros.

De esta forma, lógicamente será fundamental educar a tu can antes de llevarlo a un lugar de uso compartido, como una plaza, una piscina o una playa para perros. Con ello, es posible asegurar su seguridad y también la de todos los que se encuentran a su alrededor, además de evitar problemas y sanciones económicas.

Para frecuentar las piscinas para perros, tu mascota también necesitará estar saludable y tener su cartilla sanitaria actualizada, con las vacunas y desparasitaciones al día. Siempre se recomienda hacer una consulta preventiva cada seis meses al veterinario.

En el caso de que sea la primera vez que tu amigo cuadrúpedo va a una piscina o playa para perros, también vale la pena ir al veterinario para constatar su estado de salud y comprobar que está apto para realizar este tipo de actividad física.

También se solicita que todos los canes que frecuentan parques acuáticos y piscinas para perros estén identificados con microchip. Y, en consonancia con las normativas vigentes en España, que consideran el abandono de heces un delito punible con sanciones económicas, es obligación del tutor llevar bolsitas para recoger los excrementos de sus perros.

Piscina para perros, en este caso saltando

Recomendaciones y orientaciones para disfrutar las piscinas para perros

Como hemos visto en la introducción, también es responsabilidad del dueño cumplir las normas vigentes en cada establecimiento de piscinas para perros. Según ello, te aconsejamos consultar primero las orientaciones de cada parque acuático antes de llevar a tu mejor amigo. Así será posible prepararte y prepararlo para esta nueva experiencia.

Igualmente, te contaremos algunas recomendaciones que suelen estar vigentes en la mayoría de las piscinas para perros en España. Para empezar, cabe recordar que no se permite que el perro o su tutor coman en el interior de las piscinas. Lógicamente, ello busca evitar contaminaciones y el cúmulo de suciedad en el agua frecuentada por los animales.

Por lo general, los parques cuentan con un lugar específico donde los canes pueden disfrutar y alimentarse tranquilamente. Así mismo, muchos establecimientos impiden la entrada con alimentos y accesorios provenientes de fuera de sus instalaciones, como sombrillas, sillas, vasos, etc.

Respecto a la presencia del tutor junto al animal, hay parques acuáticos que permiten que los propietarios se bañen junto a sus perros. No obstante, en algunas piscinas para perros está prohibido, y solo los canes pueden entrar al agua. Además, en algunos parques está limitada la cantidad de perros con los que una persona puede ingresar a las instalaciones.

Por otro lado, es importante respetar las clasificaciones definidas por cada parque para la frecuencia en las piscinas. Generalmente, existe una piscina exclusiva para perros pequeños, de máximo 10 kilos de peso corporal. Ello busca evitar que se produzcan accidentes dentro de las piscinas, al considerar la fragilidad de los peludos más pequeños.

Perro bañándose

Perros potencialmente peligrosos: ¿pueden frecuentar piscinas y parques acuáticos?

Este es uno de los temas polémicos respecto a las normas de las piscinas para perros, y es posible que algunos parques limiten o establezcan condiciones específicas para la entrada con perros considerados potencialmente peligrosos.

En cualquiera de los casos, lo mejor siempre será consultar directamente las normas de cada establecimiento, para asegurarte de que tu mascota puede entrar en las piscinas para perros.

Igualmente, los tutores de animales potencialmente peligrosos deberán cumplir las determinaciones del Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, que orienta la tenencia responsable. Al llevar a tu perro a pasear o a disfrutar de las piscinas, no olvides que necesitas portar la licencia administrativa y que tu can debe llevar puesto el bozal y la correa.

  • Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2002-6016
  • Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/pdf/2002/BOE-A-2002-6016-consolidado.pdf