Los últimos lobos etíopes

9 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Eugenio Fernández Suárez
Los lobos etíopes son conocidos por ser los cánidos más amenazados de toda África, pero sus comportamientos de caza son aún más sorprendentes

Los lobos etíopes son una especie conocida como Canis simensis que se han convertido, con el paso de los años, en unos de los cánidos más amenazados de nuestro planeta.

Características de los lobos etíopes

Los lobos etíopes son cánidos de cuerpo esbelto y de medio tamaño que recuerdan más a los coyotes americanos que a los lobos europeos. Poseen un pelaje rojizo con las partes bajas del cuerpo de color blanco.

El celo tiene lugar entre agosto y noviembre, tras el cual se produce una gestación de dos meses que da lugar a camadas de dos a seis cachorros, que se mantienen en la madriguera tres semanas. Estas crías son cuidadas por varias hembras de la camada, incluso en el amamantamiento de las crías. Dichas hembras suelen abandonar el grupo a los dos años de edad.

Comportamiento de los lobos etíopes

Los cánidos son un grupo de animales caracterizados por una alimentación generalista, y es que suelen tener un amplio rango de presas y carroña a su disposición. Sin embargo, esto no ocurre con los lobos etíopes, los cuales han quedado relegados a las altas praderas de Etiopía, donde las presas se reducen: estos lobos están especializados en cazar roedores.

Lobo etíope en peligro de extinción

Debido a su curiosa dieta, no es de extrañar que su hocico sea más afilado y sus dientes sean más pequeños que los de sus congéneres europeos.

Es por ello que es un animal que rara vez caza en grupo, aunque se le ha visto capturar crías de antílope de esta forma. Curiosamente, se les ha visto cazar entre manadas de ovejas o incluso de geladas, algo que parece beneficiar la caza.

Normalmente, las manadas de lobos etíopes viven en grupos de unos seis individuos, aunque existen grupos familiares de 20 animales. Sus territorios y el tamaño de sus grupos se relacionan con la presencia de comida.

Hábitat y conservación de los lobos etíopes

Esta especie ha quedado relegada a uno de los rincones más llamativos de África: seis zonas de montaña a más de 3 000 metros de altitud, lo que apenas da para albergar a los 400-500 individuos que sobreviven de esta especie.

Lobo etíope: hábitat

Los lobos etíopes se encuentran, por tanto, en claro peligro de extinción, pues son considerados los carnívoros más amenazados de todo el continente africano. ¿Por qué se encuentra esta especie tan amenazada?

La expansión de las poblaciones humanas los ha relegado a estas zonas, a lo que se suma a la presencia de perros asilvestrados que producen hibridación y expansión de enfermedades en las poblaciones silvestres.

Ejemplos de ello son los focos de rabia que se produjeron a finales del siglo XX, lo que acabó con más del 70 % de las poblaciones conocidas en aquel momento. El moquillo, aunque no suele ser fatal para esta especie, también ha afectado a los lobos etíopes.

En cuanto a la pérdida de hábitat, el aumento de la densidad de población humana ha propiciado una expansión de la agricultura que ha reducido enormemente el rango de estas poblaciones a los terrenos más elevados. Esto ha propiciado a su vez la desaparición de pasos de fauna naturales que han fragmentado las poblaciones.