Historia de los perros podenco: cuantos tipos existen

María Eugenia Thomas · 25 octubre, 2018
Los tipos de perros podenco varían según el lugar; sin embargo, esta raza peculiar se distingue de sus parientes caninos por su resistencia, agilidad para la caza y la agudeza de sus sentidos

Los perros podenco son un tipo de raza de cazadores y se conocen como una de las más antiguas. Existen monedas romanas que datan del siglo V antes de Cristo en las que aparecen imágenes de estos perros. Sin embargo, se piensa que los podencos podrían haber existido mucho antes de esas fechas.

Se conocen viejas pinturas en las que emergen representaciones de perros estilizados con largos hocicos y orejas muy erguidas, y que asemejan a la perfección a los perros podenco de la actualidad.

Algunos expertos en canes afirman que su aspecto se asemeja ligeramente a la imagen que se tiene del dios egipcio Anubis. Esto les hace creer que la casta de los podencos pudo haber sido trasladada en barcos por los fenicios algunos milenios atrás.

Podenco español: características

Sus habilidades para rastrear y cazar los han convertido en los compañeros ideales de muchas personas que se dedican a este deporte. Un podenco posee destrezas innatas para capturar mamíferos pequeños como las liebres y destacan en terrenos difíciles para otros canes.

También ostentan una tenacidad y resistencia envidiable para seguir rastros: una de las características que más conocidas es el agudo desarrollo de sus sentidos.

¿Cuántos tipos de perros podenco existen?

Estos hermosos ejemplares poseen tal elegancia natural que algunos de sus seguidores los catalogan como la raza más sublime del mundo animal. Se estima que el haberse criado en ambientes rurales sin poder mezclarse con los perros podenco de otros países, pero sí con perros de otras razas, fue lo que dio paso a los diversos tipos que existen hoy día.

Sin embargo, todos los especímenes que entran bajo las características de los podencos comparten ciertos rasgos entre sí. La musculatura firme, su esbeltez, las orejas erguidas y su fino hocico son algunas de las coincidencias genéticas que aún se mantienen.

Podenco

Según el tamaño de sus patas y el color del pelaje, un experto podría distinguir el tipo de perros podenco que observa. A continuación, detallamos los más conocidos:

Podenco andaluz

Tiene sus orígenes en el sur de España y se piensa que la estirpe evolucionó de sus antecesores fenicios traídos a través del Mediterráneo. Este linaje se subdivide a su vez en función del tamaño y pelaje, así que pueden identificarse podencos andaluces pequeños, medianos y grandes.

Adicionalmente, de la casta andaluza se ha derivado el podenco maneto, de patas un poco más cortas, y el podenco campanero, de tamaño imponente y con pelaje blanco y fuerte.

Podenco ibicenco

Esta es una de las estirpes de perros podenco más reconocidas y buscadas por los amantes de la cacería. Destacan por su agilidad e inteligencia, y es el sentido de la vista su mejor arma: este ejemplar puede seguir a la presa en casi cualquier terreno. Hay quienes describen a sus orejas como un par de antenas a las que nada se les escapa.

Podenco canario

Se piensa que este tipo de podenco fue llevado a Gran Canaria y Tenerife por los fenicios, al igual que su primo andaluz. Sin embargo, existen versiones que esgrimen la posibilidad de que su traslado a la zona se debiera a los cartaginenses o a los griegos.

Esta casta presenta un pelaje ligeramente más largo que los mencionados anteriormente y, por lo general, es de color marrón o rojizo. Es un perro de tamaño mediano que destaca en la caza mayor.

Podenco portugués

Tal como indica su nombre, este linaje llegó a la zona norte de Portugal. Se dice que es una mezcla de varias razas y que, por esta razón, se puede encontrar en una variedad de tamaños.

Sus habilidades no solo se evidencian en la caza menor, pero se teme que en un futuro lleguen a desaparecer, pues cada día se crían menos cantidades de este bello canino.

Otras características de los perros podenco

El instinto cazador de esta raza es muy fuerte, por lo que no se recomienda como perro de compañía. No obstante, estos canes son muy leales y afectuosos. Adoran salir a correr y suelen obsesionarse con seguir un rastro sin una razón aparente.

Su inteligencia se pone de manifiesto al momento de adiestrarlos, aunque se distraen con facilidad, por lo que resulta razonable que sean amaestrados por alguien experimentado. También son mascotas muy sociales y, aunque son inquietos, suelen disfrutar de siestas largas y profundas durante el día.

https://es.wikipedia.org/wiki/Portal:Perros https://es.wikipedia.org/wiki/Podenco