Plantas tóxicas para cachorros

Francisco María García · 17 noviembre, 2017
Pueden estar en cualquier emplazamiento del hogar, así que es fundamental la prevención y el hecho de estar atentos para evitar que tu mascota pueda evenenarse; en algunos casos, la ingesta puede resultar mortal

Muchos de los productos del hogar son potencialmente peligrosos para una mascota. Entre ellos, hay que dar especial importancia a las plantas, que están al alcance del animal y son parte de la mayoría de los espacios. Para estar atentos, en este artículo veremos las plantas tóxicas para cachorros.

Plantas y mascotas en el hogar: cuidados esenciales

Cualquier vivienda está más colorida y fresca con la presencia de plantas. Ya sean de interior o de exterior, la mayoría de las personas optan por tenerlas.

No obstante, cabe señalar que muchas veces se desconoce que algunas variedades pueden ser peligrosas para las mascotas. Hay que andarse con ojo.

Gato oliendo una planta

Los cachorros, por lo general inquietos, se llevan a la boca todo lo que encuentran y las plantas no son la excepción. El problema es que muchas de ellas, al ser ingeridas, pueden causar cuadros gastrointestinales severos, e incluso llevar a la muerte. Por lo tanto, es importante conocer cuáles son las plantas tóxicas para los cachorros y ser precavidos.

Plantas tóxicas para cachorros: cuáles son

El listado es bastante extenso. Se las debe reconocer por su nombre botánico, no por la manera de ser popularmente nombradas. Ello, porque en cada sitio pueden reconocerlas bajo diferentes denominaciones.

  • Hiedra común (Hedera hélix): Todas sus partes son ligeramente tóxicas y sus frutos lo son en extremo. Su contacto puede causar dermatitis, irritaciones. Su ingestión: trastornos gastrointestinales, espasmos musculares, excitabilidad y, en casos extremos, coma.
  • Hortensia (Hydrangea macrophylla): Tanto las hojas como las flores resultan peligrosas. Puede causar: vómitos, diarrea, falta de coordinación y malestar general.
  • Lirio (Iris. Iris foetidissima): Ingerirlo puede causar vómitos, diarreas, dolores abdominales y aumento de la presión arterial.
  • Potos (Epipremnum aureum/Rhaphidophora): es una planta muy común en los hogares. Masticarla puede causar irritación en la lengua y paladar. Ingerirla, severos trastornos gastrointestinales.
  • Flor de pascua (Euphorbia pulcherrima): Todas sus partes son tóxicas. El látex que circula en su interior causa dermatitis o irritación. Su ingestión, puede causar trastornos gastrointestinales y el contacto con los ojos, problemas en la visión.
  • Rododendro. Azalea (Rhododendron ferrugineum): las hojas y flores son las partes más tóxicas. Al ingerirla, puede provocar alucinaciones, alteraciones en el sistema nervioso, salivación excesiva.
  • Crotón (Codiaeum variegatum): el látex que circula en su interior puede causar dermatitis. Su ingestión, trastornos gastrointestinales, inflamación, problemas para deglutir. En casos excepcionales, la muerte.
  • Difenbaquia (Dieffenbachia): Su látex es tóxico. Al ingerirla, provoca ardor bucal, dolor intenso, hinchazón de cuello, dificultad para respirar y, en algunos casos, la muerte.
  • Filodendro (Philodendron): existen varias especies y resultan tóxicas todas sus partes, causando vómitos, dolores, asfixia.

Otras especies tóxicas

Existen otras plantas tóxicas para cachorros:

  • Caladio. Alas de Ángel (Caladium hortulanum)
  • Espatifillo. Lirio de la Paz (Spathiphyllum)
  • Jacinto. Junquillo (Hyacinthus orientalis)
  • Marihuana (Cannabis sativa)
  • Muérdago. Visco. Tiña. Liria (Viscum album)
  • Adelfa. Larel Rosa (Nerium oleander)

Cómo evitar el contacto de las mascotas

La manera de resguardar a los cachorros del contacto o ingestión de estas plantas, es conocerlas. Para ello, se recomienda informarse de las variedades y denominaciones de plantas tóxicas para cachorros. Buscar en internet y consultar en tiendas de jardinería, es lo ideal.

En segundo lugar, una vez identificadas, hay que alejarlas del contacto directo de la mascota: ubicarlas en lugares altos o rodearlas con un cerco al que el cachorro no pueda acceder.

Educar a la mascota

Es imposible deshacerse de todas las plantas potencialmente peligrosas. Además, un cachorro que juega en el exterior, está en permanente contacto con ellas.

Gatos y plantas tóxicas

Es necesario enseñar al cachorro a no morderlas y, en lo posible, no entrar en contacto con ellas. Recordar que, en ciertas variedades, intoxica su látex sin necesidad de ingestión.

En este sentido, si es reacio a aprender, se aconseja untar con un producto amargo alguna de las plantas. Poco a poco, dejará de considerarlas atractivas.

Por qué ingieren plantas

No sólo por traviesos los cachorros muerden las plantas, sino también por lo siguiente:

  • Los cambios de casa.
  • Las elevadas temperaturas y deshidratación.
  • El aburrimiento.
  • La falta de un espacio adecuado.

Estas pueden ser causas suficientes para que la mascota ingiera las plantas que le rodean. Es preciso estar atentos, pues, a estas circunstancias.

Recomendaciones y precauciones

Frente a los posibles riesgos, en primer lugar, hay que identificar la planta que ha causado el envenenamiento, para medicar adecuadamente.

Si ya se ha ingerida, hay que intentar conocer la cantidad tomada para que el pronóstico sea más certero. Acudiremos de manera urgente a un veterinario, pues en estos casos, el tiempo apremia.

Ante una duda acerca de la toxicidad de una planta, se puede consultar al Centro de Información Toxicológica en España.