La conservación del guepardo

Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Eugenio Fernández Suárez
· 13 marzo, 2019
La conservación del guepardo es vital para que este animal sobreviva, y es que la genética de la especie amenaza con destruirla

Conocido por ser uno de los animales más rápidos del mundo, la conservación del guepardo demuestra que, sin investigación y apoyo a esta especie, ni siquiera el guepardo podrá escapar de la extinción. Esta especie de felino del Viejo Mundo está amenazada por diversos factores, y uno de ellos es su peculiar historia vital.

Conservación del guepardo: su delicado genoma

Hace unos 12 000 años, en el Pleistoceno tardío, había guepardos en América, Europa y Asia. Su abrupta extinción de todas estas áreas produjo lo que es conocido como un cuello de botella: al quedar pocos supervivientes de una especie, la variabilidad genética se reduce, algo que sufren los descendientes y que tiene consecuencias para su reproducción y su resistencia a enfermedades infecciosas, algo muy importante para la conservación del guepardo.

Esta escasa variabilidad genética y homocigosis, superior incluso que en especies como el gorila de montaña, ha tenido consecuencias: los guepardos poseen enormes problemas para reproducirse, al menos en cautividad.

Un estudio publicado en 1981 reveló que la concentración de espermatozoides del semen de varios guepardos era 10 veces menor que la de los gatos domésticos, y que el 71 % de estos presentaban alteraciones morfológicas.

Guepardo: reproducción

A estos problemas se une el celo del guepardo, que es difícil de diferenciar, lo cual hace que sea complicado decidir cuándo juntar a dos animales en los programas de cría y conservación del guepardo.

También influye en la conservación del guepardo cara a su resistencia frente a enfermedades de origen infeccioso: el guepardo es muy susceptible a enfermedades que sufren los gatos domésticos, como la peritonitis infecciosa felina, que causa un 60 % de bajas frente al 2 % que causa en gatos. Curiosamente, debido a este genoma los guepardos no rechazan apenas los injertos de piel aunque sean de otros individuos.

Situación actual del guepardo

La conservación del guepardo es más necesaria que nunca: actualmente quedan menos de 10 000 guepardos en el planeta, un tercio de ellos en Namibia. En los últimos 100 años han desaparecido el 90 % de los guepardos del planeta.

Los guepardos son unos de los felinos salvajes que más recurren en África a atacar el ganado, tal vez porque son de los más proclives a que su presa sea arrebatada por otras especies como leones o hienas. Esto ha provocado un conflicto similar al que tenemos en España con el lobo ibérico: a finales del siglo XX, este conflicto acababa con la vida de casi 1 000 animales cada año.

Situación actual del guepardo

Otra de la amenazas para la conservación del guepardo, además de las enfermedades infecciosas, es su tráfico ilegal debido al mascotismo.

Para remediarlo, asociaciones como Cheetah Conservation Fund realizan actividades de educación, ecoturismo responsable y el apoyo a la ganadería local mediante el uso de razas autóctonas de perros para proteger al ganado.

El perro que es usado para proteger a la ganadería de este depredador, y así fomentar la conservación del guepardo, es el perro kangal turco, que ha demostrado ser un gran aliado de los ganaderos locales, lo que reduce enormemente el conflicto existente entre ambas partes.

  • Dobrynin, P., Liu, S., Tamazian, G., Xiong, Z., Yurchenko, A. A., Krasheninnikova, K., … & Kuderna, L. F. (2015). Genomic legacy of the African cheetah, Acinonyx jubatus. Genome biology16(1), 277.
  • O’Brien, S. J., Roelke, M. E., Marker, L., Newman, A., Winkler, C. A., Meltzer, D., … & Wildt, D. E. (1985). Genetic basis for species vulnerability in the cheetah. Science227(4693), 1428-1434.