Los riesgos de tener mascotas en tu jardín

Francisco María García · 28 mayo, 2018
Los animales domésticos pueden ingerir objetos o sustancias tóxicas cuando muerden las plantas; es aconsejable habilitar una zona libre de peligros para nuestros animales

Los riesgos de tener mascotas en tu jardín

Por lo general, asociamos los espacios verdes con flores, arboles y animales con la sensación de paz y armonía. No obstante, también existen muchos riesgos ocultos de criar tus mascotas en tu jardín.

Aunque nuestros compañeros disfruten enormemente de la vida al aire libre, hay que tomar ciertas precauciones para cuidar su bienestar. Y el jardín de casa puede ser una fuente de elementos tóxicos y peligrosos para nuestra mascota.

Los perros cachorros y su curiosidad impulsiva

Todos los perros pueden ser impulsivos y curiosos, y utilizan sus sentidos para descubrir cada rincón de su entorno. No obstante, los cachorros suelen ser especialmente intrépidos e instintivos, ya que empiezan a conocer el mundo a su alrededor.

Esta es una etapa hermosa que disfrutamos mucho, pero la impulsividad de su primera etapa vital puede terminar siendo un riesgo para su salud. Los cachorros tienen el hábito de coger todo con la boca y usar su nariz para reconocer todos los estímulos del ambiente.

Aunque este tipo de actitudes sea parte de su crecimiento, es importante poner atención para prevenir cualquier accidente. Lo mismo que pasa con los niños pequeños, el cachorro no tiene ninguna consciencia de los posibles peligros que le rodean.

Teniendo en cuenta que un jardín puede ser un verdadero parque de diversiones para sus sentidos, hay diferentes riesgos. Además de entrar en contacto con numerosos microorganismos, también pueden ingerir sustancias toxicas, como plantas venenosas o pesticidas.

Perros en el jardín de casa

Aunque dependerá de las peculiaridades de cada animal (algunos son más ‘curiosos’ que otros), algunos canes mantienen estas características impulsivas durante toda su vida. En especial, aquellas razas que tienden instintivamente a coger todo con la boca, como el golden retriever y el labrador.

Elementos del jardín para mantener lejos del alcance de tu perro

En general, somos cuidadosos con la organización del hogar para evitar dejar productos tóxicos o corrosivos al alcance de los niños y de las mascotas. Sin embargo, no siempre tomamos nuestro tiempo de reparar en los espacios externos e identificar los artículos posiblemente dañinos.

A continuación, resumimos los elementos peligrosos a ser evitados (o que usamos con máxima precaución), para combatir los riesgos de tener mascotas en tu jardín.

  • Agrotóxicos, insecticidas, pesticidas, cebos envenenados y cualquier producto químico posiblemente venenoso.
  • Plantas para caracoles o babosas con metaldehide en su composición.
  • Citronela contra mosquitos (pueden presentarse como velas, sahumerios, espirales, etc.)
  • Plantas tóxicas o irritantes para nuestras mascotas, como viñas, narcisos, azaleas, cardón, hortensias, ricino, tulipán, etc.
  • Trampas para moscas u otros insectos que incorporen methomil en su elaboración.
  • Algas verdeazuladas, que pueden desarrollarse en fuentes ornamentales.
  • Productos para tratamiento químico de piscinas, lagos o fuentes artificiales. Estos productos deben estar almacenados en lugares adecuados de la casa, tapados y bien conservados.
  • Lechos de tierra con cacao en su composición (suelen ser ubicados alrededor de algunas plantas para alejar posibles depredadores).
  • Animales venenosos, principalmente en regiones menos urbanizadas (serpientes, escorpiones, arañas, etc.). El tratamiento contra plagas es una de las acciones más necesarias para el cuidado del jardín.
  • Adornos o complementos que contienen pequeños cuerpos que pueden desprenderse y acabar en la boca de nuestras mascotas.
  • Objetos y artículos de jardinería afilados u oxidados. Cualquier herramienta de jardín que nos dejemos tirada puede ser un arma punzante y dañar a nuestra mascota.
Perro vive en el jardín

Consejos para un perro y un jardín saludables

  • Es necesario evitar plantar especies venenosas o irritantes para nuestras mascotas: de esta manera, reducimos considerablemente el riesgo de un envenenamiento o accidente doméstico.
  • Preparar una zona de entretenimiento para nuestras mascotas: si queremos dejar que nuestra mascota corra libremente y se divierta al aire libre sin perjudicar nuestro jardín, debemos crear una zona especial.
  • Para ofrecer el espacio ideal a nuestro amigo, podemos preparar un entorno propicio a su entretenimiento, con sus juguetes favoritos; será un lugar cómodo para descansar o su propia casa, y hasta una piscina (si a nuestro compañero le gusta el agua).