La mofeta y su fama de oler mal

Francisco María García · 9 abril, 2018
El olor que desprende es un mecanismo de defensa para evitar ser atacada por grandes depredadores; lanza un chorro proviniente de sus glándulas anales

No es difícil cruzarse con alguna en una carretera. Seguramente, si está cerca, su olor fétido permitirá detectar su presencia aún antes de verla. La mofeta es uno de los animales que peor huele en toda la escala zoológica.

Su apariencia atractiva y simpática se ve contrarrestada por el mal olor que la caracteriza. Como suele suceder con todo lo natural, este aroma desagradable tiene su razón de ser.

Vida de la mofeta

  • La mofeta, también conocida como zorrillo o zorrino, habita principalmente tierras americanas; también se encuentra, aunque en menor número, en otros continentes.
  • Es un animal mamífero y omnívoro, tiene una dieta variada. Sus alimentos preferidos son los roedores, los insectos, los huevos y la miel; también comen frutos y otros vegetales.
  • Las mayores poblaciones de mofetas se encuentran en zonas en las que hay muchos roedores. Desempeñan un papel muy importante en el control de estos animales.
  • Viven en madrigueras que cavan en la tierra con sus fuertes patas delanteras.
  • Son animales solitarios, difícil de encontrarlos en compañía de otros zorrillos. Solo se acercan a otros seres de su misma especie cuando llega el momento del apareamiento.
  • Las hembras mantienen a sus crías con ellas en su madriguera. Cuando las pequeñas crecen, se alejan buscando su propio destino.
  • Existen diversas especies de mofeta, aunque sus estilos de vida son similares.
Eliminar olor a mofeta

¿Por qué la mofeta huele tan mal?

Ese olor tan penetrante y amargo es el sistema de defensa del animal; aparece cuando la mofeta se siente amenazada, se asusta o es atrapada. Cuando cree que corre peligro, lanza un chorro que sale de sus glándulas anales.

La gran presión con la que es expulsado el líquido, le permite llegar a más de cuatro metros de distancia. De esa forma se defienden de depredadores y de humanos que quieran hacerles daños.

Con ese sistema de olor logra ahuyentar a animales grandes y poderosos, como los osos. Esta capacidad de rociar desde largas distancias, unida a la velocidad de escape y a su habilidad para esconderse, la mantienen a salvo cuando el entorno le es hostil.

¿Cómo eliminar el mal olor de la mofeta?

Una persona que ha recibido un baño de mofeta en su ropa, en su mochila o en el coche, huele a podrido. También circulará el mal olor si la mofeta ha impregnado a la mascota de la casa.

No es sencillo eliminar ese olor que parece instalarse en la nariz y que nada logra hacer desaparecer. Puede calar la ropa, alfombras y hasta la piel, y permanecer ahí durante meses, así que es preciso actuar rápidamente.

Mofeta: peste

  • Una sugerencia muy común es lavar el elemento afectado con jugo de tomate. Es una solución transitoria, pues solo enmascara el olor, que luego vuelve a aparecer.
  • La exposición al aire y al sol atempera la intensidad del olor. Los rayos ultravioletas contribuyen a neutralizarlo.
  • Otra buena estrategia es lavar la zona impregnada con agua y jabón neutro, y luego rociarla con vinagre diluido en agua (una parte de vinagre en cinco de agua).
  • El bicarbonato de sodio mezclado con agua oxigenada y jabón líquido es una excelente solución. Esta mezcla puede usarse en objetos y en la piel de personas y animales.

Es probable que sea necesario repetir el procedimiento más de una vez. También es conveniente alternar los métodos; ventilar los ambientes siempre es una acción que favorece la eliminación del olor.

Mitos sobre la sustancia que desprende la mofeta

No es tan grave como parece: el olor es solo eso, mal olor. Hay quienes creen que las mofetas andan por el mundo rociando a todo el que se cruza por su camino, pero la realidad no es así.

La capacidad de emitir la sustancia olorosa es limitada; las mofetas solo tienen la suficiente cantidad para rociar unas cinco veces. Cuando su reserva se ha agotado, tardan hasta seis días en volver a generarla.

Si el líquido cae en los ojos, solo hay que lavarlos con abundante agua. Quizás la irritación perdure un rato, pero no es real la creencia de que la mofeta puede provocar ceguera.

Incluso hay avisos cuando la mofeta va a desprender su arma líquida, pues levanta la cola. Cuando se observa el levantamiento dela cola de la mofeta, hay que apartarse.