Husky inu: todo sobre esta raza

El cruce entre el husky siberiano y el shiba inu dio paso al nacimiento del husky inu, un perro de cuerpo musculoso, orejas triangulares y hocico similar al del los zorros ¡Descubre más sobre esta raza aquí!
Husky inu: todo sobre esta raza

Última actualización: 17 octubre, 2022

Aunque el husky inu es un perro híbrido cuyo lugar y año de origen no se saben con exactitud, existen otros datos importantes que se pueden tener en cuenta para conocer mejor a este canino. En ese orden de ideas, en el siguiente artículo podrás descubrir las principales características de este can afectuoso y muy activo.

Si tienes un perro de esta raza en casa, aquí te contamos qué cuidados llevar a cabo para aportar a su bienestar. Recibirás consejos que te ayuden a brindarle una educación correcta y también obtendrás información sobre los problemas de salud que podrían poner en riesgo la vida del can.

Orígenes del husky inu

Para empezar, es necesario decir que se desconoce el sitio en el que nació este perro inteligente y de apariencia bella. Sin embargo, está claro que se trata de una raza mixta también conocida con los nombres de shiba siberiano, shusky o inu husky mix.

De esta manera, cabe mencionar que la historia del husky inu comenzó por el cruce de dos perros de raza. Uno de ellos es el husky siberiano, un canino de origen ruso que es reconocido por sus expediciones en Alaska. El otro componente que conforma esta variante es el shiba inu, un perro japonés cuya historia se remonta a los inicios de la civilización.

Características físicas

Por lo general, los huskys siberianos que se utilizan para cruzar con los shiba inu son de tamaño mediano. Este perro híbrido alcanza una altura de entre 38 y 50 centímetros. Además, puede llegar a pesar entre 11 y 22 kilogramos. Cabe mencionar que las hembras y los machos presentan diferencias en su tamaño y su peso, aunque no es una variación muy pronunciada.

Por otra parte, el manto de este canino es más parecido al del perro shiba inu, es decir, cuenta con un pelaje de tamaño mediano. De todas formas, y dependiendo de la distribución genética de los progenitores, también es posible que su pelo tenga la longitud del husky. Este puede ser de color rojizo, como un zorro, o negro, gris, marrón y hasta crema.

Siguiendo con las características físicas, el husky inu tiene cabeza triangular, hocico similar al de los zorros o lobos, orejas puntiagudas y una musculatura bastante desarrollada. De igual forma, algunos ejemplares presentan heterocromía y tienen cada ojo de un color diferente.

Carácter del husky inu

En cuanto al temperamento, es normal que este perro actúe de acuerdo a su genética predominante. Sin embargo, de manera general, puede decirse que se trata de un can bastante travieso y enérgico que necesita interactuar desde pequeño con otros perros y animales para aprender a manejar su carácter dominante.

Cabe destacar que si el husky inu se asemeja más al shiba, estarás ante un canino muy independiente. Pero si su temperamento es más parecido al husky, es probable que tu mascota sea mucho más atenta y cariñosa. En todo caso hay que aclarar que, pese a tener gran carácter, no es un can agresivo o peligroso.

Comportamiento del cachorro

Independientemente del temperamento que predomine en esta raza híbrida, es fundamental que su adiestramiento se inicie desde que es un cachorro. Esto es así porque se trata de un canino bastante inquieto que necesita ser monitoreado y contar con un buen entrenamiento para evitar travesuras y problemas de comportamiento.

Educación

Por otro lado, hay que resaltar que es preferible que el husky inu sea adoptado por un cuidador experimentado, puesto que la educación de este can requiere mucha dedicación y paciencia. Este amigo de cuatro patas necesita una correcta socialización para aprender a convivir en diferentes entornos sin ningún problema. El proceso es especialmente clave entre las 6 y 8 semanas de edad.

Además, este animal de compañía debe ser adiestrado mediante técnicas respetuosas como el refuerzo positivo. Incluso, entrenarlo con ayuda de juegos también podría dar buenos resultados, dado que es una forma didáctica de llamar y mantener más su atención.

El refuerzo en positivo se basa en premiar al can por lo que hace bien o lo malo que deja de hacer, no castigarlo por las malas acciones en sí mismas. 

Cuidados

Uno de los cuidados más importantes de este canino está relacionado con su pelaje, pues su manto debe ser cepillado diariamente, sobre todo para evitar la formación de nudos o bolas de pelo. Asimismo, la actividad física es primordial en el husky inu, ya que es un can muy enérgico que requiere paseos, juegos, ejercicio y hasta estimulación mental. Lo ideal es que salga hasta 3 horas al día de casa.

De igual forma, dicha actividad física debe complementarse con una alimentación que cumpla con todas las necesidades nutricionales de este perro híbrido. Y para ello, es primordial contar con la guía y supervisión de un veterinario o profesional en el tema, además de siempre elegir alimentos de calidad.

La salud del husky inu

Afortunadamente, este canino tiene una salud más resistente por ser el resultado de la mezcla de dos razas puras. Sin embargo, no significa que esté 100% exento de padecer enfermedades. Por ejemplo, es posible que el husky inu adquiera patologías que afecten sus articulaciones, como la displasia de cadera o la luxación patelar.

En conclusión, este perro enérgico y afectuoso necesita mucho cuidado y atención para llevar una vida de calidad. Además, también requiere un buen entrenamiento que lo convierta en un animal de compañía menos dominante y más amigable. Así que si tienes un husky inu en casa, asegúrate de tener la experiencia suficiente para educarlo.

Te podría interesar...
Los cuatro cruces de perros más extraños
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los cuatro cruces de perros más extraños

Durante años, han ido apareciendo nuevas razas o razas híbridas como el resultado de los cruces de perros más extraños que puedan pensarse.