Los palacios para pájaros de Estambul

Estos emplazamientos sirven a las aves para resistir ante las inclemencias del tiempo, donde quedan a resguardo y tienen acceso a alimentos; ello favorece la supervivencia de especies, y es que algunas están en peligro de extinción

Los refugios y casas para pájaros se ven alrededor de todo el mundo. Sin embargo, los palacios para pájaros que se ven en Estambul y otras zonas de Turquía son de una belleza espectacular.

Los palacios para pájaros de Estambul

Estos pequeños palacios pretenden imitar a mansiones y mezquitas de estilo otomano, y se sabe que existen desde al menos el siglo XV; sin embargo, son aquellos palacios para pájaros realizados en el siglo XVIII los que se convierten en auténticas obras de arte.

Algunas de estas obras de arte otomano contienen comederos, bebederos, pasillos y balcones. Estos palacios para pájaros se encuentran en zonas donde hay gran exposición a la luz solar y abrigo contra el frío y el viento.

Estos palacios para pájaros se podían encontrar tanto en edificios privados como público: bibliotecas, casas, puentes o fuentes públicas se veían engalanadas con estos refugios para las aves silvestres.

Actualmente, el palacio para pájaros más antiguo que se conserva en Estambul se encuentra en un puente y es del siglo XVI. Lo cierto es que muchos de ellos se han deteriorado con el tiempo, o han sido destruidos junto a edificios antiguos, lo cual no es solo una tragedia para la historia de Estambul, ya que también lo es para estas aves.

Turquía y aves

¿Para que sirven estos palacios para pájaros?

Asimismo, al igual que las casas para las aves que viven en tu jardín, estos pequeños edificios permiten dar refugio a las aves contra las inclemencias climáticas, además de contra los gatos y otros depredadores, mientras que dificulta que se caiga un pollo en el suelo.

Aunque menos lujosos, se pueden elaborar casas para pájaros o comederos para atraer pájaros a tu jardín gracias a materiales reciclados, o incluso podemos adquirirlas en diversas tiendas.

La razón para ayudar a estos animales es que puedan pasar las inclemencias del tiempo con alimento extra y refugios, lo que reduce la mortalidad de estos pájaros. Algunos de ellos, como el gorrión, están desapareciendo aunque parezca increíble.

Turquía y las aves

Probablemente, la razón tras estos palacios para pájaros sea el increíble respeto hacia las aves por parte de los turcos y su necesidad de disfrutar de su canto.

Un ejemplo es el lenguaje que aún se conserva en algunos pueblos de los montes Pónticos, que es conocido como el lenguaje de las aves. De hecho Kuşköy, el último reducto de este lenguaje, significa pueblo de las aves en turco.

Y es que los habitantes de este pueblo turco realizan silbidos similares a los de las aves para comunicarse, e incluso dicen que cantos como el del mirlo se asemejan a versos del Corán.

Este lenguaje está desapareciendo debido a la modernización de las comunicaciones, aunque aún quedan festivales y otros eventos que promueven este lenguaje.

Flamencos: características, hábitat y alimentación.

Y es que en regiones como Cukurova se congregan dos tercios de las aves que migran al norte de Europa: la espátula común, el martín pescador pío o el flamenco pasan por Turquía año tras año.

Solo en esta zona pasaron 200 000 animales el año pasado, y es que son más de 70 especies las que pasan el invierno en la los parques nacionales de Adana. Algunos inviernos más duros, el número de aves puede llegar a duplicarse en este paraíso, otra muestra más de por qué Turquía ama a las aves.

Te puede gustar