Qué hago si mi perro enfermo no come

Recuerda que si a pesar de todos los intentos por incentivar a tu can no logras hacerlo comer, tendrás que acudir con un veterinario para que evalúe la situación. La nutrición es crucial en un perro enfermo, así que no dejes que pase mucho tiempo sin comer.

Última actualización: 17 marzo, 2022

Los perros pueden enfermarse por muchas situaciones: resfriado, virus estomacal, glándulas anales llenas, etc. En estas situaciones es normal que el animal no tenga mucho apetito, pero en estas ocasiones es cuando más debe comer bien. Eso sí, deberán ser alimentos que le provean lo que necesita según la enfermedad que esté sufriendo.

Razones por las que un perro deja de comer

Antes de intentar saber por qué un perro enfermo no come, se necesita distinguir entre la pérdida del apetito y la incapacidad para comer. El primero hace que el can no sienta la necesidad de alimentarse, mientras que el segundo indica que a pesar de tener hambre, no es capaz de tomar sus alimentos.

Causas de la pérdida del apetito

La pérdida del apetito suele ocasionarse por el efecto secundario de las enfermedades que padezca la mascota. Esto se debe a que de manera indirecta o directa afectan el sistema nervioso o el sistema digestivo, lo que inhibe la sensación de hambre. Algunas causas por las que esto sucede son las siguientes:

  • Enfermedades metabólicas. Las hormonas controlan gran parte del metabolismo, lo cual incluye también la digestión y el apetito.
  • Enfermedades hepáticas. El hígado se encarga de procesar varios elementos de los alimentos, de manera que cualquier problema en este órgano podría ocasionar pérdida del apetito.
  • Enfermedades renales. Los riñones tienen un papel muy importante en la regulación y consumo de líquidos, por lo que están ligados a la digestión de manera indirecta.
  • Tumores. El crecimiento de masas celulares son capaces de ocasionar estragos en el metabolismo general del cuerpo, lo cual conlleva cambios que afectan también al sistema digestivo.
  • Estrés. El estrés ocasiona que el cuerpo produzca una hormona conocida como cortisol, la cual es capaz de desestabilizar el metabolismo del cuerpo.
  • Infecciones. Los procesos infecciosos pueden extenderse y afectar varios sistemas en el cuerpo.
  • Intoxicaciones. Ocasionan que ciertos mecanismos metabólicos dejen de funcionar de manera adecuada, lo cual incluso podría llegar a ser fatal

Causas de la incapacidad para comer

Por su parte, la incapacidad de comer es ocasionada por problemas en la cavidad oral del can. Debido a esto, le es imposible abrir la boca, masticar o tragar, lo que impide por completo la nutrición. Algunas de las causas más habituales son las siguientes:

  • Tumores. Algunos tipos de tumores crecen de manera específica en la zona de la boca, por lo que pueden llegar a impedir su movimiento.
  • Traumatismos. Los golpes pueden llegar a ocasionar dislocaciones o fracturas que no permiten mover con libertad el cuerpo. Claro está, los traumatismos que se presentan cerca de la boca le ocasionan al perro varios problemas para comer.
  • Infecciones bucales o nasales. Estos ocasionan varias molestias al momento de intentar ingerir los alimentos, por lo que los perros prefieren dejar de comer.
  • Obstrucciones. Cualquier obstrucción en el tracto digestivo genera fuertes malestares en el can. Por lo tanto, evitará comer para no sentir las molestias.
  • Laceraciones bucales. Las heridas bucales no suelen ocasionar muchos problemas en los canes, pero si se agravan, podrían incapacitar el movimiento de la mandíbula.

¿Qué hacer si mi perro enfermo ha dejado de comer?

La recomendación principal es acudir al veterinario, ya que es necesario revisar si el estado de salud del can corre algún riesgo. Ten en cuenta que su cuerpo se encuentra en una lucha por contrarrestar la enfermedad y necesita bastante energía. Por lo tanto, es fundamental que no se le deje sin comer durante mucho tiempo.

Una vez que se han asegurado que la vida del perro no corre peligro inminente, se realizarán varios exámenes para conocer si ha perdido el apetito o es incapaz de comer. Esto es crucial, pues así se determinará si este conflicto proviene de la enfermedad que le aqueja o es otro padecimiento diferente.

Según los resultados obtenidos por el veterinario, te podrá recomendar dos cosas: internarlo para cuidarlo de manera puntual en la clínica o llevarlo a casa con indicaciones médicas. En el primer caso, los profesionales se harán cargo de su nutrición y de su salud, mientras que en el segundo tendrás que llevarlo a casa para cuidarlo e incentivarlo a comer.

