Tips para limpiar las orejas de tu perro

Esta zona es mucho más sensible en los canes que en las personas, por lo que hay que prestar especial cuidado para que estén en óptimas condiciones; la higiene es clave para evitar el desarrollo de infecciones

Las orejas son una de las zonas más sensibles que presentan los perros. Es evidente la potencia que sus orejas tienen al contrastarlas con el oído humano, siendo mucho más sensibles a los sonidos entre  cuatro o cinco veces.

Y al igual que las orejas del ser humano, estas tienden a ensuciarse con el tiempo. Las orejas de los perros poseen una estructura muy distinta a la del hombre, por lo que les brindamos algunos consejos para limpiar las orejas de tu perro.

Una audición infalible

El oído de un perro puede captar sonidos en frecuencias que los humanos no pueden escuchar por sus propios medios, en otras palabras, ellos escuchan sonidos que los humanos no pueden. Todo se debe a la estructura singular que estas tienen y a la disposición de mayores células auditivas.

Según la raza, la oreja puede presentar una variación que puede afectar el rendimiento de la audición del can: el pabellón puede o no colgar, o bien, puede doblarse a la mitad.

¿En que afecta que la estructura este de una forma u otra? Pues en la cantidad de sonidos que esta puede llegar a detectar. Un cocker spaniel con su pabellón colgando no puede escuchar de la misma forma que lo hace un husky que tiene pabellón en punta o tieso.

Limpiar orejas de mi perro

Además, la posición de estas influye en las enfermedades que pueda desarrollar el animal en estas zonas. Si volvemos a los ejemplos anteriores, el cocker es propenso a quedarse sordo durante sus años dorados, mientras que el huskie puede no presentar mucha variación a través de los años.

Pero si algo tienen en común todas las razas caninas, es que se les debe limpiar o prestar atención cada cierto tiempo para verificar su estado de salud. Para muchos principiantes, limpiar las orejas de tu perro es algo que pasa desapercibido, por lo que buscamos crear conciencia acerca de estas zonas de tu compañero.

Cómo limpiar las orejas de tu perro

La limpieza de estas zonas en los canes debería realizarse al menos dos veces por semanas. El motivo de esto es la prevención de enfermedades que puedan perturbar la audición de nuestro peludo y evitar que se obstruya el canal auditivo del animal.

Hacer esta actividad es muy sencillo, requiriendo la mayor parte del tiempo de agua oxigenada, un poco de algodón y un paño para secar la zona. Se recomienda previamente haber amansado al animal en caso de que no esté acostumbrado a ser manipulado de forma constante en contra de su voluntad.

Primero que nada verifica la parte externa del animal; si presenta residuos de cera, suciedad o algún otro agente foráneo es aconsejable removerlo lo antes posible. Si resultan ser parásitos de alguna clase es indispensable ir al veterinario para conocer la mejor forma de actuar.

Orejas de un perro

A continuación verificamos el estado de la zona interna de la oreja; esta parte tiene un color rosado suave que indica que está saludable. Se procede a limpiar la zona de forma muy gentil y suave con un algodón empapado de agua oxigenada o algún suero fisiológico para mascotas.

De forma lenta y con gran cuidado se retiran los elementos ajenos a la estructura de la oreja, siempre evitando que caigan en el oído interno del perro. Trate de evitar que el algodón no goteé líquido dentro de la oreja porque llega a causar molestias al animal.

Una vez terminada la limpieza, se seca con otro algodón o con una gasa el exceso de humedad que pueda haber en la zona. Se repite el mismo proceso con cada oreja y para ayudar en el proceso se le da un premio al can por su buen comportamiento durante el proceso.

¿Qué pasa si no se limpia regularmente?

Las orejas de los perros al igual que las de los humanos segregan una secreción natural que ayuda a prevenir las enfermedades. El problema está en que este agente suele estancarse en el conducto interno y obstruir el paso del sonido.

Si la oreja es víctima de alguna enfermedad,  el perro puede llegar a sufrir mucho, ya que la otitis o inflamación en las orejas de los perros puede ser un gran problema. También se hacer con motivo de evitar que esta se reseque con el mismo líquido y llegue a irritarse.

Limpiar las orejas de tu perro es algo que deberías enseñarle desde cachorro. Recuerda que la salud física no solo se demuestra en el pelaje y cuerpo de la mascota; toda zona de su cuerpo debe estar al máximo de su capacidad.

Te puede gustar