¿Los gatos pueden comer pasta?

Los gatos pueden comer pasta, pero en realidad nunca se encontrarían con este alimento en el entorno natural. Al ser animales carnívoros, no tienen necesidad de recurrir a los carbohidratos para obtener energía.
¿Los gatos pueden comer pasta?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 03 junio, 2021.

Última actualización: 03 junio, 2021

Los seres humanos adoramos la pasta por naturaleza, ya que es una fuente excelente de energía con un sabor muy agradable. Del 50 al 60 % de la ingesta calórica diaria de una persona debe provenir de alimentos ricos en carbohidratos, entre los que se encuentran cereales, pan, pasta, arroz, tubérculos y algunas frutas. De todas formas, ¿sabes si los gatos pueden comer pasta?

Sin ninguna mala intención, los tutores tienden a humanizar a las mascotas. En el proceso, pueden llegar a darle al animal del hogar algunas comidas que creen que son buenas para él, pero en realidad le están causando problemas intestinales a largo plazo. En las siguientes líneas, exploramos si la pasta es un plato apto para gatos. No te lo pierdas.

La alimentación óptima para los gatos

Tal y como indican estudios, los gatos son animales indudablemente carnívoros. Esto quiere decir que su fuente primaria de energías son las proteínas, presentes en forma de tejido muscular, órganos y piel de las presas que consumen. Para que te hagas una idea, un ratón es 56 % proteína y 23,6 % grasas: la presa perfecta para un félido hambriento.

Debido a su naturaleza carnívora obligada —a diferencia de los perros, que son carnívoros facultativos—, la dieta de los gatos debe tener mínimo un 25 % de proteína, idealmente un 55 %. El otro 25-40 % de energía restante se obtiene en forma de materia grasa, mejor si esta proviene de fuentes naturales. Como veremos en líneas posteriores, los gatos no necesitan ingerir carbohidratos.

Además, los félidos —a diferencia de los humanos— no son capaces de sintetizar taurina, un aminoácido esencial para el funcionamiento del cuerpo de los vertebrados. Muchas carnes y pescados son ricos en este compuesto, otra razón más por la que la carne no puede faltar en la dieta de ningún gato doméstico.

Si el felino tiene una dieta baja en taurina, puede desarrollar problemas en el músculo cardíaco e inmunosupresión.

Un gato comiendo de su bol.

¿Los gatos pueden comer pasta?

Tal y como indica el documento Focus On Nutrition de la compañía Purina, los gatos pueden consumir carbohidratos, pero no los necesitan en su dieta. Si tenemos en cuenta que 75 de cada 100 gramos de pasta son carbohidratos puros, la pregunta ya planteada se responde por sí sola. Dicho de forma rápida y sencilla: no es necesario ofrecerle pasta a un gato.

Curiosamente, los felinos no utilizan cereales, pastas y panes como fuentes de energía, pero estos compuestos se suelen incluir en el pienso comercial para abaratar costes. La fuente citada con anterioridad estima que la tasa de digestión de estos alimentos en el aparato digestivo de un felino excede el 90 %. Esto quiere decir que, hasta ahora, los gatos se han habituado bien a estas comidas.

Así pues, un gato no necesita pasta para complementar su dieta, pero tampoco tiene por qué pasar nada malo si se le ofrece de forma esporádica. De todas formas, nunca se debe abusar, pues todo tutor entenderá que un felino jamás se encontraría con estos alimentos en su entorno natural.

¿Cómo ofrecerle al gato pasta de forma segura?

La mejor forma de ofrecerle pasta a un gato es hervida, sin ningún tipo de aderezo. La sal, el ajo, las salsas y otros condimentos aptos para humanos pueden causar estragos en la salud del  félido, así que nunca se deben adicionar al plato. Tampoco es apto darle al felino fideos instantáneos y otros procesados, pues contienen cantidades elevadas de sodio.

Además, estudios subrayan que los carbohidratos podrían llegar a fomentar la aparición de diabetes en el animal. Si bien esto se ha demostrado cuando se le administran al gato azúcares (carbohidratos) simples de forma constante, no se ha podido probar el efecto con carbohidratos complejos, como los presentes en arroz, pan o pasta.

¿Pueden comer pasta con tomate?

Con base en la misma premisa anterior, recomendamos que la pasta no se aderece con ningún tipo de condimentos. Lo que a nuestros ojos es una salsa procesada inocua, en realidad supone una cantidad elevada de sales, aditivos y calorías innecesarias. Además, según el organismo ASPCAla planta del tomate presenta solanina, un principio activo tóxico para perros, gatos y caballos.

La hiperlipidemia en gatos se contrarresta con la dieta.

Una adición nutricional innecesaria

Los gatos pueden comer pasta, pero con toda la información recogida, parece ser que su efecto sobre el organismo es como mínimo neutro, y en el peor de los casos, negativo. Por ello, no recomendamos que se adicione este alimento en la dieta del animal. Aunque para los seres humanos pueda tratarse de un plato delicioso, debes recordar que un félido jamás comería unos espaguetis en la naturaleza.

Si quieres variar la dieta de tu gato, te animamos a que le des carne cruda —siempre que haya sido sometida a un control sanitario estricto—, parcialmente cocida o en forma de guisos aptos para mascotas. Estos animales son carnívoros estrictos, así que la proteína debe ser la fuente principal de energía en todos los casos, sin excepciones.

Te podría interesar...
Beneficios de la comida húmeda para los gatos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Beneficios de la comida húmeda para los gatos

A la hora de elegir entre comida húmeda para gatos o pienso, pueden surgir dudas. Por ello, este artículo recoge los beneficios de la comida húmeda...