Los perros en la literatura

Antonia Tapia 15 febrero, 2015

Los perros  en la literatura han ocupado gran protagonismo. Desde Argos en la Odisea, pasando por Milú de Tintín y hasta el pequeño Toto en el Mago de Oz. Los perros siempre han estado protagonizando maravillosas obras. Es por eso que vale la pena recordarlos. A continuación recordamos a algunos de estos fabulosos perros.

Perros en la literatura, Milú

No cabe duda que Tintín es una de las historietas más importantes del siglo pasado. Pero…¿Las Aventuras de Tintín hubieran sido lo mismo sin  Milú, el pequeño Fox Terrier blanco que lo acompaña en cada uno de sus historias? o ¿acaso te olvidas el rol de Milú, cuando Tíntin entablaba largas conversaciones y él era su único y  gran confidente?

Tranquilo y mucho más racional que su propietario, Milú es valiente y por momentos decidido a proteger al reportero, siempre que no se atraviese en su camino un hueso o una botella de whisky, sus grandes debilidades.

Argos, La Odisea

Argos, el valiente can de Ulises, es uno de los primeros perros mencionados en la literatura occidental. La maravillosa obra de Homero no hubiera sido lo mismo sin él. Es el perro más fiel entre todos. Luego de esperar a su amo por 20 años, Argos, ya enfermo, reconoce a Ulises moviéndole la cola. Después del encuentro, Argos ya  puede morir en paz como un verdadero símbolo de  fidelidad y amor.

Buck, El llamado de la Selva

san bernardo

¿Sabías que una de las obras más famosas de Jack London tiene como protagonista a un perro? Buck, sin duda es el gran personaje de la Llamada de la Selva. Este perro californiano que termina atravesando grandes aventuras en Alaska, es uno de los perros de tiro más famosos que ha dado la literatura universal.

El personaje de Buck inspiró a Jack London a escribir otra novela “Colmillo Blanco” en donde se explora, entre muchas otras ideas, que el mundo violento de los animales no es tan distante al mundo violento de los humanos.

 Toto, EL Mago de Oz

¿Cómo no amar a Toto, el gran compañero de Dorothy en el Mago de Oz? Fiel con su dueña y valiente, Toto es uno de los perros más queridos de la Literatura Universal.

Si bien Toto al principio parece ser solo un perro normal, en libros posteriores tiene la capacidad de hablar, admitiendo que decididamente habla demasiado.

 Lassie, Lassie Vuelve a Casa

scottish collie

Protagonista de 12 películas y varias series de televisión, Lassie también fue personaje de un libro. Escrito en 1940, la novela” Lassie Vuelve a Casa”, narra las peripecias del afamado Collie para regresar junto a su amo.

Tock, El Fantasma Tollbooth

Qué mejor que un perro para protagonizar esta novela de Norton Juster. Y sí…Obviamente, nos encanta Tock, el  perro guardián con un reloj en el costado que rescata a Milo y lo acompaña en sus aventuras. Después de todo, todos necesitamos a alguien para trasmitirle nuestros pensamientos.

Jip, David Copperfield

Charles Dickens también hace referencia a los perros en sus obras. Ejemplo de ello es la popular novela David Copperfield publicada por el inglés en 1850. En el libro aparece un pequeño perro llamado Jip, que pertenece a Dora Spenlow, la primera esposa de David.

Jip es un espejo de su dueña: bastante irritable y siempre quiere ser  el centro de atención. De hecho, el personaje de Jip dura el tiempo que lo hace Dora, ya que muere a su lado, en el momento exacto en que ella cierra sus ojos por última vez.

Colmillo, Harry Potter

Aquellos que han leído Harry Potter suelen tener una cierta debilidad por Colmillo,  el perro Gran Danés de Rubeus Hagrid. Él acompañó a Hagrid a muchos lugares, incluyendo al Bosque Prohibido. Colmillo también estuvo presente en la Batalla de la Torre de Astronomía y en la Batalla de Hogwarts. Todo un personaje.

Fiel Amigo, Old Yeller

La literatura infantil siempre ha recurrido a los perros para que sus historias sean más atrapantes y Fiel Amigo de Fred Gipson, no es una excepción. A más de uno seguramente se le cayó una lágrima cuando Travis se ve obligado a matar a Fiel Amigo tras infectarse de rabia, luego de tener una pelea con un lobo.

Te puede gustar