La cría saludable de un cerdo

Francisco María García · 8 enero, 2018
A pesar del peso de su cuerpo, son animales ágiles y sensibles que destacan por su elevado nivel de inteligencia y capacidad de aprendizaje

La cría saludable de un cerdo requiere conocimientos específicos para conservar su salud y bienestar. A continuación, te resumimos unos consejos fundamentales para ayudarte en la crianza de tus porcinos.

El término ‘cerdo’ denomina genéricamente a variadas razas de la especie mamífera Sus scrofa domestica. Se caracterizan por el cuerpo redondeado y robusto, con cola reducida, patas cortas con pezuñas y cuatro dedos.

A pesar del peso de su cuerpo, son animales ágiles y sensibles, que destacan por su elevado nivel de inteligencia y capacidad de aprendizaje. Cuando son entrenados, pueden memorizar y obedecer a distintas órdenes; presentan un rendimiento superior a la mayoría de los mamíferos.

Su carácter es naturalmente activo y dócil, por lo que triunfaron también como animales de compañía. Cuando son adiestrados, tienen la capacidad de convivir con otros animales, interactuar y mantener lazos de amistad con sus propietarios.

Cría saludable de un cerdo: alimentación balanceada

Los cerdos son animales autóctonos de climas tropicales o templados. Por ello, suelen mantener una alimentación mayormente herbívora y muy variada en su hábitat natural. Cerca de 70% de su dieta se basa en vegetales diversos (frutas, verduras y legumbres), además de granos y cereales frescos.

Alimentación para engorde

La mayoría de los cerdos son criados para la comercialización de su carne. La proteína porcina es apreciada por los cocineros y recomendada por los nutricionistas; de hecho, el mercado presenta cada vez más una creciente demanda de este animal. Esta intensa actividad resulta muy atractiva para agricultores, ganaderos y emprendedores.

Cerdo vietnamita como mascota

La cría para consumo humano suele utilizar técnicas de engorde para optimizar las ganancias. Para ello, seelaboran piensos comerciales con altísima concentración de carbohidratos, cerca del 20% de proteína y pocas fibras.

Cabe señalar que en la crianza de engorde ‘casera’, los granjeros suelen ofrecer porciones de carne molida y restos orgánicos a los porcinos.

Alimentación para un cerdo mascota

Actualmente, mucha gente opta por la cría saludable de un cerdo como mascota, como la del cerdo vietnamita.  En estos casos, la intención no es engordar al animal, sino proporcionarle una alimentación balanceada.

Por ello, lo ideal es no utilizar piensos comerciales para cerdos de granja a los porcinos domésticos. La ingestión de estos productos puede llevarlos a desarrollar fácilmente obesidad y enfermedades asociadas.

Al adoptar un cerdo como mascota, es indispensable respetar sus necesidades nutricionales. Es importante preferir una alimentación natural y poner especial atención en conservar los alimentos frescos y en buen estado.

Cerdo en el campo

Cabe destacar que muchos propietarios recurren a la ayuda de suplementos y vitaminas aisladas artificialmente para complementar su dieta alimentaria.

Hidratación adecuada

Los cerdos, así como todos los mamíferos, necesitan hidratación reforzada, principalmente durante los veranos; y es que los porcinos adultos de engorde pueden llegar a consumir más de cuatro litros de agua por día, mientras que un animal doméstico suele ingerir cerca de dos diarios.

En definitiva, en la crianza productiva y en la doméstica es indispensable dejar agua fresca y limpia a su disposición. Además, se recomienda limpiar diariamente el comedero y el bebedero de tus animales.

Ambiente e higiene

Contrariamente a  los prejuicios que tenemos sobre este mamífero, los cerdos son animales limpios y no desprenden mal olor. Es la falta de aseo adecuado en su ambiente lo que ocasiona el aroma nauseabundo que injustamente le adjudicamos al animal.

Por ello, en la cría saludable de un cerdo se debe priorizar la higiene y el acondicionamiento adecuado de su ambiente. Se recomienda bañar a los porcinos cada dos meses para conservar el buen estado de su piel y pelos.

En las granjas puede ser preferible dejar a su disposición una gran reserva de agua (un lago, una piscina, etc.). Además, es importante ofrecerles zonas con barro, ya que los porcinos deben mantener su hábito natural de excavar y revolcarse en el lodo.

El ambiente óptimo para la crianza de porcinos debe ofrecer también un área libre, preferentemente con pasto y tierra. Como son autóctonos de climas cálidos y templados, deben ser mantenidos en lugares con temperatura entre los 19ºC y 24ºC.

Actividad física y domesticación

En su hábitat natural, los cerdos suelen caminar y correr libremente durante todo el día. Además, se reproducen con mucha frecuencia, ya que las hembras presentan celos en diferentes periodos del año. Ello les permite gastar mucha energía diariamente y controlar de forma natural su peso.

Cerdo vietnamita como mascota

Es por ello que para la cría saludable de un cerdo como mascota se debe incluir un amplio espacio disponible para sus actividades físicas. También son recomendables los paseos a aire libre y el incentivo regular para realizar ejercicio.

Respecto a la domesticación, lo ideal es empezar su educación a los dos meses de vida. En este periodo, los lechones forman sus nociones de convivencia y moldean su comportamiento.

Medicina preventiva

Los cerdos son muy resistentes y difícilmente se enferman. Con una buena alimentación y actividades regulares, tus porcinos deben mantenerse fuertes y sanos. La vacunación y las visitas periódicas al veterinario especializado también son fundamentales para la cría saludable de un cerdo.