Los perros mueven la cola con el corazón

Virginia Duque Mirón · 16 marzo, 2016

Nuestros queridos amigos los perros no dejan de sorprendernos. No saben hablar pero tienen tantas formas de comunicarse que queremos conocer y entender para poder comprenderlos y amarlos más si todavía cabe. La cola es uno de sus rasgos más característicos.

Es un cúmulo de emociones demostradas, como una fuente de sentimientos que brotan cuando se mueve. Y es que la cola de un animal nos puede decir mucho sobre lo que siente en cada momento. Conozcamos algunos de sus movimientos.

Los movimientos de la cola de un perro

En círculo. No puede ser más feliz. Moverá la cola en círculos cuando te vea, cuando estéis jugando o cuando esté jugando con otro perro. Este movimiento solo denotará alegría, fiesta y buenas vibraciones.

De un lado a otro. Esto también denotará felicidad y alegría aunque también puede significar nerviosismo e impaciencia. Con este movimiento también puede mostrar una mezcla de sentimientos: deseo y miedo. Podría desear que algo suceda pero a la vez tener miedo de lo que pueda pasar. Por ejemplo, moverá la cola así cuando le lleves comida porque está deseando comer (como siempre) pero a la vez tendrá miedo al verte acercarte a su alimento por si se lo quitas.

Cola levantada y erguidaEste es un signo que no tiene misterio. Los perros vienen de los lobos donde existen las jerarquías y donde están acostumbrados a sustituir a los líderes sin hacer preguntas. Este movimiento de cola refleja autoridad y ahí no hay discusión posible con él.

Cola horizontal. Esto sucede cuando cualquier cosa atrae su atención. Comida, algo que olisquea, otro perro o simplemente algo en movimiento.

Cola baja con movimientos laterales muy cerca de las patas traseras. Esta es una forma de demostrar inseguridad, incertidumbre y quizá un poco de temor. Cuando no sepa muy bien si lo llamas para regañarle o para darle una caricia quizá haga este gesto. También puede ser que algo que ve no le agrade o no le termine de convencer.

Cola entre las patas. Este movimiento de cola no tiene vuelta de hoja: miedo. No hay otra explicación. Ningún otro motivo hará que tu perro meta su cola entre las patas traseras, solo el miedo.

Cola horizontal y tensa. ¡Cuidado! Va a haber un enfrentamiento. Esta es una posición de ataque, por lo que si hay un perro cerca, mejor coge al tuyo en brazos. Si es con una persona, deberás enseñarle a socializar para evitar problemas.

Su corazón reflejado en su cola

Dicen que los ojos son el espejo del alma. Incluso en nuestros animales esto es cierto. Pero en lo que tiene que ver con emociones y sentimientos, la cola de un perro tiene mucho que decir.

Estaba recordando aquella frase de “De la abundancia del corazón habla la boca”. En el caso de nuestras mascotas podríamos decir que “De la abundancia del corazón habla la cola”.

Es cierto que no pueden hablar, que no pueden comunicarse con nosotros como nos gustaría. Y es que nuestro perro es nuestro mejor amigo. ¿Quién no ha soñado alguna vez con poder conversar con su perro mientras pasean? Pero eso es un imposible, al menos es un imposible que te conteste. Pero su cola, su cola tiene mucho que decir.

Habla a tu perro y observa su cola. Él sabe detectar tus emociones y sabe mostrar empatía hacia ellas, algo que verás reflejado en su cola. Eso unido a sus mimos, sus lametazos, esos que a veces nos molestan, es su forma de comunicarse contigo, de decirte que te quiere y que estará contigo pase lo que pase. Y es que su cola te dejará ver que su corazón está repleto de buenos sentimientos hacia ti. ¡No lo olvides nunca!