¿Por qué es necesario que mi perro enfermo coma?

Autor: LuAnn Snawder Photography

Eso mismo es lo que nosotros nos preguntamos cuando estamos enfermos. No tenemos ganas de nada y mucho menos de comer. Pero precisamente esa es la razón, es necesario consumir nutrientes para combatir la debilidad que sentimos. En el caso de tu perro, sucede exactamente lo mismo.

Cuando tu perro se enferma, todo su organismo se acelera para luchar en contra de la enfermedad, el virus o la bacteria que lo ocasiona. Por tanto, para equiparar la energía gastada, tu perro debe comer algo que le proporcione los nutrientes que esa aceleración del organismo le quita.

Debes tener en cuenta que según la enfermedad que tenga tu perro quizá sea necesario que no coma, aunque estos son casos extraños. El animal casi siempre deberá comer algo aun estando enfermo. Por eso es importante saber qué puede o no comer tu perro enfermo.

¿Qué le doy de comer a mi perro enfermo?

Lo primero que debes hacer es preguntar a tu veterinario si por la enfermedad que tu perro está sufriendo tiene restringido algún alimento que no se permita. Esto suele pasar en muchos casos con la leche, por ejemplo. Una vez sabido esto, podemos tener en cuenta estas recomendaciones según enfermedades:

  • Dolencias digestivas. En tales casos, el animal necesita proteínas digeribles y suaves de comer sin nada de grasa y con un añadido de fibra que beneficiará a su flora intestinal. Estas proteínas pueden ser tales como pollo, pescado o pavo que haremos digeribles y suaves cocinándolas al vapor o cocidas. Un añadido de fibra podrían ser unas judías verdes, por ejemplo. Todo cortado en trocitos pequeños y mezclado.
  • Diarreas y vómitosLas diarreas o vómitos causarán deshidratación en tu animal, por lo que necesitará líquidos. El agua por sí sola no le dará fuerzas, de manera que se le puede cocinar un caldo de pollo con verduras para que lo beba como agua, pero que tendrá nutrientes y vitaminas que le ayudarán a recuperarse.
  • Cáncer. Si tu perro tiene cáncer, necesitará una dieta rica en proteínas y grasas que le dé un alto nivel de energía debido al daño que el cáncer o la quimio (si está en tratamiento) pueden causar en él.
  • Daño renal. Si sus riñones no funcionan correctamente, su dieta debe estar basada prácticamente en vitaminas y con un mínimo de proteínas que darán fuerza al animal. Pero estas serán algo secundario. Nada de grasas.

Cómo hacer que mi perro enfermo coma

Aunque hayamos preparado una dieta para nuestro perro enfermo sabiendo que eso es exactamente lo que necesita, no significa que sea exactamente lo que el perro quiere. Por eso, no te sorprendas si el perro hace caso omiso del plato que le acercas con los ricos manjares que tan amorosamente te has molestado en prepararle.

Ahora bien, ¿qué hacer para que tu perro enfermo coma? Una idea es acercar la comida al perro durante quince minutos y retirarla aunque no haya comido. Hazlo cada dos horas. El perro entenderá que o la come en ese momento, o ya no podrá hacerlo.

Si después de todo, tu perro enfermo no quiere alimentarse, le tocará ser alimentado. Puedes triturar la comida e intentar dársela con una cuchara, o en casos más extremos, con una jeringuilla. No deben ser cantidades muy grandes, pues podrías hacer que tu perro enfermo vomite. Hazlo en pequeñas cantidades, pero repite la operación cada dos horas.

Si el veterinario te recetó algún fármaco para que tu perro enfermo se recupere, podrás mezclar este en la comida. El animal no lo notará y tú estarás matando dos pájaros de un tiro.

Si te esfuerzas en preparar los alimentos necesarios, después de haber consultado a tu veterinario, estamos seguros de que la recuperación de tu perro enfermo se acelerará a pasos agigantados. Como siempre te decimos, con amor, perseverancia, paciencia y constancia, cuidarás de forma espléndida a tu perro y harás de este un animal sano y feliz.

Imagenes cortesía de Christine und David Schmitt y  LuAnn Snawder Photography.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
Entendiendo las dietas para problemas de riñón en perros

Las dietas para problemas de riñón en perros deben estar adecuadamente balanceadas, pues estos canes tienen una salud delicada.



  • Brusa, M (2014) Compendio de enfermedades de los caninos y felinos domésticos. Libros de Cátedra. Universidad Nacional de La Plata. Recuperado el 16 de marzo de 2022, disponible en: https://core.ac.uk/download/pdf/20528361.pdf