Los monos del corazón sangrante

Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Eugenio Fernández Suárez
· 12 marzo, 2019
Los monos del corazón sangrante, más conocidos como geladas, son unos primates únicos que viven en las cumbres de Etiopía

En las cumbres de Etiopía viven unos primates conocidos como los monos del corazón sangrante, un animal de lo más curioso que ha quedado relegado a las montañas de este país africano.

Características del gelada

Hablamos del gelada (Theropithecus gelada), última especie viviente de este género de primates cuyos fósiles se dispersan por gran parte de África e incluso España y la India.

Los monos del corazón sangrante recuerdan a los babuinos, si bien no pertenecen al género Papio. Son también animales terrestres de gran tamaño y pelaje marrón, que pueden sobrepasar los 20 kilogramos de peso y en los que las hembras son de mucho menor tamaño.

Sin embargo, se diferencian de los geladas en que poseen un morro más chato y un rostro con menos pelaje y, además, por la razón por la que son conocidos como los monos del corazón sangrante: poseen un parche de piel rojiza que destaca en el pecho de estos formidables animales, y que incluso destaca aún más en las hembras con estro.

Gelada

Los geladas tienen normalmente una cría de menos de medio kilogramo de peso, que pasará agarrada al pecho de su madre durante cinco semanas y después irá en la espalda hasta casi los cinco meses.

Los monos del corazón sangrante alcanzan su edad adulta alrededor de los cuatro años, aunque en ocasiones no se reproducen hasta los 8 o 10 años debido a su bajo rango. Pueden llegar a vivir dos décadas.

Comportamiento de los monos del corazón sangrante

Estos primates están adaptados al consumo de herbáceas, por lo que poseen unos dedos y unos incisivos relativamente pequeños en comparación con primates del mismo tamaño. Incluso se mueven de forma bípeda para tener las manos libres y manipular su alimento.

Y es que los geladas son unos de los pocos primates que tienen una alimentación tan especializada en hierba, la cual compone el 90 % de su dieta. Aunque también consumen pequeñas raíces, flores, semillas y rizomas.

Theropithecus gelada

Estos monos del corazón sangrante viven en grupos complejos organizados en varios niveles, que pueden terminar por juntar a cientos de ejemplares. Normalmente, los machos migran de grupos, aunque esto no siempre es así, mientras que las hembras permanecen frecuentemente en su grupo de nacimiento.

Las hembras tienen bastante poder en los grupos de geladas, y los machos se relacionan con ellas frecuentemente con acicalamiento en lugar de con agresiones, ya que una coalición de hembras puede rechazar a un macho que intente derrocar al dominante.

Entre los geladas se han visto comportamientos fascinantes: desde su asociación con los lobos etíopes a conceptos como la infidelidad, además de un repertorio de vocalizaciones muy complejo que se asemeja a las conversaciones humanas.

Hábitat de los monos del corazón sangrante

Los geladas viven en pastizales de montaña, a más de 2 000 metros de altura, si bien pueden encontrarse a más de 4 000 metros de altitud, con temperaturas mucho más frescas que evitan los períodos de sequía. Es importante señalar que esta especie solo se puede encontrar en Etiopía.

Aunque no son una especie en peligro de extinción, han desaparecido más de la mitad de geladas del planeta en los últimos 50 años. Se teme que el cambio climático los termine por arrinconar, aunque antiguamente sus mayores amenazas eran la caza para experimentación y por sus pieles.

  • Dunbar, R. I. M., & Dunbar, E. P. (1977). Dominance and reproductive success among female gelada baboons. Nature266(5600), 351.
  • Cowlishaw, G., & Dunbar, R. I. (2000). Primate conservation biology. University of Chicago Press.