Mi gato me roba las cosas: ¿por qué?

Cuando un gato roba cosas, ya sea de su tutor o de otra persona, es un problema de conducta que se debe solucionar. Aquí tienes las claves para ello.
Mi gato me roba las cosas: ¿por qué?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 24 enero, 2022

No es raro encontrar historias de tutores cuyo gato les roba cosas y las esconde. En ocasiones las encuentran, en otras las pierden para siempre. Suelen ser cosas brillantes, como papel de plata, calcetines de colores o caramelos. El problema viene cuando se trata de joyas o las llaves del coche y no es posible localizarlas. ¿Qué hacer al respecto?

Si estás aquí porque tu gato es un ladrón de guante blanco, en este espacio te damos respuestas a su comportamiento, así como consejos para que tus posesiones más preciadas no desaparezcan para siempre (o para que tu felino no se trague nada que no debe). No dejes de leer.

¿Por qué un gato roba cosas a su tutor?

Son varias las explicaciones que se pueden dar a esta conducta, desde el propio instinto del félido hasta el mero aburrimiento. A continuación tienes las explicaciones más comunes de por qué un gato roba cosas a su tutor, así como consejos para hacer algo al respecto.

Instinto de caza

No se trata exactamente de que tu gato “cace” tus cosas, sino de que coge aquello que le resulta atrayente y se lo lleva a otro lugar. Cuando un felino obtiene una presa, no siempre se la come en el mismo sitio en el que la caza, ya que suele buscar primero un lugar a salvo de sus competidores.

Por eso, aunque no vaya a comerse tus calcetines, es posible que el félido tenga el instinto de llevárselos a otro sitio para que nadie se los quite.

Si tu gato hace esto, es probable que hayas encontrado algún alijo por la casa o sus exteriores, como el patio o el jardín. En este caso tienes varias opciones: asegurar todo aquello que no quieres que coja tu felino en un sitio al que no pueda acceder, impedirle el acceso a sus alijos, proporcionarle juguetes que sí le dejes esconder y más.

Lo importante, más allá de que te pierda un anillo o unas llaves, es que el felino no se coma ningún objeto que le produzca un problema digestivo. Algunos gatos son propensos a intentar ingerir aquello con lo que juegan, lo que puede terminar en una cirugía de urgencia.

Los gatos pueden querer escapar de casa.

Se aburre

Ante la falta de estimulación, los gatos buscan algo con lo que entretenerse en su entorno, como la mayoría de animales. Si no tienen juguetes que les gusten, es probable que cojan aquello que les llame la atención y se lo lleven a otro lugar para entretenerse. 

La solución a esto es simple: proporciona enriquecimiento a tu felino. Además de los juguetes, tienes la opción de los juegos de inteligencia, que tendrán al animal entretenido durante varios minutos. Por otro lado, también es fundamental que pases tiempo de calidad con él, ya sea jugando o socializando.

Quiere llamar tu atención

Es muy probable que hayas reaccionado al pillar a tu gato robándote algo. Ya sea regañándole o riéndote, el caso es que le has prestado atención y él ha aprendido que su estrategia funciona. Por eso, es posible que sus intentos de robar sean una manera de que le hagas caso.

El problema viene cuando el felino pierde objetos de valor, roba de forma compulsiva o se traga algo que no debe.

Si tu gato roba cosas para atraer tu atención, quizá es porque no le prestas toda la que necesita. Se trata, por tanto, de una señal de que debes pasar más tiempo con tu felino. No obstante, los robos son una conducta que se tiene que redirigir y para ello puedes seguir estos consejos:

  • Guarda a buen recaudo todo lo que no quieras que tu gato se lleve y aquello que tenga el potencial de ser un peligro para él.
  • Si tu gato roba cosas igualmente, ignóralo por completo (pero no pierdas de vista dónde esconde el botín). Recuerda que regañarle también es prestarle atención, así que evítalo.
  • Céntrate en responder solo cuando realice alguna acción positiva, como tratar de socializar contigo con ronroneos o cabezazos.
  • Pasa más tiempo con tu gato: si lo que necesita es atención, es posible que le estés dando menos de la que requiere. Establece una rutina para pasar algo de tiempo con él para darle la seguridad de que todos los días va a tener su ración de cariño.

¿Qué hago si mi gato roba cosas en el exterior?

Los gatos con acceso al exterior y que tienen la costumbre de llevarse aquello que les llama la atención es posible que aparezcan con cosas que no son suyas (ni tuyas). Ante este escenario, además de devolver el objeto en cuestión, quizá tengas que plantearte restringir las salidas de tu felino a la calle.

Piensa que, además de robar objetos a los vecinos, el felino podría estar comiéndose algo que le haga daño o tener un accidente dentro de la propiedad de otra persona.

Un gato callejero con la oreja mordida.

En cualquier caso, si este comportamiento se generaliza al exterior de la casa, es probable que sea hora de acudir a un etólogo felino. No tengas reparo en pedir ayuda, pues lo más importante es que tu gato sea feliz y no tenga conductas de riesgo, y en ocasiones se necesita más de una cabeza pensante para conseguirlo.

Te podría interesar...
¿Pueden los gatos comer maíz?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Pueden los gatos comer maíz?

El maíz no es un alimento tóxico para los gatos, ¿pero los felinos pueden comer de este cereal y obtener múltiples beneficios?